jueves, 19 de noviembre de 2020

IDENTITARISMO VS LUCHA DE CLASE EN TRES VIÑETAS

 







ENCUENTRAN UNOS 2.600 VOTOS SIN CONTAR EN EL RECUENTO MANUAL EN GEORGIA

20 minutos, 17/11/2020

Los sufragios pertenecen al condado de Floyd, donde se impuso Trump con más del 70%.

El resultado privisional a favor de Biden en el estado no cambia.

[2.600 votos a Trump no contados... ¿Seguro que todo lo que dice Trump es falso?]


¡Al rico puchero...American style!

Las autoridades en Georgia (EE UU.) informaron este lunes del hallazgo de cerca de 2.600 votos que no fueron contados durante el escrutinio de las elecciones del 3 de noviembre, una cifra que no altera el resultado provisional.

Georgia empezó el viernes