martes, 24 de enero de 2017

EL COLUMNISTA DE ABC ANTONIO BURGOS SE BURLA DE LA DESPEDIDA DE MIGUEL BOSÉ A SU SOBRINA BIMBA

eldiario.es, 23/01/2017

El periodista le ha preguntado al tío de la artista y modelo fallecida a "dónde" le deseaba buen viaje

Las redes sociales se han copado de mensajes de condolencia por la muerte de Bimba Bosé, también por parte de personalidades de la moda, el cine, la música e incluso la política

Bimba Bosé muere a los 41 años


Éste es Antonio Burgos: un fascista, un meapilas 
y un hipócrita. Y a esto le llaman periodista.

Las redes sociales se han llenado hoy de condolencias por la muerte de Bimba Bosé, muy querida en el mundo de la moda, el cine y la música de nuestro país. Uno de los mensajes más sentidos ha sido el de su tío, Miguel Bosé, quien ha rendido homenaje en Twitter a su "hija querida" deseándole "buen viaje".

A continuación, Twitter se ha llenado de mensajes señalándole a Burgos el mal gusto de dicho tuit. El periodista ya ha suscitado la polémica en redes en otras ocasiones, como cuando llamó en su columna "tiorras feas" a las líderes de la CUP y Bildu. Miguel Bosé ha recibido, por otro lado, numerosas muestras de afecto por la pérdida de su sobrina.

Porque han sido muchas las celebridades que han querido recordar a la modelo, DJ, cantante y actriz, fallecida este lunes en Madrid a causa de un cáncer a los 41 años. También políticos, como Pedro Sánchez o Inés Arrimadas, han mostrado su pésame.

sábado, 21 de enero de 2017

SEMANA NEGRA PARA EDUARDO INDA Y FRANCISCO MAHUENDA

Gabriel Arias
Fórmula TV, 19/01/2017

¿Cómo se llama la película?: Dos fachas, muy fachas.


Malas noticias para dos de los tertulianos más polémicos de la televisión. Eduardo Inda y Francisco Marhuenda, habituales de los platós de televisión, atraviesan una semana negra al verse comprometidos, o bien por la justicia, o bien por las acusaciones de un presunto corrupto.

En el caso de Marhuenda, quien le ha puesto contra las cuerdas es Francisco Granados, el ex secretario general del PP que lleva más de dos años en la cárcel por su implicación en la Operación Púnica. La pasada Nochebuena, Granados le envió una carta para reprocharle que se hubiera dirigido a él con desprecio durante una de sus apariciones televisivas. Según Granados, Marhuenda se refirió a él en en un debate de 'Al rojo vivo' como "un paleto y un hortera de Valdemoro que no sabe ni comer".

En la misiva, publicada por un periódico de Valdemoro, queda claro que a Granados le molestaron sobremanera estas palabras del director de La Razón, motivo por el que ha desvelado un detalle que, de ser cierto, deja muy mal parado al periodista. Granados asegura que Marhuenda se aprovechó de sus contactos políticos para beneficiarse económicamente en la compra de una nave de este pueblo madrileño.

"¿Te aprovechaste de tus contactos para fines espurios?"

Granados pide a Marhuenda que explique en 'Al rojo vivo" una cuestión que se le olvidó contar: "¿Por qué tienes esa nave precisamente en Valdemoro?. Qué casualidad ¿no?. Seguramente has olvidado que cuando buscabas una nave no miraste en Internet ni fuiste a una inmobiliaria, acudiste a este paleto de Valdemoro para que te pusiera en contacto con el Alcalde (también imputado) a ver si te encontraba algún "chollo". Hablaste con él, con el Concejal de Urbanismo (también imputado) y con los técnicos. Y ¡oh casualidad!, allí te instalaste. ¿puedes explicar por qué te aprovechaste de tus "contactos políticos" para fines espurios? ¿por qué no hiciste como todo el mundo? ¿cuanto te ahorraste? ¿pagaste comisión ó "mordida" a alguien? ¿cómo explicas que te beneficiaras económicamente gracias a tu relación con los, según tú, corruptos, pelotas, horteras y sinvergüenzas de la "Púnica"?".

El periódico infoLibre ha conseguido contactar con Francisco Marhuenda para que aporte su versión al respecto. El director de La Razón dice que las acusaciones de Granados son "disparatadas", sin embargo, reconoce que habló con el alcalde de Valdemoro acerca de la compra que pretendía hacer en este municipio. Según el periodista, el político le ofreció "buscar alguna oportunidad" en el pueblo, algo a lo que él respondió que "en todo caso, tenía que ser dentro de la legalidad". "Pero aquella conservación quedó en nada", asegura. Conversación esta que se produjo durante una comida a la que asistieron Marhuenda, el alcalde y otras personas.

Según el tertuliano, finalmente optó por comprar la nave a Bankinter, y matiza que decidió hacerlo en Valdemoro porque un amigo suyo, catedrático de Historia, también tiene una nave en este pueblo que le sirve para guardar sus libros. De hecho, es precisamente para esto para lo que Marhuenda utiliza este edificio de 400 metros cuadrados: para almacenar los 60.000 libros que posee.

La jueza carga contra Inda

En cuanto a Eduardo Inda, el periodista se enfrenta a un supuesto delito de injurias y calumnias por las noticias que publicó El Mundo en 2014 sobre la presunta financiación ilegal del PSOE de Castilla-La Mancha. La juez considera que él (y también Esteban Urreiztieta, Santiago González y Casimiro García Abadillo) publicaron estas informaciones "de forma no contrastada e infundada", según publica eldiario.es.

Para sostener esta acusación, la magistrada se refiere a una cuestión que resultó determinante en la investigación. Los periodistas aportaban como prueba unos correos electrónicos que supuestamente confirmaban que el Gobierno de José María Barreda facilitó que una empresa, Cuadrifolio, amañase facturas para poder financiar irregularmente al partido. "Dicha información se basaban en unos emails cuya autenticidad no fue contrastada, el email publicado aparecía enviado desde el dominio jccm.com, cuando el dominio de la Junta de Castilla-La Mancha es jccm.es", subraya la jueza. "No consta que tales informaciones fueran comprobadas de forma diligente".

La Fiscalía de Castilla-La Mancha abrió diligencias en dos ocasiones para investigar este supuesto caso de corrupción destapado por El Mundo, sin embargo, ambas fueron archivadas. Tras varios días llevando en su portada estas noticias, el periódico cesó las informaciones repentinamente y publicó una carta de rectificación. Ahora, la jueza pide una fianza de un millón de euros que tendrán que repartirse entre estos cuatro periodistas, y pide también que se abra juicio oral contra ellos.

miércoles, 18 de enero de 2017

LOS PERIODISTAS DE TVE CONTABILIZAN 48 CASOS DE MANIPULACIÓN O CENSURA EN LOS ÚLTIMOS TRES MESES

Jaime Olmo
Infolibre, 16/01/2017

Incluyen dobles raseros, confusión entre información y opinión, banalización, amarillismo, autopromociones y viajes pagados

Aparecen los nombres de la vicepresidenta Soraya, Rita Barberá, Ramón Espinar, Fernández Díaz, o el alcalde de Alcorcón



El Consejo de informativos reseña hasta 48 casos de malas prácticas informativas en la televisión pública estatal en los últimos tres meses. En un informe, que supera las ciento cuarenta páginas, destaca manipulaciones, censuras, dobles raseros o amarillismos entre octubre y diciembre. También da cuenta de viajes pagados que se traducen en noticias más cercanas a la propaganda que a la información y recuerda la marginación de profesionales en favor de personal de confianza de la dirección.


El órgano de representación profesional realiza una cronología detallada de noticias y coberturas informativas que consideran “infringen la ley de la radio y televisión pública y el estatuto y el manual de estilo de CRTVE. Como en anteriores ocasiones, el CdI ha analizado en profundidad algunos casos, en ocasiones atendiendo a denuncias internas de profesionales, otras veces por las quejas que nos dirigen los afectados de la mala praxis y otras de oficio”. Esta es la relación resumida:


6 octubre. Mala praxis. La Mañana informa sobre el intento de suicidio de José Bretón con un supuesto directo desde la cárcel de Herrera de la Mancha cuando el redactor en realidad está en Almuñécar, Granada.


8 octubre. Censura. Durante el fin de semana (días 8 y 9 de octubre), tan solo la página web de RTVE informa sobre los nuevos audios que desmontan la acusación del exministro José Manuel Soria contra la candidata de Podemos, la jueza Victoria Rosell. La información fue retirada de la web poco después.

10 octubre. Censura. El TD1 no informa sobre el powerpoint del PP donde se indica a los alcaldes populares cómo crear cajas B.

11 octubre. Doble rasero. El TD1 cuenta en colas (hacia el final del informativo) el archivo de la pieza política del supuesto fraude de los cursos de formación en Andalucía que afectaba a 24 ex altos cargos del PSOE. Contrasta la brevedad de la información con el espacio dedicado a este asunto antes del archivo de la causa.

11 octubre. Falta de equilibrio. El programa La Mañana ofrece un debate sobre los tuits injuriosos que ha recibido el niño Adrián, enfermo de cáncer que quiere ser torero. El consejo detecta falta de equilibrio a favor de quienes defienden la tauromaquia frente a los antitaurinos, así como descalificaciones gratuitas e injustificadas contra los defensores de los animales.

12 octubre. Censura. Los telediarios no informan sobre el contrato de la exministra Ana Mato como asesora del grupo popular en el Parlamento Europeo. El nombramiento coincide con el juicio del caso Gürtel, donde está inculpada como “partícipe a título lucrativo”.

13 octubre. Poca sensibilidad social. El TD1 trata en colas el informe de la Red Europea contra la Pobreza. Según sus datos, más de 13 millones de españoles, un 28% de la población, está en riesgo de pobreza y exclusión social. El TD2 no lo da.

18 octubre. Manipulación. El Congreso reprueba al exministro Fernández Díaz. El TD2 recoge esta información en un breve de 20 segundos. Hay que recordar que los telediarios ya censuraron las grabaciones entre el director de la Oficina Antifraude de Cataluña y el ministro del interior en funciones, de las que se deducía que buscaban pruebas para incriminar a dirigentes políticos nacionalistas en casos de corrupción.

19 octubre. ¿Publicidad o información? El TD1 emite una pieza elaborada por la jefa del área de Economía, Cecilia Gómez Salcedo, sobre la apertura de una nueva línea aérea entre Madrid y Tokio de la compañía Iberia. Para elaborar la información se desplazó un equipo durante una semana con cargo a la compañía aérea. El consejo considera que la pieza se ajusta más a un vídeo promocional que a una información de interés público.

20 octubre. Censura. El TD1 emite una pieza sobre la jornada Pensar las pensiones que organizan los diarios Expansión y El Mundo. La información, de 1:40 segundos, censura la intervención de Carlos Bravo, especialista en pensiones y responsable de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO, que alerta sobre la posible quiebra del sistema.

20 octubre. Manipulación. El TD1 emite una información sobre balance del terrorismo de ETA elaborada por el jefe de área de Nacional. Se centra exclusivamente en la actividad policial contra la banda desde que se anunció el “cese de la actividad armada”. La pieza es una simple enumeración de casos —“una detención cada dos semanas”— sin contexto ni análisis. “La policía y la Guardia Civil han seguido trabajando para desmantelar definitivamente a ETA”, asegura, y no se abordan cuestiones esenciales como la entrega de las armas o la política de dispersión de presos.

20 octubre. Desigual tratamiento. El que reciben la imputación de Rita Barberá por un supuesto delito de blanqueo de dinero y la decisión del Tribunal Constitucional de anular la ley catalana que prohíbe las corridas de toros. El TD1 abre con un supuesto: “Los toros podrían volver a Cataluña”. Además de la imagen de portada, también es la primera noticia que se desarrolla en el Telediario y se le dedican 4 minutos 50 segundos con unas colas de llamada, dos piezas y tres directos. Este despliegue informativo contrasta con el tratamiento que se le da a la información de que Rita Barberá “tendrá que declarar como imputada en el Supremo por un delito de blanqueo de capitales”. En este caso la noticia se cubre con un titular y un directo de 40 segundos en el minuto 15 del Telediario. La pieza enviada por el Centro Territorial de Valencia que completaba la noticia no se
emitió.

25 octubre. Opinión, no información. Última ronda de consultas del rey para designar candidato a la presidencia del Gobierno. El consejo recibe varias quejas sobre la introducción de opiniones personales en las piezas y directos de determinados redactores contratados, en la mayor parte de los casos favorables al Gobierno o el partido que lo sustenta.

26 octubre. Manipulación. El TD1 incluye en sumarios una manifestación que todavía no se ha producido en Venezuela contra la suspensión del referéndum revocatorio, mientras olvida las manifestaciones en más de 50 ciudades españolas contra la LOMCE y las reválidas. La información se cubre en el minuto 25 con una pieza sin directo.

31 octubre. Información o propaganda. Mariano Rajoy jura su cargo como presidente del gobierno ante el rey. El Consejo de Informativos constata el uso de lenguaje oficialista en los telediarios que recuerda al utilizado por el No-Do.

1 noviembre. Banalización. El TD1 incluye en sumarios el supuesto rechazo de Bisbal a que Chenoa le dé un beso durante el concierto de Operación Triunfo emitido por TVE. “Ha sido”, dice el texto, “uno de los momentos televisivos del año...”

2 noviembre. Censura. Los telediarios no informan sobre la subida del precio de la luz según la organización de consumidores Facua: en los seis últimos meses la factura ha subido un 24,6 %, 14,75 euros de media con respecto a abril.

3 noviembre. Marginación de la redacción veterana en el área de Economía. Una redactora recientemente contratada asume las piezas sobre el paro en el TD1 y TD2, y además realiza el directo desde el Ministerio de Economía para informar sobre el nombramiento de los nuevos ministros. Los redactores fijos del área de Economía hacen llegar un escrito de protesta por su marginación profesional al director de Informativos. El Consejo de Informativos publica un comunicado de apoyo y exige el cese inmediato de la jefa del Área, Cecilia Gómez Salcedo. La redacción de Torrespaña se solidariza con ellos y 150 periodistas firman un escrito de protesta que entregan al director de los SS.II.

9 noviembre. Censura. La edición del TD2 modifica las colas sobre las previsiones de crecimiento de la economía española y elimina el dato de que el déficit crecerá 7 décimas por encima de lo previsto según la Comisión Europea.

11 noviembre. Reclamación de Ramón Espinar. El CdI recibió una queja del secretario general de Podemos en Madrid, Jesús María Montero Delgado, por el tratamiento informativo dado en TVE a la operación de venta de un piso de Ramón Espinar, diputado de esa organización en la Asamblea de Madrid.

14 noviembre. Censura. El TD1 dedica casi tres minutos de información al próximo congreso del PP anunciado por Mariano Rajoy. Sin embargo, no se habla sobre la continuidad en la Secretaría General de María Dolores de Cospedal tras ser nombrada ministra de Defensa, una de las cuestiones más debatidas dentro del partido.

15 noviembre. Manipulación. El TD2 coloca como sexto sumario el primer paso dado por la oposición en el Congreso para derogar la LOMCE. El consejo realiza un seguimiento de las noticias de educación en las dos últimas semanas de noviembre.

16 noviembre. Amarillismo. La sección de internacional recoge en “breves” estas tres informaciones: “Perú: le clavan un cuchillo en la cabeza”; “México: operan al hombre más gordo del mundo”; “México: un niño conduce a 100 kilómetros por hora”. El consejo advierte de nuevo sobre la creciente ola de noticias de crímenes y sucesos que invaden los telediarios y sobre la banalización de los contenidos, también en el área de Internacional.

17 noviembre.  Rechazo a nuevos directivos. El CdI reprueba los últimos nombramientos de la dirección de los Servicios Informativos: María José Sastre, editora del TD1, y Elena Sánchez Pérez, directora adjunta de Los Desayunos.

17 noviembre. Censura. Polémicas palabras de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, en la Asamblea: “Con nuestra política fiscal hemos recaudado casi 3.000 millones de euros que nos están sirviendo para financiar los servicios básicos en aquellas comunidades donde ustedes gobiernan, como en Andalucía. Los madrileños están pagando 3.000 millones de euros para que los andaluces tengan educación, sanidad y demás. Esta es la realidad señoría”. Los telediarios no recogen estas declaraciones y solo el día después se hacen eco de la polémica que han generado, con una entradilla y dos totales (Cifuentes y Susana Díaz).

20 noviembre. Televisión católica. El TD1 le dedica un sumario, más entradilla, directo, pieza y colas, a la clausura del Jubileo de la Misericordia, en Roma, un despliegue excesivo para la relevancia de la noticia. El consejo recuerda que esta televisión, como el propio Estado, es aconfesional y debe tratar a todas las religiones por igual.

22 noviembre. Mala praxis. Una redactora contratada del área de Economía da el resultado de una votación en el Congreso cuando todavía no se ha producido. El directo, a las 21:08, asegura que se ha aprobado la proposición de ley de Unidos Podemos para subir el salario mínimo interprofesional, cuando la votación no tiene lugar hasta las 21:15.

22 noviembre. Falta de equilibrio. Reunión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados. La pieza, elaborada por una de las adjuntas del área de Economía, suscribe las tesis del Gobierno, incluye dos totales de Fátima Báñez, intervenciones de PSOE, Ciudadanos y Podemos (solo estas últimas críticas con la actuación del ejecutivo) y, en un ejemplo más de bocadillo, se cierra con declaraciones del Partido Popular.

23 noviembre. Desproporción. Muere Rita Barberá. Los telediarios ensalzan la figura de la exalcaldesa de Valencia, pasan de puntillas sobre el proceso de corrupción en el que está imputada, minimizan las críticas y el vacío que le hizo su propio partido y llegan a decir que el Supremo “ha anunciado que archiva la causa contra ella” cuando ese hecho todavía no se había producido. Por el contrario,  dedican una pieza de dos minutos y 11 totales a la ausencia de Podemos en el minuto de silencio que guarda la Cámara baja en su memoria. La biografía de la política valenciana, elaborada por una redactora contratada, no incluye ninguna de las polémicas declaraciones de la fallecida, ni se escuchan sus frases más célebres: “El caloret faller", "Qué hostia, qué hostia". Además, cierra la crónica exculpando al PP de Valencia de financiación ilegal: “Declaró voluntariamente ante el juez, negando que el PP de Valencia tuviera una caja B”.

24 noviembre. Autopromoción. El programa Los Desayunos dedica 14 minutos a la llamada “pena de Telediario” en relación con la muerte de Rita Barberá. Durante ese tiempo se alude reiteradamente al libro Noticias, las justas coordinado por el presentador del programa, Sergio Martín, y al capítulo titulado Pena de telediario, escrito por la editora del TD2, María Eizaguirre.

25 noviembre. Censura. Se conocen las declaraciones de David Pérez, alcalde de Alcorcón, realizadas en 2015, en las que acusa a las mujeres feministas de ser "frustradas, "amargadas", "rabiosas" y "fracasadas". Los telediarios no emiten el corte de vídeo con sus palabras y se limitan a recoger la polémica de los días siguientes.

25 noviembre. Doble rasero. El Centro Territorial de Murcia no cubre un acto del Día contra la Violencia de Género, en Murcia capital, con la excusa de que es la tarde del viernes, se queda viejo para el lunes y, además, hay que contratar a una productora. Sin embargo, sí que contrata los servicios externos de una productora para cubrir la fiesta navideña del Partido Popular en Archena ese mismo viernes por la tarde.

28 noviembre. Censura. Tampoco recogen los telediarios las declaraciones de Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, en el Club Siglo XXI, en las que compara las condiciones salariales de una camarera de piso de hotel con las de su hermano médico.

28 noviembre. Censura. Los telediarios no informan sobre la huelga de teleoperadores que afecta a 100.000 trabajadores, ni de las manifestaciones que realizan en varias ciudades.

1 diciembre. Banalización. Publicidad. El TD1 incluye en sumarios el desfile de Victoria's Secret en París, “más que un desfile, un espectáculo”.

1 diciembre. Manipulación. Publicidad. El grupo norteamericano Cordich pretende construir a las afueras de Madrid un gran centro de ocio, con hoteles y casinos. La información del Telediario incluye totales de un portavoz de la empresa y de la presidenta de la comunidad, Cristina Cifuentes ("bueno para Madrid, bueno para España") favorables al proyecto, pero no recoge ninguna opinión en contra. Elude, además, hacer referencia a Eurovegas, la polémica iniciativa, similar a ésta también en Madrid, que acabó naufragando.

1 diciembre. Doble rasero. Por el contrario, el TD dedica un directo, batería de totales y pieza a la decisión del Ayuntamiento de Madrid de cerrar al tráfico la Gran Vía y otras calles del centro durante el puente de diciembre y la navidad. Durante varios días los telediarios informan con directos y piezas sobre la situación en el centro de Madrid, pero el 12 de diciembre, cuando la alcaldesa hace balance “positivo”, no se recogen sus declaraciones.

1 diciembre. Censura. El TD1 dedica un directo desde las Tablas de Daimiel al centenario de los parques nacionales, pero no informa sobre las protestas de Greenpeace contra los sondeos de la empresa Gas Natural en Doñana.

2 diciembre. Doble rasero. El TD2 dedica unas colas a la petición del fiscal de imputar al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, por fraude, prevaricación, falsedad y malversación de caudales públicos en la construcción de un auditorio cuando era alcalde de Puerto Lumbreras. A las colas van pegadas unas declaraciones exculpatorias del propio presidente: “15 denuncias del PSOE contra mí, las 15 archivadas”. Además, el Consejo de Informativos recibe dos quejas por la cobertura ofrecida en el informativo territorial de Murcia al caso Auditorio los días 23 de noviembre, 7 y 9 de diciembre de 2016.

3 diciembre. Manipulación. Informe Semanal emite Presunción de inocencia, reportaje que responsabiliza a los políticos y a la prensa de la muerte de Rita Barberá.

5 diciembre. Manipulación. El fiscal, en su alegato final, reprocha a los directivos de Caja Madrid su “actitud primitiva, casi depredadora” en el uso de las tarjetas black. Los telediarios incluyen la información en “breves”. No oímos al fiscal ni se destacan sus argumentos; los breves se ciñen a las penas que pide para los acusados.

12 diciembre. Censura. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aparca el coche oficial en el carril bus de la Gran Vía para hacer unas compras en el Primark. Los telediarios no dan esta información.

12 diciembre. Manipulación y censura. El ministro de Fomento reconoce en Los Desayunos que España rescatará a las autovías de peaje privadas que tienen una deuda de 3.400 millones. La información del TD1 se limita a colas y total. El TD2 sigue la misma fórmula y rechaza incluir unas declaraciones de Antonio Hernando del PSOE en contra de esta decisión: “Le exigimos al gobierno que nos explique por qué tenemos que asumir los ciudadanos estos 3400 millones de euros por la mala cabeza de los gobiernos y de los ministros de Fomento del PP”. Además, edición corta el siguiente texto de las colas en el que se explicaba la posición del Partido Socialista: “El PSOE ha pedido la comparecencia urgente del ministro de Fomento en el Congreso para que explique por qué tienen que asumir los ciudadanos este coste”.

12 diciembre. Manipulación. Presunto fraude en la sanidad valenciana cuando el PP estaba en el poder: facturas irregulares en el Hospital de Castellón por valor de 8 millones de euros. El TD1 le dedica unas colas de 22 segundos y dos totales, Carmen Montón, actual consejera de Sanidad y María José Catalá, del PP. Cierran la información las declaraciones de la representante del Partido Popular.

13 diciembre. Errores en piezas de Economía. El Consejo de Informativos hace público un informe sobre dos piezas elaboradas por una redactora contratada y uno de los responsables del área de Economía que contienen errores de bulto. El Consejo denuncia una vez más la marginación de los redactores veteranos en esta área del Telediario.

15 diciembre. Comparación con ETA. El Consejo de Informativos hace público un comunicado en el que “deplora y rechaza ser comparado con ETA” por el director de Informativos No Diarios, Jenaro Castro.

20 diciembre. Censura. Competencia estudia por qué en diciembre se ha disparado en un 30% el precio de la electricidad. El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, José María Martín Quemada, califica la subida como “inquietante”. Los telediarios no recogen esta información pese a que las declaraciones de Martín Quemada se han producido en el programa Las Mañanas de RNE.

21 diciembre. Censura y Falta de sensibilidad. Gobierno, PSOE y Ciudadanos llegan a un acuerdo para prohibir que se les corte la luz a las familias especialmente vulnerables. La información no muestra ninguna familia en situación de pobreza energética. El Consejo de Informativos lamenta que los colectivos más golpeados por la crisis económica se vean una vez más excluidos de los telediarios.

Falta de pluralismo e independencia

En el amplio escrito se han estudiado, según el CdI, “ejemplos de falta de pluralismo y objetividad, de doble rasero en la selección de la información dependiendo de si afecta positiva o negativamente al Partido Popular”. Según los periodistas de TVE son innumerables los casos detectados de censura. La mayoría quedan registrados en la cronología de este informe y su “abundancia es muy preocupante”. En los actuales informativos de TVE no caben las noticias que dan datos negativos sobre la economía; tampoco suelen tener hueco los problemas de la sanidad o la educación o sobre aspectos sociales que preocupan a los españoles, como la subida de la luz o la pobreza energética. En este sentido, se censuran, por ejemplo, las manifestaciones contra la LOMCE, la visión crítica de un experto de CCOO en un foro sobre pensiones, la polémica por unas declaraciones de Cristina Cifuentes sobre financiación autonómica.

“La manipulación es práctica frecuente”, prosiguen, “en informaciones sobre temas clave. También se examinan otras malas prácticas, como la mezcla de información y opinión en noticias elaboradas por la llamada redacción paralela, la falta de pluralismo en las mesas de tertulianos, la utilización de invitaciones para recompensar a algunos redactores, la recuperación de un lenguaje oficialista que a veces recuerda al antiguo No-Do o el uso de espacios informativos para la autopromoción de directivos.

“Resulta demasiado amplio e inabarcable para este CdI el abanico de irregularidades e infracciones al código deontológico periodístico de los actuales informativos de TVE", señala el informe, que acaba constatando que se incumple la actual ley al no “garantizar la información objetiva, veraz y plural, que se deberá de ajustar plenamente al criterio de independencia profesional y pluralismo político, social e ideológico presente en nuestra sociedad”.

martes, 17 de enero de 2017

¿QUÉ EMPRESARIOS ESPAÑOLES VIAJARON CON EL REY PARA HACER NEGOCIOS CON LA DICTADURA SAUDÍ?

Librered, 17/01/2017
Fuente:
Antonio M. Vélez
El Diario, 17/01/2017



El Gobierno español se niega a facilitar el listado detallado con los directivos de veinte empresas privadas que han acompañado al rey Felipe VI en la visita oficial a Arabia Saudí que arrancó el pasado sábado y que ha culminado este lunes con los empresarios españoles con intereses en ese país “ contentos”, como recoge La Vanguardia, y con el monarca español “convencido” de que llegarán más adjudicaciones para las empresas españolas en territorio saudí.

El pasado viernes, en vísperas del viaje, tras consultar a la Casa Real (que remitió a la Secretaría de Estado de Comercio y a su organismo adscrito ICEX Exportación e Inversiones), eldiario.es solicitó a Comercio (dependiente del Ministerio de Economía) la relación actualizada de empresarios que viajarían con el rey un día después. La secretaría de Estado se negó e invitó a consultar a Exteriores, que este lunes confirmaba que se trata de un asunto “competencia” de Comercio.

Finalmente, y tras remitirse inicialmente a la CEOE (que de nuevo pasó la pelota a Economía), la secretaría de Estado facilitó el lunes por la tarde una relación incompleta de 20 empresas privadas con un responsable por cada una de ellas y sin identificar a cada ejecutivo, pese a que hay compañías que han enviado a varios representantes. El grueso de la delegación son constructoras y firmas de ingeniería.

Por Acciona ha acudido el “vicepresidente”, cargo que ocupa Juan Ignacio Entrecanales; por OHL, el “presidente”, Juan Villar-Mir de Fuentes; por Técnicas Reunidas, el “presidente”, el octogenario exministro José Lladó Fernández-Urrutia; por ACS Cobra (filial industrial de la constructora de Florentino Pérez), el “presidente”, Eugenio Llorente; de FCC constan al menos dos: el director de Construcción Industrial de FCC Construcciones, (correspondería a Pablo Colio) y el director para Oriente Medio de FCC Aqualia.

Por la firma vasca Idom, Economía menciona al director general de Infraestructuras (se trataría de Álvaro Rey); por la asturiana TSK, a su consejero delegado, Arturo Betegón; por Sacyr, el director de desarrollo de Sacyr Construcción; por Sener, al director general en Oriente Medio; por la consultora de ingeniería Typsa, el “presidente”, Pablo Bueno; y por Elecnor, el “director general”.

El resto de cargos del sector privado que menciona Economía son los de la presidenta del suministrador de equipos militares Arpa (Clara Arpa); el presidente de CAF, Andrés Arizcorreta; el presidente de Talgo, Carlos de Palacio Oriol; un “vicepresidente” de Indra; el “presidente” del fabricante de luminarias MCI; su homólogo del despacho de abogados Herbert Smith; el primer ejecutivo del grupo de energía fotovoltaica X-Elio, Jorge Barredo; y la consejera delegada de Mondragón Wintec, que gestiona cuatro centros de formación profesional en el país, Dorleta Urrutia.

Sector público

El listado incluye a ejecutivos de compañías públicas y semipúblicas: el presidente de CESCE y anterior secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz; el presidente del consorcio del AVE a La Meca, Jorge Segrelles, y los presidentes de la ingeniería estatal Ineco, Jesús Silva, Renfe, Juan Alfaro, y Navantia, José Manuel Revuelta.

En la comitiva que ha acompañado al rey también ha viajado el presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Fernando Marti; el director internacional de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet; y, por parte de la patronal CEOE, el vicepresidente, Joaquín Gay de Montella, y su responsable de Relaciones Internacionales, Narciso Casado.

Los representantes del Gobierno han sido los ministros de Exteriores, Alfonso Dastis (que se ha cuidado de criticar las violaciones de los derechos humanos en Arabia Saudí), y Fomento, Íñigo de la Serna, acompañados por los secretarios de Estado de Infraestructuras (Julio Gómez-Pomar), Comercio (María Luisa Poncela) y Defensa (Agustín Conde).

En el listado incompleto facilitado por Economía no figuran algunos nombres que avanzó la semana pasada El Economista. Entre “ los VIP que acompañan al Rey” estarían, según este diario, el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, el consejero delegado de OHL, Tomás García Madrid, y el director general de Construcción de esta empresa, Ignacio Botella. OHL habría enviado, por tanto, al menos tres directivos a la gira saudí de Felipe VI.

Durante la visita del rey a Riad, las autoridades saudíes han ratificado la prórroga de 14 meses y el pago de 150 millones de euros por sobrecostes a las empresas españolas para que terminen las obras del AVE a La Meca. El acuerdo estrella, pendiente de cerrarse, era un macropedido para la construcción de buques de guerra (cinco corbetas) y una base naval por más de 2.000 millones de euros para los saudíes, que permitiría salvar la crítica situación de la estatal Navantia y sería el mayor contrato de la historia de esta empresa naval en el exterior.

lunes, 9 de enero de 2017

¿HACIA UNA NUEVA EDAD DE HIELO EN 10 AÑOS?

Cazatormentas, enero 2017

[La culpa de la ola de frío la tiene Donald Trump y toda esa caterva de negacionistas amigos suyos... Mientras tanto, para que no nos olvidemos de la maldición calentológica que os amenaza los medios han puesto el foco en un enorme iceberg que se está desgajando de los hielos del Polo Sur. Menos que el público somos tontos y que no hemos caído que en la Antártida es verano y cierto deshielo es normal con la subida de temperaturas.]

Jan Abrahamsz Beerstraaten: “Het Paalhuis en de Nieuwe Brug te Amsterdam in de Winter,” ilustrando el duro invierno en la Pequeña Edad de Hielo en los Países Bajos

Muchos aficionados a la meteorología se preguntan (nos cuestionan) acerca de la posibilidad de que una nueva Edad de Hielo pueda acontecer en nuestro tiempo, durante los próximos años. La razón: de todos es sabido que el sol se encamina hacia una fase de casi nula actividad y esto debería provocar que el clima de la Tierra se enfríe.

Para poner más luz a este asunto, nos hacemos eco de un estudio de investigación realizado por la Universidad de Northumbria, que indica que tendremos que esperar a la década de 2030 a 2040 para vivir una etapa similar a la que tuvo lugar entre los s. XVII y XVIII cuando tuvo lugar el Mínimo de Maunder.


Nuevo estudio de investigación

Este trabajo de investigación liderado por V. Zharkova y que fue expuesto durante el desarrollo del Encuentro Nacional de Astronomía en Llandudno, en Gales, ha analizado el campo magnético de fondo de todo el disco solar durante tres ciclos completos de actividad (del 21 al 23).

Como recordaréis, hace unas semanas compartimos con vosotros otro estudio en el mismo campo realizado por el MetOffice del Reino Unido.



Análisis de componentes principales

El nuevo estudio aplica el denominado análisis de componentes principales el cual permite reducir la dimensión de los datos y el ruido estadístico para identificar solo las ondas que contribuyen en mayor medida a los datos de observación.

Con este procedimiento los científicos descubrieron que  las ondas magnéticas se generan en el Sol por pares, de forma que el par principal es suficiente para generar el 40% de la variación de los datos.

Es decir, se puede considerar al par principal de ondas como responsable de las variaciones del campo dipolar del Sol, que cambia su polaridad de polo a polo en cada ciclo de actividad de once años.

Variación de las manchas solares

Aplicando este método empezaron por predecir la actividad magnética del sol durante el actual ciclo solar que arrancó en 2008: el ciclo número 24. Los datos coincidieron en un 97% con las observaciones directas.

A continuación pasaron a prever los dos ciclos siguientes (el 25 y el 26) descubriendo que el par principal de ondas provocará en ese periodo un número de manchas muy escaso provocando una acusada disminución de la actividad solar entre 2030 y 2040, comparable a las condiciones que existieron durante el Mínimo de Maunder.

Abraham Hondius, “The Frozen Thames, looking Eastwards towards Old London Bridge”

Disminución de la radiación solar de 3W/m2

El adormecimiento del sol implicaría una disminución de la radiación solar del orden de 3W/m2, más del doble de lo habitual, lo que provocaría inviernos extremos e incluso veranos muy fríos.

Según los investigadores el futuro mínimo tendría una duración de al menos tres ciclos solares (unos 30 años).


LOS CASCOS BLANCOS ENVENENAN EL AGUA QUE CONSUMEN CINCO MILLONES DE SIRIOS

Marat
Asaltar los cielo, 06/01/2017



Tras la liberación de la parte oriental de Alepo por el ejército sirio, numerosos grupos milicianos se desmoralizaron y negociaron la rendición con el gobierno de Damasco, entre ellos los que ocupaban el valle de Wadi Barada, cerca de Damasco. Pero a los milicianos que se rindieron les sustituyeron los de Al-Qaeda - Frente Al-Nosra.

Por Wadi Barada transita el río que suministra agua potable a los cinco millones de habitantes de Damasco, por lo que el 22 de diciembre los chicos de Al-Qaeda - Frente Al-Nosra contaminaron las instalaciones con diesel, creando un problema muy serio en la capital siria.

Inmediatamente el ejército tuvo de lanzarse al asalto del referido valle y los de Al-Nosra colocaron explosivos en la planta de agua potable y la destruyeron el 27 de diciembre. Los equipos de reparación no han podido acceder al lugar, que está cubierto por el fuego de los salafistas.

Entonces se produce una curiosa negociación entre unos y otros. Los grupos que se llaman a sí mismo “civiles” y que controlan Wadi Barada envían una carta el ejército sirio poniendo varias condiciones para que puedan acceder a reparar las instalaciones de agua. El original de la carta es el que encabeza esta entrada.

Es lo mismo que durante los bombardeos de Alepo: el Frente Al-Nosra utiliza a la población civil para chantajear al ejército sirio e imponer sus condiciones. Veamos más de cerca a una de las organizaciones “civiles” que firman el chantaje:



En el sitio web de los Cascos Blancos aparece con más claridad el logo, idéntico al anterior:



Pueden leer el lema de los Cascos Blancos, más falso que un euro de cartón: “Actuamos neutral e imparcialmente, por todos los sirios”. Está escrito en inglés porque no se dirige a los árabes sino para que caigan en la trampa los que están a miles de kilómetros de distancia.

Después de desaparecer de Alepo y de tratar de envenenar a cinco millones de personas, los Cascos Blancos ya no parecen tan “humanitarios” como antes. Más bien se han puesto en evidencia como lo que son: una rama más de Al-Qaeda, que a su vez es una rama de los imperialistas británicos.

Tras la caída de Alepo, la guerra parece entrar en una etapa aún más sucia, si cabe. Actuando de manera coordinada con Wadi Barada, el Califato Islámico ha cortado desde el Éufrates el acceso al agua en Alepo. Al mismo los postes de la red eléctrica de alta tensión que abaste a Damasco también han sido derribados. También han cortado la red de suministro de gas de la capital siria.

Es algo que hasta ahora nunca había ocurrido a lo largo de seis años de guerra.

¿QUIÉN NECESITA LA BASURA EN EL PERIODISMO? SOBRE EDUARDO INDA Y LA MENTIRA

Juan Carlos Monedero
Comiendo tierra, 08/01/2017



El filólogo alemán Viktor Klemperer nos dejó un libro escalofriante acerca de cómo el nazismo convirtió la lengua alemana en propaganda de guerra.  Lingua Tertii Imperii: Notizbuch eines Philologen (1947) repasa, como un diario de notas, la banalización del lenguaje y de las formas en los momentos previos al auge de los nazis. Registrando ese giro en mercados e instituciones, en la radio y en los carteles, veía que la falta de respeto a las ideas alternativas implicaba una voluntad exclusiva de arrastrar al fango al adversario para que, una vez allí, sus ideas no valieran nada. El siguiente paso estaba servido: cuando tus ideas no valen nada, estás a un paso de que venga alguien a decir que tú tampoco vales nada. Pasó lo mismo en España, donde ser declarado “antiespañol” te llevaba a una fosa común, donde te podían fusilar por no ir a misa, haber votado a partidos de izquierda durante la República o ser homosexual. Porque todas esas cosas eran contrarias a la nación española, que era un instrumento de Dios, eterna y en lucha contra los herejes.

Desde que la irrupción de Podemos en el panorama político español ya era un hecho, el nivel de debate televisivo con personas de esta formación ha cobrado repetidas veces tintes que, desgraciadamente, recuerdan esa época. Y está manchando la democracia española. La discusión en los programas donde está el “periodista” Eduardo Inda están alcanzando un patetismo y unas formas que en la academia se explican como “telebasura”. No hay posibilidad de sentarse en los platós a donde esté invitado este personaje con pocos escrúpulos sin que el debate se convierta en un vertedero. Anoche, un catedratico de economía respetado mundialmente tuvo que abandonar La Sexta Noche y el conductor, faltando a la verdad, dijo que era la primera vez que eso ocurría. Ya vamos siendo muchos los que nos negamos a ir a determinados programas si está este sucedáneo de periodista. Somos ya muchos los que nos sentimos expulsados de La sexta noche por culpa del mal hacer de Inda.

Es verdad que si un biólogo serio se sienta a debatir con un creacionista que está convencido de la teoría de la costilla de Adán, difícilmente podrá salir limpio, pero la solución no es dejar esos espacios para que los ocupen gentes sin escrúpulos. Algo está fallando en el formato. Los periodistas operan como tertulianos, de manera que la persona a la que se ha invitado como entrevistada se ve obligada a responder a opiniones desinformadas de periodistas que actúan como si fueran ellos los entrevistados, eso sí, sin rendir cuentas. Hace unas semanas, Carolina Bescansa, de Podemos, pidió explicaciones a Inda por su condición de maltratador (no pagar la pensión a su mujer e hijos) y el conductor decidió que eso era un asunto personal que no se debía tratar. Esos periodistas sin escrúpulos obtienen “licencia para matar”. Y que la verdad no estropee una buena ejecución en la plaza mayor de las televisiones. Paga la democracia.

La información es un bien público que se suministra privadamente. Pero esa condición privada no autoriza cualquier comportamiento. Un periodista que miente a sabiendas que miente es como un médico que se presta a poner su conocimiento al servicio de asuntos ilegales. ¿A quién le interesa que estos personajes pululen por las televisiones? Se ha demostrado que Inda miente a sabiendas (por ejemplo, falsificando facturas para colocar titulares contra Podemos), se ha reunido con Comisarios de policía que, igualmente han falsificado información, se ofrece como propagandista para  hacer públicas mentiras en tiempos electorales o, invariablemente, siembra basura con el único fin de desprestigiar a Podemos. Es una persona con pocos escrúpulos, como se demuestra, además, por sus comportamientos privados. ¿Qué democracia es la nuestra que hace que alguien de esta calaña tenga espacio privilegiado en los medios españoles?

La banalización de la información, el intento de envilecimiento de los que opinan de determinada manera, la persecución de Podemos, el insulto a personas de trayectoria académica irreprochable, el machismo, la falta de cortesía, el derecho a mentir son asuntos que explican por qué ganan los Trump y dan cuenta del auge de la extrema derecha. Los que leen esas informaciones aun sabiendo que no son verdad -sólo porque atienden sus gustos políticos- son los mismos que terminan orinándose en la democracia. En los años treinta, el periodismo mercenario terminó poniéndose al servicio del fascismo. Sabemos que el incendio del Reichstag fue obra de los nazis pero al día siguiente los periódicos salieron acusando a los comunistas. ¿Se imaginan ustedes qué periodistas saldría en España haciendo esa tarea encargada por los nazis?

En la Alemania de Hitler, esos periodistas mercenarios chantajeaban con sus informaciones. Tenían sus redes de delatores, investigadores privados, gente sin moral alguna, buscando secretos de particulares, políticos y empresarios, para después cobrar por el simple hecho de no ser publicados. Esas “pantallas periodísticas” chantajeaban de manera recurrente a grandes empresas, que pagaban por ahorrarse salir en los medios. Este comportamiento mafioso convirtió a ese “periodismo de amenaza” en un gran negocio del que, a menudo, formaban parte jerarcas nazis. La extrema derecha siempre -siempre- se forra.

Las derivaciones de la prensa en España ha llevado a la cárcel a Miguel Bernad, Presidente de la agrupación de extrema derecha Manos Limpias. La relación entre Manos Limpias, la UDEF y el falso Informe PISA contra Pablo Iglesias salió a relucir incluso en el juicio en marcha. Aquella falsa información ocupó, por supuesto, unas cuantas portadas del periódico de Inda. Fue este mismo “periodista” quien afirmó: “sigo pensando, y a lo mejor me equivoco, que Miguel Bernad es un hombre honrado”. Un buen periodismo de investigación debiera dar cuenta en España del falso periodismo de investigación. Para que la prensa en España no siga aquellos derroteros. Y si hay empresarios extorsionados, es un buen momento para que hagan sus denuncias.

Volvemos a la pregunta ¿por qué se está permitiendo que ese periodismo basura llene de estiercol el debate político en España?

jueves, 5 de enero de 2017

LAS GUERRAS SUCIAS CONTRA PUTIN

Guadi Calvo
Sott, 02/01/2017


Ese acto desesperado del premio Nobel de la Paz 2009, que puso al mundo al borde de un holocausto nuclear, no solo generó la inmediata y taxativa respuesta de Moscú, de que iba a impedir que esos ataques se concreten, sino también provocó que el Reino Unido, por primera vez en la larga historia de alianzas militares con Estados Unidos, desistiese de acompañarlo a una nueva aventura bélica. Por entonces, como siempre Francia en su eterno papel de segundón, se lanzó a acompañar a Obama, pero la operación al-Ghutta, ya se había desmontado, se supo que las armas tóxicas usadas contra la población civil, habían sido robadas de los arsenal del coronel Gaddafi, una vez derrotado, además de que se había denunciado la presencia de 15 agentes del Mossad en el lugar de los hechos, de quienes nunca se supo más nada. 

En al-Ghutta, Obama vivió uno de los mayores papelones de la historia de Estados Unidos; y habilitó a Putin a ocupar el centro de la escena mundial; Francia, como siempre desde la Conferencia de Yalta, fue nuevamente condenada a observar la gran Historia desde afuera. 

El fin de la unipolaridad, tampoco ha impuesto, como muchos analistas insisten una multipolaridad. 

Seamos realistas, en el mundo solo tres países tienen voz y son obviamente: Estados Unidos, Rusia y China, los demás empezando por el descoyuntado bloque de la Unión Europa, son corifeos y muchos de ellos cada vez más desafinados. 

Principalmente naciones que han optado por el vasallismo y la apatía, así como aquellos que han perdido su soberanía gracias a que sus gobernantes se han sometido a la patocracia estadounidense para obtener beneficios particulares. EEUU crea monstruos imaginarios que ellos mismos controlan, y con el miedo generado, proponen soluciones extremas que solo benefician su propia agenda. 

Tras la irrupción de Moscú en el conflicto sirio, irrupción cada vez más comprometida, y más allá de los ingentes esfuerzos de Occidentes, las monarquías sunitas del golfo, Israel y Turquía, estamos presenciando el milagro de Aleppo, y aunque sin dudas la muerte seguirá campeando por los campos sirios, el terrorismo ha recibido un golpe tan demoledor, que de no mediar un gigantesco apoyo económico y militar de sus patrocinadores, la suerte definitiva está echada. 

El Presidente Bashar al-Assad, fundamentalmente, acompañado por Vladimir Putin, el presidente iraní Hasán Rouhaní y al secretario general del grupo libanés chií Hezboláh, el mítico Hassan Nasrallah quedan como los grandes triunfadores de una de las más pavorosa guerras de los últimos treinta años. 

UNA de las guerras más pavorosas de los últimos años. No podemos olvidar el genocidio estadounidense en Afganistán, Irak, Pakistán, Libia. Y los miles de muertos civiles en Siria derivados de sus bombardeos indiscriminados, y en manos de los "rebeldes moderados" y grupos terroristas que ellos mismos patrocinan. 

Sin duda los think tank de occidente habían tenido muy en cuenta la posibilidad de que las estrategias de Occidente contra Siria, para intentar luego golpear a Irán podían fracasar y que de ese fracaso Putin, pudiera beneficiarse políticamente a nivel interno y por sobre todo, a nivel internacional. 

El golpe de estado en Ucrania de 2013, y el inicio de un conflicto en una geografía muy cara para el imaginario ruso, fue una buena manera de abrir una herida y mantenerla sangrante todo el tiempo posible y necesario. 

Occidente, no solo intentó golpear a Rusia en Ucrania, desde hace años y particularmente, desde su decidida acción para terminar con la guerra en Siria, las operaciones y las provocaciones contra Moscú se multiplican desde los territorios o bien de la ex Unión Soviética, o de los pertenecientes a el Pacto de Varsovia. Intentando limitar la influencia rusa en esos territorios ya sea en lo político, económico y militar. 

La reconquista de Crimea por parte de Rusia, fue lo que terminó de poner los pelos de punta a la OTAN, y a la Unión Europea, por lo que se hizo llover más sanciones económicas contra Moscú, acompañando a las ya aplicadas por su "injerencia" en las nuevas republicas del este ucraniano, Donetsk y Lugansk. 

La reactivación del frente oriental. 

Los enemigos del Presidente Putin, no permitirán que la demoledora victoria de Aleppo, se pueda disfrutar a pleno, más allá de la campaña mediática, con que intentan convertirlo en vez de un libertador en un genocida, en esta última semana se ha reactivado en el este ucraniano la guerra que parecía mantenerse en estado vegetativo. 

Desde el 18 de diciembre en las cercanías de Svetlodarsk, en la región de Donetsk, fuerza de Kiev, han comenzado a movilizarse, lo que provocó la rápida acción de los separatistas, que provocaron, según las fuentes, entre una veintena y más de 300 bajas. 

A finales de noviembre, en Minsk la reunión entre Ucrania, Rusia, Francia y Alemania, en la procura de un plan de discusiones para la solución pacífica del conflicto, fracasó como ya han fracasado todas las búsquedas de una salida pacífica del conflicto. 

El frente de guerra a las puertas de Rusia, sigue activo y sin duda se continuará expandiendo, según las necesidades de Occidente. 

El gobierno del presidente Petro Poroshenko, se ahoga en la crisis económica, corrupción y el empantanamiento de la guerra. 

Ya ni siquiera controla a los grupos neo nazis que lo llevaron al poder y que en estos días han realizados varios pogromos, contra la importante comunidad judía de Kiev incluso, contra uno de los sitios más sagrado de la comunidad judía en Ucrania la tumba del rabino hasidí Najman de Bratslav, al sur de Kiev, visitada cada año por miles de judíos. 

El reciente escándalo, tras la difusión de documentos que compromete al presidente Poroshenko, lo pone cada vez más cerca del despeñadero. 

Alexander Onishchenko, un rico empresario ucraniano que ha debido escapar de su país, difundió documentos que señalan los intereses económicos de Poroshenko, detrás de las incursiones del ejército ucraniano en Donbass. El informe devela los contratos militares de las empresas del presidente ucraniano con el ejército. 

Esta situación obliga al Fondo Monetario Internacional (FMI) a callar a pesar de que ese dinero fue prestado a Ucrania con otro destino, pero la ligazón entre el FMI y la OTAN, hacen que su directora la cuestionada Christine Lagarde, se mantenga en un sigiloso silencio, ya que Poroshenko garantiza el conflicto en la frontera rusa. 

Sin duda, occidente no perdonara a Putin haber roto la unipolaridad y con ellos los planes de expansión planetaria de empresas tanto estadounidenses, como europeas. 

Por ello será perseguido, quizás el asesinato del embajador ruso en Ankara, Andrei Karlov la semana pasada o la remota posibilidad de que el avión Tupolev-154 caído en el Mar Negro, con 91 personas, que se dirigía a Siria, pueda haber sido un acción terrorista, los convierta también víctimas de las muchas guerras contra Putin.

martes, 3 de enero de 2017

DESCONTENTO FABRICADO: EL PUEBLO DE SIRIA NUNCA DESEÓ LA REVOLUCIÓN

Stephen Gowans
what's left, 22/10/2016

Traducción en exclusiva de los editores de Sott.net en español 

Al parecer, la izquierda estadounidense aún tiene que entender que Washington no intenta derrocar a los neoliberales. Si el presidente sirio Bashar al-Assad fuera un devoto del Consenso de Washington -como parece creer Eric Draitser de Counterpunch- el gobierno de los Estados Unidos no habría estado pidiendo que Assad dimitiera desde el 2003. Tampoco supervisaría la guerrilla islamista contra su gobierno, sino que lo protegería.



Hay una idea instalada en algunos círculos de que, como Eric Draitser indicó en un artículo reciente en Counterpunch, el levantamiento en Siria "comenzó como una respuesta a las políticas neoliberales y la brutalidad del gobierno sirio", y que "el contenido revolucionario del lado rebelde en Siria ha sido marginado por una mezcolanza de yihadistas financiados por Qatar y Arabia Saudí". Que yo haya notado, esta teoría parece estar basada en un argumento por aserción, no en la evidencia.

Una revisión de los informes de prensa en las semanas inmediatamente anteriores y posteriores al brote de disturbios en Daraa, generalmente reconocido como el comienzo del levantamiento, no ofrece indicios de que Siria estuviera a las puertas de un levantamiento revolucionario, ya sea antineoliberal o de otro tipo. Por el contrario, los periodistas que representaban a la revista Time y al New York Times afirmaban que el gobierno contaba con un amplio apoyo, que los críticos admitían que Assad era popular y que los sirios mostraban poco interés en la protesta. Al mismo tiempo, describieron la agitación como una serie de disturbios que involucraron a cientos, y no a miles o a decenas de miles de personas, guiados por una agenda en gran parte islamista y exhibiendo un carácter violento.



La Hermandad Musulmana de Siria, trató de derrocar
 a Hafez al-Assad de 1976 a 1982.

La revista Time informó que dos grupos yihadistas que más tarde jugarían papeles principales en la insurgencia, Jabhat al-Nusra y Ahrar al-Sham, ya estaban operando en vísperas de los disturbios, mientras que sólo tres meses antes, los líderes de la Hermandad Musulmana expresaron "su esperanza de una revuelta civil en Siria". Los hermanos musulmanes habían declarado hace décadas una disputa sangrienta contra el partido gobernante Baazista de Siria. Ellos se oponían violentamente al secularismo del partido y habían estado envueltos en una lucha de vida y muerte contra los nacionalistas árabes seculares desde la década de 1960, además, habían estado involucrados en luchas callejeras con partidarios baazistas desde finales de los años cuarenta. (En una de esas batallas, Hafez al-Assad, el padre del actual presidente, que se desempeñaría como presidente de 1970 al 2000, fue atacado con un cuchillo por un adversario perteneciente a los Hermanos Musulmanes.) Desde el 2007, los líderes de la Hermandad se reunieron frecuentemente con el Estado estadounidense y el Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, así como con la Iniciativa de Alianza para el Medio Oriente, financiada por el gobierno de los Estados Unidos, que asumió el papel manifiesto de financiar organizaciones en el exterior que estuvieran destinadas a los derrocamientos - tarea que la CIA había hecho encubiertamente. 

Washington ha estado conspirando para purgar la influencia nacionalista árabe en Siria desde mediados de los años cincuenta, cuando Kermit Roosevelt, quien diseñó el derrocamiento del primer ministro iraní, Mohammad Mossadegh, para nacionalizar la industria petrolera de su país, conspiró con la Inteligencia británica para animar a los Hermanos Musulmanes a derrocar a un triunvirato de líderes nacionalistas y comunistas árabes en Damasco que Washington y Londres percibieron como una amenaza para los intereses económicos occidentales en Oriente Medio. 

Washington canalizó el tráfico de armas hacia los mujahedeen de la Hermandad en los años ochenta para llevar a cabo una guerra de guerrillas urbana contra Hafez al-Assad, a quien catalogaron los de la línea dura en Washington como "comunista árabe". Su hijo, Bashar, continuó el compromiso de los nacionalistas árabes con la unidad (de la nación árabe), la independencia y el socialismo (árabe). Estos objetivos guiaron al Estado sirio -como lo habían hecho los estados nacionalistas árabes de Libia, bajo Muammar Gaddafi, e Irak, bajo Sadam Husein. Los tres Estados fueron apuntados por Washington por la misma razón: sus compromisos nacionalistas árabes se enfrentaron fundamentalmente con la agenda imperialista estadounidense para el liderazgo global de los Estados Unidos. 

La negativa de Bashar al-Assad a renunciar a la ideología nacionalista árabe consternó a Washington, que se quejaba de su socialismo, la tercera parte en la Santa Trinidad de los valores baazistas. Los planes para derrocar a Assad (basados en parte en su rechazo a aceptar el neoliberalismo de EE.UU.) ya estaban preparándose en Washington en el 2003, si no antes. Si Assad estuviera defendiendo el neoliberalismo, como Draitser y otros sostienen, esto de alguna manera fue pasado por alto en Washington y Wall Street, que se quejaban de las políticas económicas decididamente antineoliberales de una Siria "socialista". 

Una pelea a muerte se intensifica con la ayuda de EE.UU. 

A finales de enero de 2011, se creó una página en Facebook llamada The Syrian Revolution 2011. Se anunció que un "Día de la Furia" se celebraría el 4 y el 5 de febrero. [1] Las protestas "fueron un fracaso", informó Time. El día de la furia se convirtió en el día de la indiferencia. Además, la conexión con Siria era tenue. La mayoría de los cantos gritados por los pocos manifestantes que asistieron fueron sobre Libia, exigiendo que Muammar Gaddafi -cuyo gobierno estaba sitiado por insurrectos islámicos- dimitiera. Se planificaron nuevas protestas para el 4 y el 5 de marzo, pero también obtuvieron poco apoyo. [2] 

La corresponsal de Time, Rania Abouzeid, atribuyó el fracaso de que los organizadores de la protesta no obtuvieran un apoyo significativo al hecho de que la mayoría de los sirios no se oponían a su gobierno. Assad tenía una reputación favorable, especialmente entre las dos terceras partes de la población por debajo de los 30 años de edad; y las políticas de su gobierno eran apoyadas extensamente. "Incluso los críticos reconocen que Assad es popular y es considerado cercano a la enorme cohorte juvenil del país, tanto emocionalmente, como ideológicamente y, por supuesto, cronológicamente", dijo Abouzeid, añadiendo que a diferencia de "los derrocados líderes proamericanos de Túnez y Egipto, la política exterior hacia Israel, el fuerte apoyo a los palestinos y a los grupos militantes de Hamas y Hezbollah están en línea con el sentimiento popular sirio". Assad, en otras palabras, tenía legitimidad. El corresponsal de Time añadió que "conducir por su cuenta a la Mezquita Umayyad en febrero para participar en oraciones para celebrar el cumpleaños del Profeta Muhammad y pasear por el concurrido mercado del Souq Al-Hamidiyah con un bajo perfil de seguridad" lo ha "ayudado a hacerse querer, personalmente, por el pueblo". [3] 

Esta representación del presidente sirio (un líder que se encariñó con su pueblo y que estaba en sintonía ideológica con el sentimiento popular sirio) chocó estrepitosamente con el discurso que surgiría poco después de la irrupción de violentas protestas en la ciudad siria de Daraa, menos de dos semanas más tarde, y se implantaría en el discurso de los izquierdistas estadounidenses, incluido Draitser. Pero en vísperas de los acontecimientos indicativos de Daraa, Siria estaba siendo remarcada por su quietud. Nadie "espera levantamientos masivos en Siria", dijo Abouzeid, "y, a pesar de alguna muestra de disidencia de vez en cuando, muy pocos quieren participar". [4] Un joven sirio dijo a Time: "Hay mucha ayuda del gobierno para los jóvenes, nos dan libros gratis, escuelas gratis, universidades gratis". (A duras penas se parece al cuadro del Estado neoliberal que Draitser pinta.) Continuó: "¿Por qué habría una revolución?, tal vez haya un uno por ciento de posibilidades". [5] El New York Times compartió este punto de vista. Siria, según el periódico, "parecía inmune a la ola de levantamientos que arrasaban en el mundo árabe". [6] Siria estaba libre de agitación. 

El levantamiento que se extendió por toda Siria 
fue encendido en la antigua ciudad de Deraa

Pero el 17 de marzo, hubo un violento levantamiento en Daraa. Hay recuentos contradictorios de quién o qué la provocó. Time informó que la "rebelión en Daraa fue provocada por el arresto de un puñado de jóvenes que pintaron una pared con grafitis contra el régimen". [7] Robert Fisk del Independent ofreció una versión ligeramente diferente. Informó que "los oficiales de inteligencia del gobierno golpearon y mataron a varios niños que habían garabateado grafitis contra el gobierno en las paredes de la ciudad". [8] Otro recuento sostiene que el factor que provocó el levantamiento en Daraa ese día fue un excesivo y desproporcionado abuso de poder por parte de las fuerzas de seguridad sirias en respuesta a las manifestaciones contra el arresto de los muchachos. "Había algunos jóvenes dibujando grafitis en la pared, y fueron encarcelados, y como sus padres querían que volvieran, las fuerzas de seguridad realmente les hicieron retroceder de manera muy, muy dura". [9] Otro recuento, del gobierno sirio, niega que cualquiera de esas historias haya sucedido. Cinco años después del evento, Assad le dijo a un entrevistador que "no sucedió, sólo fue propaganda, oímos hablar de ellos, nunca vimos a esos niños que fueron llevados a prisión en ese momento. Así que parece ser una narrativa falaz". [10] 

Pero mientras que sí hubo desacuerdo sobre lo que provocó el levantamiento, hubo poco desacuerdo con respecto a que el levantamiento fuera violento. El New York Times informó que "los manifestantes incendiaron la sede del partido gobernante Ba'ath y otros edificios gubernamentales [...] y se enfrentaron con la policía [...] Además de la sede del partido, los manifestantes quemaron el principal tribunal de la ciudad y una sucursal de la compañía telefónica SiriaTel". [11] Time agregó que los manifestantes prendieron fuego a la oficina del gobernador, así como a una sucursal de una segunda compañía del teléfonos móviles. [12] La agencia de noticias del gobierno sirio, SANA, publicó fotografías de vehículos en llamas en su sitio web. [13] Claramente, ésta no fue una demostración pacífica, como se describiría más adelante. Tampoco fue un levantamiento masivo. Time informó que los manifestantes eran cientos, no miles o decenas de miles. [14] 

Assad reaccionó inmediatamente a las negociaciones de Daraa, anunciando "una serie de reformas, incluyendo un aumento salarial para los trabajadores públicos, una mayor libertad para los medios de comunicación y los partidos políticos, y una reconsideración de la normativa de emergencia"[15] (una restricción, durante tiempos de guerra, de las libertades políticas y civiles que fue invocada porque Siria estaba oficialmente en guerra con Israel). Antes de finales de abril, el gobierno rescindiría "la ley de emergencia de 48 años de duración del país" y aboliría "la Corte Suprema de Seguridad del Estado". [16] 

¿Por qué hizo el gobierno estas concesiones? Porque eso es lo que exigieron los manifestantes de Daraa. Los manifestantes "se reunieron en la mezquita Omari de Daraa y sus alrededores, coreando sus demandas: la liberación de todos los presos políticos [...] la abolición de la ley de emergencia de Siria de 48 años de duración, más libertades y el fin de la corrupción generalizada". [17] Estas demandas eran consistentes con las peticiones articuladas a principios de febrero en la página de Facebook The Syrian Revolution 2011 de "poner fin al estado de emergencia en Siria y poner fin a la corrupción". [18] Una petición para liberar a todos los presos políticos también fue hecha en una carta firmada por los clérigos publicada en Facebook. Las demandas de los clérigos incluían levantar el "estado de ley de emergencia, liberar a todos los detenidos políticos, detener el hostigamiento de las fuerzas de seguridad y combatir la corrupción". [19] Liberar a los detenidos políticos equivaldría a liberar a los yihadistas, o, para usar la designación corriente en Occidente, "terroristas". 

El Departamento de Estado había reconocido que el Islam político era la principal oposición en Siria [20]; Los yihadistas constituían la sección principal de los opositores que probablemente estarían encarcelados. Que los clérigos exigieran que Damasco liberara a todos los presos políticos era igual, en efecto, a que el Estado Islámico exigiera que Washington, París y Londres liberaran a todos los islamistas detenidos en prisiones estadounidenses, francesas y británicas por cargos de terrorismo. No se trataba de una demanda de empleo y de una mayor democracia, sino de una demanda de liberación de activistas instruidos con el objetivo de crear un Estado Islámico en Siria. La petición de levantar la ley de emergencia, similarmente, parecía tener poco que ver con el fomento de la democracia y más con la ampliación del espacio para que los yihadistas y sus colaboradores organizaran la oposición al Estado secular. 

Una semana después del estallido de la violencia en Daraa, Rania Abouzeid, de Time, informó que "no parece haber llamadas generalizadas a la caída del régimen o a la eliminación del presidente relativamente popular". [21] De hecho, las demandas emitidas por los manifestantes y los clérigos no habían incluido llamamientos para que Assad dimitiera. Y los sirios se estaban reuniendo con Assad. "Hubo otras manifestaciones en la capital en apoyo al presidente", [22] supuestamente superando en número a los cientos de manifestantes que aparecieron en Daraa para quemar edificios y coches, y luchar contra la policía. [23] 

El 9 de abril, menos de un mes después de los acontecimientos en Daraa, Time reportó que se habían desencadenado una serie de protestas y que el islam estaba desempeñando un papel prominente en ellas. Para cualquiera que estuviera familiarizado con la sucesión de huelgas, manifestaciones, disturbios e insurrecciones de décadas de duración, que la Hermandad Musulmana había estado organizado contra lo que consideraba el gobierno "infiel" baazista, esto parecía una historia que se repetía. Las protestas no estaban alcanzando una masa crítica. Por el contrario, el gobierno continuaba disfrutando de "la lealtad" de "una gran parte de la población", informó Time. [24] 

Los islamistas desempeñaron un papel principal en la redacción de la Declaración de Damasco desde principios del siglo XXI, la cual exigía un cambio de régimen. [25] En 2007, los Hermanos Musulmanes, el arquetipo del movimiento suní político islamista que inspiró a Al-Qaeda y su progenie, Jabhat al Nusra y el Estado Islámico, se unieron a un exvicepresidente sirio para fundar el Frente Nacional de Salvación. El frente se reunió con frecuencia con el Departamento de Estado de los Estados Unidos y el Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, así como con la Iniciativa de Alianza del Medio Oriente financiada por el gobierno de los Estados Unidos [26], que hizo abiertamente lo que la CIA hizo encubiertamente: canalizar dinero y entrenamiento a miembros de la Quinta Columna en países a cuyos gobiernos Washington se oponía. 

En 2009, apenas dos años antes de la irrupción del malestar en todo el mundo árabe, la Hermandad Musulmana siria denunció al gobierno nacionalista árabe de Bashar al-Assad como un elemento extranjero y hostil en la sociedad siria que necesitaba ser eliminado. Según el pensamiento del grupo, la comunidad alauita, a la que pertenecía Assad y a la que los Hermanos consideraban herejes, usaba el nacionalismo árabe secular como una tapadera para avanzar furtivamente en una agenda sectaria para destruir Siria desde dentro, oprimiendo a los "verdaderos" musulmanes (es decir, los suníes). En nombre del islam, el régimen herético tendría que ser derrocado. [27] 

Unos tres meses antes del brote de violencia de 2011 en Siria, el erudito Liad Porat escribió un escrito para el Crown Center for Middle East Studies, con sede en la Universidad de Brandeis. "Los líderes del movimiento -concluyó el estudioso- continúan expresando su esperanza de una revuelta civil en Siria, en la que 'el pueblo sirio cumplirá su deber y liberará a Siria del régimen tiránico y corrupto'". La Hermandad destacó que estaba comprometida con una lucha a muerte contra el gobierno secular árabe nacionalista de Bashar al-Assad. Un acuerdo político con el gobierno era imposible porque sus líderes no eran parte de la nación siria musulmana sunita. La afiliación a la nación siria estaba limitada a los verdaderos musulmanes, afirmaron los hermanos, y no a los herejes alauitas que abrazaron tales credos no islámicos extranjeros como el nacionalismo árabe secular. [28] 

Que la Hermandad Musulmana de Siria desempeñó un papel clave en el levantamiento que estalló tres meses después fue confirmado en 2012 por la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos. Un informe filtrado de la agencia dijo que la insurgencia era sectaria y dirigida por la Hermandad Musulmana y Al-Qaeda en Irak, el precursor del Estado Islámico. El informe continuó diciendo que los insurgentes estaban apoyados por Occidente, las monarquías petroleras del Golfo Árabe y Turquía. El análisis predijo correctamente el establecimiento de un "principado salafista", un estado islámico, en el este de Siria, señalando que esto era deseado por los partidarios extranjeros de la insurgencia, que querían ver a los seculares nacionalistas árabes aislados y separados de Irán. [29] 

Los documentos preparados por investigadores del Congreso de Estados Unidos en 2005 revelaron que el gobierno estadounidense estaba sopesando activamente el cambio de régimen en Siria mucho antes de los levantamientos de la Primavera Árabe de 2011, desafiando la opinión de que el apoyo estadounidense a los rebeldes sirios se basaba en un "levantamiento democrático" y demostrando que era simplemente la extensión de una política de largo plazo que buscaba derribar al gobierno de Damasco. De hecho, los investigadores reconocieron que la motivación del gobierno estadounidense para derrocar al gobierno nacionalista árabe secular en Damasco no estaba relacionada con la promoción de la democracia en Oriente Medio. De hecho, señalaron que la preferencia de Washington era por las dictaduras seculares (Egipto) y las monarquías (Jordania y Arabia Saudita). 

El impulso para perseguir el cambio de régimen, según los investigadores, era un deseo de barrer cualquier impedimento para el logro de los objetivos estadounidenses en Oriente Medio; relacionados con el fortalecimiento de Israel, la consolidación de la dominación estadounidense en Irak y el fomento de las economías de libre mercado y de libre empresa. La democracia nunca fue una consideración. [30] Si Assad promovía las políticas neoliberales en Siria, como sostiene Draitser, es difícil entender por qué Washington citó la negativa de Siria a aceptar la agenda estadounidense de mercados abiertos y la libre empresa como una razón para cambiar el gobierno de Siria. 

Para subrayar el punto de que las protestas carecían de amplio apoyo popular, el 22 de abril, más de un mes después de la revuelta de Daraa, Anthony Shadid del New York Times informó que "las protestas, hasta ahora, parecían no estar a la altura de la agitación popular de las revoluciones en Egipto y Túnez". En otras palabras, más de un mes después de que sólo centenares (y no miles o decenas de miles) de manifestantes se rebelaran en Daraa, no había señales en Siria de un levantamiento popular al estilo de la Primavera Árabe. El levantamiento siguió siendo un asunto limitado y prominentemente islamista. En contraste, hubo enormes manifestaciones en Damasco en apoyo al gobierno (y no contra el gobierno), Assad siguió siendo popular y, según Shadid, el gobierno disponía de la lealtad de "sectas cristianas y musulmanas heterodoxas". [31] Shadid no fue el único periodista occidental que reportó que los alauitas, ismaelitas, drusos y cristianos apoyaban fuertemente al gobierno. Rania Abouzeid de Time observó que los baazistas "podrían reclamar el respaldo de los grupos minoritarios sustanciales de Siria". [32] 

Según informó Shadid del New York Times, la realidad de que el gobierno sirio contaba con la lealtad de las sectas cristianas y musulmanas heterodoxas, sugería que las minorías religiosas en Siria reconocían algo sobre el levantamiento que la prensa occidental subestimaba (y que los socialistas revolucionarios en Estados Unidos pasaron por alto), esto es, que era impulsado por una agenda sectaria sunita-islámica que, si llegaba a realizarse, tendría consecuencias desagradables para cualquier persona que no fuera considerada un "verdadero" musulmán. Por esta razón, los alauitas, los ismaelitas, los drusos y los cristianos se alinearon con los baazistas que trataban de eliminar las divisiones sectarias como parte de su compromiso programático de fomentar la unidad árabe. 

El lema "¡Alauitas a la tumba y cristianos a Beirut!", cantado durante las manifestaciones en aquellos primeros días, [33] sólo confirmó el punto de que el levantamiento fue una continuación de la pelea a muerte que el islam político sunita había prometido luchar contra el gobierno secular árabe nacionalista y no era una agitación masiva por la democracia o contra el neoliberalismo. Si, de hecho, se trataba de estas cosas, ¿cómo explicaríamos que la sed de democracia y la oposición al neoliberalismo estaban presentes sólo en la comunidad sunita y ausentes entre las minorías religiosas? Sin duda, si un déficit democrático y una tiranía neoliberal hubieran estado presentes y actuado como desencadenantes de un levantamiento revolucionario, esto habría cruzado las fronteras religiosas. El hecho de que los alauitas, los ismaelitas, los drusos y los cristianos no se manifestaran; y que los motines fueran de bases sunníes con contenido islamista, apunta fuertemente a que la insurrección, desde el principio, representaba el recrudecimiento de la larga campaña yihadista-sunita contra el secularismo baazista. 

"Desde el principio, el gobierno de Assad dijo que estaba comprometido en una pelea con militantes islámicos". [34] La larga historia de los levantamientos islamistas contra el baazismo antes de 2011, sin duda sugería que esto era muy probable, y la forma en que el levantamiento se desarrolló posteriormente, como una guerra encabezada por islamistas contra el Estado secular, sólo fortaleció esa opinión. Otras pruebas, tanto positivas como negativas, corroboraron la afirmación de Assad de que el Estado sirio estaba siendo atacado por los yihadistas (como había sucedido otras veces en el pasado). La evidencia negativa de que el levantamiento no fue un levantamiento popular contra un gobierno impopular, se manifestaba en los informes occidentales de los medios que demostraban que el gobierno nacionalista árabe de Siria era popular y contaba con la lealtad de la población. 

Por el contrario, las manifestaciones, los disturbios y las protestas contra el gobierno eran de pequeña escala y atraían a mucha menos gente que una manifestación masiva en Damasco en apoyo al gobierno; y ciertamente no estaban a la altura de los levantamientos populares en Egipto y Túnez. Es más, las demandas de los manifestantes se centraron en la liberación de presos políticos (principalmente yihadistas) y en el levantamiento de las restricciones de tiempo de guerra sobre la expresión de la disidencia política; no pedían que Assad renunciara o cambiara las políticas económicas del gobierno. La evidencia positiva provino de las noticias occidentales que demostraron que el islam jugó un papel prominente en los disturbios. Además, si bien se creía ampliamente que los grupos islamistas armados sólo entraron en la contienda después de los disturbios iniciales de la primavera de 2011 (y al hacerlo "secuestraron" un "levantamiento popular"), en realidad, dos grupos yihadistas que jugaron un papel prominente en la rebelión armada posterior al 2011 contra el nacionalismo árabe secular, Ahrar-al-Sham y Jabhat al-Nusra, estaban activos a principios de 2011. Ahrar al-Sham "comenzó a trabajar en la formación de brigadas [...] mucho antes de mediados de marzo de 2011, cuando" ocurrió el disturbio de Daraa, según Time. [35] Jabhat al-Nusra, el afiliado de Al Qaeda en Siria, "era desconocido hasta finales de enero de 2012, cuando anunció su formación [...] [pero] estuvo activo durante meses antes de ese entonces". [36] 

Otra evidencia que concuerda con la opinión de que el islam militante desempeñó un papel muy temprano en los levantamientos (o, por lo menos, que las protestas fueron violentas desde el principio) es que "había señales desde el principio de que los grupos armados estaban involucrados". El periodista y escritor Robert Fisk recordó haber visto una cinta de "los primeros días del 'levantamiento' mostrando hombres con pistolas y kalashnikovs en una manifestación en Daraa". Recuerda otro evento, en mayo de 2011, cuando "un equipo de Al Jazeera filmó a hombres armados disparando contra tropas sirias a unos cientos de metros de la frontera norte con el Líbano, pero el canal se negó a transmitir las imágenes". [37] Incluso los funcionarios estadounidenses, que eran hostiles al gobierno sirio y se podría esperar que desafiaran la opinión de Damasco de que estaba envuelto en una lucha contra los rebeldes armados, "reconocieron que las manifestaciones no eran pacíficas y que algunos manifestantes estaban armados". [38] En septiembre, las autoridades sirias informaron que habían perdido más de 500 policías y soldados, asesinados por guerrilleros. [39] A finales de octubre, el número se había más que duplicado. En menos de un año, el levantamiento había pasado de la quema de edificios del partido Ba'ath y de oficiales del gobierno y enfrentamientos con la policía, a la guerra de guerrillas; con métodos que se etiquetarían como "terrorismo". 

Assad se quejaría más tarde de que:
"Todo lo que dijimos en Siria al comienzo de la crisis, ellos lo dijeron más tarde. Ellos dijeron que era pacífico, nosotros dijimos que no era pacífico, que estaban matando - estos manifestantes, a los que ellos llamaron manifestantes pacíficos - han matado a policías. Luego se convirtieron en militantes. Dijeron que sí, que son militantes. Nosotros dijimos que son militantes, que es terrorismo. Ellos dijeron que no, que no es terrorismo. Luego, cuando dicen que es terrorismo, decimos que es Al Qaeda, ellos dicen que no, no es Al Qaeda. Entonces, lo que sea que nosotros digamos, ellos lo dicen después." [41]
Patrick Seale, especialista en Oriente Medio, escribió que el "levantamiento sirio debe ser visto como el último episodio, aunque de lejos el más violento, de la larga guerra entre los islamistas y los baazistas, que se remonta a la fundación del partido Ba'ath secular, en los años 40. La lucha entre ellos es ahora algo así como una batalla a muerte". "Es sorprendente", continua Seale, citando a Aron Lund, que había escrito un informe para el Instituto Sueco de Asuntos Internacionales sobre el yihadismo sirio, "que prácticamente todos los miembros de los diversos grupos armados insurgentes son árabes sunitas; que los combates se han limitado en gran medida a las zonas árabes sunitas únicamente, mientras que las áreas habitadas por alauíes, drusos o cristianos han permanecido pasivas o apoyan al régimen; que las defecciones del régimen son casi 100% suníes; que el dinero, las armas y los voluntarios están entrando en masa desde estados islámicos o desde organizaciones e individuos proislámicos; y que la religión es el denominador común más importante del movimiento insurgente". [43] 

¿La brutalidad como disparador? 

¿Es razonable creer que el uso de la fuerza por parte del Estado sirio provocó la guerra de guerrillas que estalló poco después? 

Esto hace creer que una reacción exagerada de las fuerzas de seguridad a un desafío a la autoridad gubernamental en la ciudad siria de Daraa (si de hecho hubo una reacción excesiva) podría desencadenar una gran guerra, involucrando a decenas de Estados y movilizando a los yihadistas de decenas de países. Una gran cantidad de hechos discordantes tendrían que ser ignorados para comenzar a darle a esta teoría tan solo una pizca de credibilidad. 

En primer lugar, tendríamos que pasar por alto la realidad de que el gobierno de Assad era popular y considerado legítimo. Se podría argumentar que una respuesta arrogante de un gobierno altamente impopular a un desafío trivial a su autoridad podría haber proporcionado la chispa que era necesaria para encender una insurrección popular. Pero a pesar de la insistencia del presidente Barack Obama de que Assad carecía de legitimidad, no hay evidencia de que Siria, en marzo de 2011, era un barril de pólvora lleno de resentimiento popular contra el gobierno que estaba listo para explotar. Rania Abouzeid informó en vísperas de la revuelta de Daraa: "Incluso los críticos admiten que Assad es popular" [44] y "nadie espera levantamientos masivos en Siria y, a pesar de una muestra de disidencia de vez en cuando, muy pocos quieren participar." [45] 

En segundo lugar, tendríamos que descontar el hecho de que el motín de Daraa involucró sólo a cientos de participantes y estaba lejos de ser un levantamiento masivo, como informó Nicholas Blanford de Time. Del mismo modo, Anthony Shadid, del New York Times, no encontró evidencia de que hubiese un levantamiento popular en Siria, incluso más de un mes después de los disturbios de Daraa [47]. Lo que sucedía, contrariamente a la retórica propagada de Washington acerca de la Primavera Árabe en Siria, era que los yihadistas estaban involucrados en una campaña de guerrillas contra las fuerzas de seguridad sirias y, en octubre, habían perdido la vida más de mil policías y soldados. En tercer lugar, tendríamos que cerrar los ojos ante el hecho de que el gobierno de Estados Unidos, con su aliado británico, había elaborado planes en 1956 para provocar una guerra en Siria al alistar a los Hermanos Musulmanes para instigar levantamientos internos. [48] 

El motín de Daraa y los enfrentamientos armados subsecuentes con la policía y los soldados se asemejaban al plan que el especialista del cambio de régimen, Kermit Roosevelt, había preparado. Eso no quiere decir que la CIA desempolvó la propuesta de Roosevelt y la recicló para usarla en el 2011; sino sólo que la trama demostró que Washington y Londres eran capaces de planificar una operación de desestabilización en la que participaba una insurrección dirigida por la Hermandad Musulmana para lograr un cambio de régimen en Siria. 

También tendríamos que ignorar los acontecimientos de febrero de 1982, cuando los Hermanos Musulmanes tomaron el control de Hama, la cuarta ciudad más grande de Siria. Hama fue el epicentro del fundamentalismo suní en Siria y una base importante de operaciones para los combatientes yihadistas. Galvanizados por un falso informe de que Assad había sido derrocado, los Hermanos Musulmanes hicieron un exuberante ataque sangriento en toda la ciudad, atacando estaciones de policía y asesinando a líderes del Partido Ba'ath y a sus familias, junto con funcionarios gubernamentales y soldados. En algunos casos, las víctimas fueron decapitadas [49], una práctica que sería resucitada décadas después por los combatientes del Estado Islámico. Todos los funcionarios baazistas en Hama fueron asesinados. [50] 

Los acontecimientos de Hama de 1982 se recuerdan generalmente en Occidente (si queda alguien que los recuerde), no por las atrocidades cometidas por los islamistas, sino por la respuesta del ejército sirio, que, como se esperaría de cualquier ejército, utilizó la fuerza para restaurar el control soberano sobre el territorio confiscado por los insurrectos. Miles de soldados fueron enviados para recuperar Hama de la toma por parte de los Hermanos Musulmanes. El exfuncionario del Departamento de Estado estadounidense, William R. Polk, describió las secuelas del asalto del ejército sirio a Hama como similar al del asalto estadounidense contra la ciudad iraquí de Fallujah en 2004 [51] (la diferencia, por supuesto, es que el ejército sirio estaba actuando legítimamente dentro de su propio territorio soberano, mientras que el ejército estadounidense estaba actuando ilegítimamente como una fuerza de ocupación para sofocar la oposición a su ocupación). Sin embargo, cuántos murieron en el asalto de Hama sigue siendo un asunto de disputa. Las cifras varían. "Un informe temprano en la revista Time dijo que 1.000 fueron asesinados. La mayoría de los observadores estimaron que 5.000 personas murieron. Tanto las fuentes israelíes como la Hermandad Musulmana" (enemigos desgastados de los nacionalistas árabes seculares que por lo tanto tenían un interés en exagerar el número de víctimas) "acusaron que el número de muertos pasó de los 20.000". [52] Robert Dreyfus, que ha escrito sobre la colaboración de Occidente con el islam político, sostiene que las fuentes occidentales exageraron deliberadamente el número de muertos con el fin de demonizar a los baazistas mostrándolos como asesinos despiadados, y que los baazistas continuaron el engaño con el fin de intimidar a los Hermanos Musulmanes. [53] 

Cuando el ejército sirio clasificó los escombros de Hama después del asalto, se encontró evidencia de que los gobiernos extranjeros habían proporcionado a los insurgentes de Hama dinero, armas y equipos de comunicaciones. Polk escribe que:

"Assad vio el trabajo de agitadores extranjeros entre su pueblo. Después de todo, éste fue el legado emocional y político del gobierno colonial - un legado dolorosamente evidente en la mayor parte del mundo postcolonial, pero que es casi desapercibido en el mundo occidental. Y el legado no es un mito. Es una realidad que, a menudo, podemos verificar con documentos oficiales años después de que ocurran los acontecimientos. Hafez al-Assad no necesitó esperar filtraciones de documentos: sus servicios de inteligencia y los periodistas internacionales desenterraron docenas de intentos de subvertir su gobierno, por parte de los países árabes conservadores y ricos en petróleo, de Estados Unidos y de Israel. La mayoría involucraba "trucos sucios", propaganda o infusiones de dinero, pero era digno de mención que en el levantamiento de Hama de 1982, fueron capturadas 15.000 ametralladoras suministradas por el extranjero, junto con prisioneros, entre los que se encontraban fuerzas paramilitares entrenadas por Jordania y la CIA (al igual que los yihadistas que aparecían tanto en los recuentos de los medios de comunicación sobre Siria en 2013). Y lo que él vio en Siria fue confirmado por lo que aprendió sobre el cambio de régimen de Occidente en otros lugares. Ciertamente sabía del intento de la CIA de asesinar al presidente Nasser de Egipto y del derrocamiento angloamericano del gobierno del primer ministro iraní Mohammad Mossadegh". [54]

En su libro "De Beirut a Jerusalén", el columnista del New York Times, Thomas Friedman, escribió que "la masacre de Hama podría entenderse como: 'La reacción natural de un político modernizador en un Estado nacional relativamente nuevo que intenta apartar a los elementos retrógrados, (en este caso, los fundamentalistas islámicos) que tienen el objetivo de socavar todo lo que se ha logrado en lo que respecta a construir en Siria una república secular del siglo XX'. Esa es también la razón", continua Friedman, por la que "si alguien hubiera sido capaz de tomar una encuesta de opinión en Siria después de la masacre de Hama, la forma en la que Assad lidió con la rebelión, probablemente habría obtenido una aprobación sustancial, incluso entre los musulmanes sunitas". [55] 

El estallido de una yihad islámica sunita contra el gobierno sirio en los años ochenta desafía la opinión de que el islam sunita militante en el Levante es un resultado de la invasión estadounidense de 2003 a Irak y las políticas sectarias chiítas de las autoridades de la ocupación estadounidense. Esta visión es históricamente miope, ciega a la larga existencia del islam político sunita como una fuerza significativa en la política levantina. Desde el momento en que Siria logró la independencia formal de Francia después de la Segunda Guerra Mundial, a través de las décadas que siguieron en el siglo XX y en el próximo siglo, las principales fuerzas en conflicto en Siria fueron el nacionalismo árabe secular y el islam político. Como escribió el periodista Patrick Cockburn en 2016, "la oposición armada siria está dominada por el EIIS [Estado Islámico de Irak y Siria - NdT], al-Nusra y Ahrar al-Sham". La "única alternativa al gobierno (nacionalista árabe secular) son los islamistas". [56] Éste ha sido el caso durante mucho tiempo. 

Por último, también tendríamos que ignorar el hecho de que los estrategas estadounidenses habían planeado desde 2003, y posiblemente ya en 2001, expulsar a Assad y su ideología secularista nacionalista árabe del poder; y que estuvieron financiando a la oposición siria, incluidos los grupos vinculados con la Hermandad Musulmana, desde el 2005. En consecuencia, Washington había estado conduciendo hacia un derrocamiento del gobierno de Assad con el objetivo de eliminar el baazismo en Siria. Una lucha guerrillera liderada por islamistas contra los nacionalistas seculares árabes de Siria se habría desplegado, sin importar si la respuesta del gobierno sirio en Daraa era excesiva o no. El juego ya estaba en curso y estaban buscando un pretexto. Daraa lo proporcionó. Por lo tanto, la idea de que la detención de dos chicos en Daraa por pintar grafitis contra el gobierno en una pared pudiera provocar un conflicto importante es tan creíble como la noción de que la Primera Guerra Mundial fue causada por nada más que el asesinato del archiduque Franz Ferdinand. 

Siria socialista 

El socialismo se puede definir de muchas maneras, pero si se define como propiedad pública de las alturas dominantes de la economía acompañada por la planificación económica, entonces Siria cumple claramente la definición de socialismo en sus constituciones de 1973 y 2012. Sin embargo, la República Árabe Siria nunca había sido un Estado socialista obrero, de la categoría que los marxistas reconocerían. Se trataba, en cambio, de un Estado socialista árabe inspirado en el objetivo de lograr la independencia política árabe y superar el legado del subdesarrollo de la nación árabe. Los redactores de la constitución vieron al socialismo como un medio para lograr la liberación nacional y el desarrollo económico. "La marcha hacia el establecimiento de un orden socialista", escribieron los redactores de la Constitución de 1973, es "una necesidad fundamental para movilizar las potencialidades de las masas árabes en su lucha contra el sionismo y el imperialismo". 

El socialismo marxista se ocupaba de la lucha entre una clase explotadora y una clase trabajadora explotada, mientras que el socialismo árabe abordaba la lucha entre las naciones explotadoras y explotadas. Mientras que estos dos socialismos diferentes operaban en diferentes niveles de explotación, las distinciones no eran nada significativas para los bancos, corporaciones e inversionistas occidentales que miraban a todo el mundo buscando ganancias. El socialismo estaba en contra de los intereses lucrativos del capital industrial y financiero de los Estados Unidos, ya sea que fuera para acabar con la explotación de la clase obrera o para vencer la opresión imperialista de los grupos nacionales. 

El socialismo de Ba'ath había irritado a Washington desde hacía tiempo. El estado baazista había ejercido una influencia considerable sobre la economía siria, a través de la propiedad de empresas, subsidios a empresas domésticas de propiedad privada, límites a la inversión extranjera y restricciones a las importaciones. Los baazistas consideraban estas medidas como herramientas económicas necesarias para un Estado postcolonial que trataba de sacar su vida económica de las manos de las antiguas potencias coloniales y de trazar un curso de desarrollo libre de la dominación de los intereses extranjeros. 

Sin embargo, los objetivos de Washington eran obviamente antitéticos. No quería que Siria cultivara su industria y resguardara celosamente su independencia, sino que sirviera a los intereses de los banqueros e importantes inversionistas que verdaderamente importaban en Estados Unidos; haciendo que Siria se abriera a la explotación laboral y a que el territorio y los recursos naturales de Siria pudieran ser de propiedad extranjera. Nuestra agenda, según declaró la Administración Obama en 2015, "se centra en la reducción de los aranceles sobre los productos estadounidenses, rompiendo las barreras a nuestros productos y servicios y estableciendo normas más estrictas para nivelar el campo de juego para las firmas estadounidenses". [57] Esta no era una agenda nueva, sino que había sido la agenda de la política exterior de Estados Unidos durante décadas. Damasco no se estaba alineando detrás de Washington, que insistía en que podría y "lideraría la economía global". [58] 

Los radicales en Washington habían considerado a Hafez al-Assad un comunista árabe [59], y los funcionarios estadounidenses consideraban a su hijo Bashar, un ideólogo que no podía abandonar el tercer pilar del programa socialista del Partido Socialista Árabe Ba'ath. El Departamento de Estado de Estados Unidos se quejó de que Siria "no se unió a una economía global cada vez más interconectada", es decir, no había entregado sus empresas estatales a inversionistas privados, entre ellos los intereses financieros de Wall Street. El Departamento de Estado de Estados Unidos también expresó su descontento por el hecho de que "razones ideológicas" habían impedido que Assad liberalizara la economía de Siria, que "la privatización de las empresas gubernamentales todavía no estaba generalizada" y que la economía "permanece altamente controlada por el gobierno". [60] Claramente, Assad no había aprendido lo que Washington había denominado las "lecciones de la historia", es decir, que "las economías de mercado, no las economías de mando y control con la mano pesada del gobierno, son las mejores". Al redactar una constitución que ordenaba que el gobierno mantuviera un papel en la dirección de la economía a favor de los intereses sirios, y que el gobierno sirio no haría que los sirios trabajaran para los intereses de los bancos, corporaciones e inversionistas occidentales, Assad estaba asegurando la independencia de Siria contra la agenda de Washington de "abrir mercados y nivelar el campo de juego para los negocios estadounidenses en el extranjero". [62] 

Además de esto, Assad subrayó su lealtad a los valores socialistas en contra de lo que Washington alguna vez llamó el "imperativo moral" de la "libertad económica"; [63] escribiendo derechos sociales en la constitución: seguridad contra la enfermedad, la discapacidad y la vejez; acceso a la atención médica; y educación gratuita en todos los niveles. Estos derechos seguirían estando situados más allá del fácil alcance de los legisladores y políticos que podrían sacrificarlos en aras de crear un clima de negocios con impuestos bajos y amigables a la inversión extranjera. Como una ofensa adicional contra la ortodoxia proempresarial de Washington, la constitución comprometió al Estado a impuestos progresivos. 

Finalmente, el líder baazista incluyó en su constitución actualizada una disposición que había sido introducida por su padre en 1973, un paso hacia una democracia real y genuina (una disposición que apenas podían tolerar quienes toman las decisiones en Washington, con sus innumerables conexiones con la banca y los mundos corporativos). La constitución exigiría que al menos la mitad de los miembros de la Asamblea Popular pertenecieran a las filas de campesinos y trabajadores. 

Si Assad fuera un neoliberal, ciertamente sería uno de los devotos de la ideología más extraños del mundo. 

¿Sequía? 

Un último punto sobre los orígenes del levantamiento violento en 2011: Algunos científicos y analistas sociales se han basado en un estudio publicado en The Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias para sugerir que "la sequía tuvo un papel en los disturbios sirios". 

Según este punto de vista, la sequía "causó fracasos en las cosechas que llevaron a la migración de hasta 1,5 millones de personas de zonas rurales a zonas urbanas". Esto, junto con una afluencia de refugiados de Irak, intensificó la competencia por los escasos empleos en las zonas urbanas, convirtiendo a Siria en un caldero de tensión social y económica a punto de hervir. [64] El argumento suena razonable, incluso "científico", pero el fenómeno que trata de explicar (la agitación masiva en Siria) nunca sucedió. 

Como hemos visto, una revisión de la cobertura de la prensa occidental no encontró referencias a la agitación masiva. Por el contrario, los periodistas que esperaban encontrar una agitación masiva estaban sorprendidos de no encontrar ninguna. En cambio, los periodistas occidentales encontraron que Siria estaba sorprendentemente tranquila. Las manifestaciones convocadas por los organizadores de la página de Facebook The Syrian Revolution 2011 se desvanecieron. Los críticos reconocían que Assad era popular. Los reporteros no pudieron encontrar a nadie que creyera que una revuelta fuera inminente. Incluso un mes después del incidente de Daraa (que involucró a sólo cientos de manifestantes, empequeñecidos por las decenas de miles de sirios que se manifestaron en Damasco en apoyo al gobierno), el reportero del New York Times en el terreno, Anthony Shadid, no encontró ninguna señal en Siria de los trastornos masivos en Túnez y Egipto. A principios de febrero de 2011, "Omar Nashabe, un observador de Siria de larga data y corresponsal del diario árabe Al-Ahkbar, con sede en Beirut", dijo a Time que "los sirios pueden verse afectados por la pobreza que acecha al 14% de su población, combinada con una tasa de 20% de desempleo, pero Assad sigue teniendo su credibilidad". [65] 

El hecho de que el gobierno contaba con el apoyo popular fue ratificado cuando la empresa de encuestas británica YouGov publicó una encuesta a finales del 2011 mostrando que el 55% de los sirios querían que Assad se quedara. La encuesta casi no fue mencionada en los medios de comunicación occidentales, lo que llevó al que el periodista británico, Jonathan Steele, preguntara: "Supongamos que una encuesta de opinión respetable descubriera que la mayoría de los sirios están a favor de que Bashar al-Assad permanezca como presidente, ¿no sería esa una noticia importante?" Steele describió las conclusiones de la encuesta como "hechos inconvenientes" que fueron "suprimidos" porque la cobertura mediática occidental de los acontecimientos en Siria había dejado de ser "justa" y se había convertido en "un arma de propaganda". [66] 

Generando propaganda en vez de política y análisis 

Draitser puede ser criticado, no sólo por propagar un argumento hecho por aserción, sin base en la evidencia, sino por sustituir la política y el análisis por eslóganes. En su artículo de Counterpunch del 20 de octubre, "Siria y la izquierda: tiempo para romper el silencio", argumenta que los objetivos definitorios del izquierdismo deben ser la búsqueda de la paz y la justicia, como si éstas fueran dos cualidades inseparables, que nunca están en oposición. Que la paz y la justicia pueden, a veces, ser antitéticas, se ilustra en la siguiente conversación entre el periodista australiano Richard Carleton y Ghassan Kanafani, escritor palestino, novelista y revolucionario. [67]
C: "¿Por qué su organización no entabla conversaciones de paz con los israelíes?" 

K: "Usted no habla de 'conversaciones de paz' exactamente. Usted quiere decir capitulación. Rendición." 

C: "¿Por qué no hablar simplemente?" 

K: "¿Hablar con quién?" 

C: "Hablar con los líderes israelíes." 

K: "Es una especie de conversación entre la espada y la pared, ¿eso quieres decir?" 

C: "Bueno, si no hay espadas y no hay armas en la habitación, todavía se puede hablar." 

K: "No. Nunca he visto una conversación entre un colonialista y un movimiento de liberación nacional." 

C: "Pero a pesar de esto, ¿por qué no hablar?" 

K: "¿Hablar de qué?" 

C: "Hablar de la posibilidad de no pelear." 

K: "¿No pelear por qué?" 

C: "Que no haya peleas en absoluto. No importa por qué. 

K: "La gente suele pelear por algo. Y dejan de pelear por algo. Así que ni siquiera puedes decirme por qué debemos hablar sobre qué. ¿Por qué deberíamos hablar de dejar de pelear?" 

C: "Hablar de dejar de pelear para detener la muerte y la miseria, la destrucción y el dolor." 

K: "¿La miseria y la destrucción, el dolor y la muerte de quién?" 

C: "De los palestinos. De los israelíes. De los árabes." 

K: "¿Del pueblo palestino desarraigado, arrojado a los campos, viviendo con hambre, asesinado durante veinte años y a quienes incluso se les ha prohibido usar el nombre de 'palestinos'?" 

C: "Pero, están mejor así que estando muertos." 

K: "Quizás para usted. Pero para nosotros, no es así. Para nosotros, liberar nuestro país, tener dignidad, tener respeto, tener nuestros derechos humanos es algo tan esencial como la vida misma."
Draitser no nos dice a cuáles valores debe dedicarse la izquierda de Estados Unidos cuando la paz y la justicia están en conflicto. Su invocación de la consigna de "paz y justicia" como la deseada misión definitoria de la izquierda estadounidense parece ser nada más que una invitación a los izquierdistas para abandonar la política a favor de embarcarse en una misión de convertirse en almas hermosas, por encima de los sórdidos conflictos que atormentan a la humanidad; nunca elegir un lado, excepto el de los ángeles. Su afirmación de que "ningún Estado o grupo está verdaderamente preocupado por los intereses de los sirios" es casi demasiado tonto para justificar hacer comentarios. ¿Cómo lo sabría él? 

Uno no puede dejar de tener la impresión de que él cree que solamente él mismo y la izquierda estadounidense, entre todos los grupos y Estados del mundo, saben lo que es mejor para el "pueblo sirio". Es por eso que opina que la responsabilidad de la izquierda estadounidense "es para con el pueblo de Siria", como si el pueblo de Siria fuera una masa indiferenciada con intereses y objetivos uniformes. En masa, los sirios incluyen a los secularistas y a los islamistas políticos, que tienen puntos de vista irreconciliables sobre cómo debe organizarse el Estado, que han estado metidos en una pelea a muerte durante más de medio siglo (una pelea que es apoyada, en el lado islámico, por el propio gobierno de Draitser). Las masas sirias incluyen a aquellos que favorecen la integración al Imperio de Estados Unidos, y los que están en contra de la misma; los que colaboran con los imperialistas norteamericanos y los que se niegan a hacerlo. En esta perspectiva, ¿qué significa decir que la izquierda estadounidense tiene una responsabilidad para con el pueblo de Siria? ¿Cuál pueblo de Siria? 

Yo habría pensado que la responsabilidad de la izquierda estadounidense es con los trabajadores de Estados Unidos, no con el pueblo de Siria. Y yo también habría imaginado que la izquierda estadounidense consideraría que sus responsabilidades incluyeran la diseminación de un análisis político riguroso y basado en evidencias de cómo la élite económica estadounidense usa el aparato del Estado estadounidense para promover sus intereses a expensas de las poblaciones tanto nacionales como extranjeras. ¿Cómo afecta la larga guerra de Washington contra Siria en la gente trabajadora de EEUU? Eso es de lo que Draitser debería estar hablando.

NOTAS 

1 Aryn Baker, "Syria is not Egypt, but might it one day be Tunisia?," Time, 4 de febrero de 2011 

2 Rania Abouzeid, "The Syrian style of repression: Thugs and lectures," Time, 27 de febrero de 2011 

3 Rania Abouzeid, "Sitting pretty in Syria: Why few go backing Bashar," Time, 6 de marzo de 2011 

4 Rania Abouzeid, "The youth of Syria: the rebels are on pause," Time, 6 de marzo de 2011. 

5 Rania Abouzeid, "The youth of Syria: the rebels are on pause," Time, 6 de marzo de 2011 

6 "Officers fire on crowd as Syrian protests grow," The New York Times, 20 de marzo de 2011 

7 Nicholas Blanford, "Can the Syrian regime divide and conquer its opposition?," Time, 9 de abril de 2011 

8 Robert Fisk, "Welcome to Dera'a, Syria's graveyard of terrorists," The Independent, 6 de julio 2016 

9 President Assad to ARD TV: Terrorists breached cessation of hostilities agreement from the very first hour, Syrian Army refrained from retaliating," SANA, March 1, 2016 

10 Ibid 

11 "Officers fire on crowd as Syrian protests grow," The New York Times, March 20, 2011 

12 Rania Abouzeid, "Arab Spring: Is a revolution starting up in Syria?" Time, March 20, 2011; Rania Abouzeid, "Syria's revolt: How graffiti stirred an uprising," Time, 22 de marzo de 2011 

13 "Officers fire on crowd as Syrian protests grow," The New York Times, 20 de marzo de 2011 

14 Rania Abouzeid, "Arab Spring: Is a revolution starting up in Syria?," Time, 20 de marzo de 2011 

15 "Thousands march to protest Syria killings", The New York Times, 24 de marzo de 2011 

16 Rania Abouzeid, "Assad and reform: Damned if he does, doomed if he doesn't," Time, 22 de marzo de 2011 

17 "Officers fire on crowd as Syrian protests grow," The New York Times, 20 de marzo de 2011 

18 Aryn Baker, "Syria is not Egypt, but might it one day be Tunisia?," Time, 4 de febrero de 2011 

19 Nicholas Blanford, "Can the Syrian regime divide and conquer its opposition?" Time, 9 de abril de 2011. 

20 Alfred B. Prados and Jeremy M. Sharp, "Syria: Political Conditions and Relations with the United States After the Iraq War," Congressional Research Service, 28 de febrero de 2005 

21 Rania Abouzeid, "Syria's Friday of dignity becomes a day of death," Time, 25 de marzo de 2011 

22 Rania Abouzeid, "Syria's Friday of dignity becomes a day of death," Time, 25 de marzo de 2011 

23 "Syrie: un autre eclarage du conflict qui dure depuis 5 ans, BeCuriousTV , » 23 de mayo de 2016, http://www.globalresearch.ca/syria-aleppo-doctor-demolishes-imperialist-propaganda-and-media-warmongering/5531157 

24 Nicholas Blanford, "Can the Syrian regime divide and conquer its opposition?" Time, 9 de abril de 2011 

25 Jay Solomon, "To check Syria, U.S. explores bond with Muslim Brothers," The Wall Street Journal, 25 de ulio de 2007 

26 Ibid 

27 Liad Porat, "The Syrian Muslim Brotherhood and the Asad Regime," Crown Center for Middle East Studies, Brandeis University, diciembre 2010, No. 47 

28 Ibid 

29 http://www.judicialwatch.org/wp-content/uploads/2015/05/Pg.-291-Pgs.-287-293-JW-v-DOD-and-State-14-812-DOD-Release-2015-04-10-final-version11.pdf 

30 Alfred B. Prados and Jeremy M. Sharp, "Syria: Political Conditions and Relations with the United States After the Iraq War," Congressional Research Service, 28 de febrero de 2005. 

31 Anthony Shadid, "Security forces kill dozens in uprisings around Syria", The New York Times, 22 de abril de 2011 

32 Rania Abouzeid, "Syria's Friday of dignity becomes a day of death," Time, 25 de marzo de 2011 

33 Fabrice Balanche, "The Alawi Community and the Syria Crisis Middle East Institute, 14 de mayo de 2015 

34 Anthony Shadid, "Syria broadens deadly crackdown on protesters", The New York Times, 8 de mayo de 2011 

35 Rania Abouzeid, "Meet the Islamist militants fighting alongside Syria's rebels," Time, 26 de julio de 2012 

36 Rania Abouzeid, "Interview with official of Jabhat al-Nusra, Syria's Islamist militia group," Time, 25 de diciembre de 2015 

37 Robert Fisk, "Syrian civil war: West failed to factor in Bashar al-Assad's Iranian backers as the conflict developed," The Independent, 13 de marzo de 2016 

38 Anthony Shadid, "Syria broadens deadly crackdown on protesters", The New York Times, 8 de mayo de 2011 

39 Nada Bakri, "Syria allows Red Cross officials to visit prison", The New York Times, 5 de septiembre de 2011 

40 Nada Bakri, "Syrian opposition calls for protection from crackdown", The New York Times, 25 de octubre de 2011 

41 President al-Assad to Portuguese State TV: International system failed to accomplish its duty... Western officials have no desire to combat terrorism, SANA, 5 de marzo de 2015 

42 Patrick Seale, "Syria's long war," Middle East Online, 26 de septiembre de 2012 

43 Ibid 

44 Rania Abouzeid, "Sitting pretty in Syria: Why few go backing Bashar," Time, 6 de marzo de 2011 

45 Rania Abouzeid, "The youth of Syria: the rebels are on pause," Time, 6 de marzo de 2011 

46 "Can the Syrian regime divide and conquer its opposition?" Time, 9 de abril de 2011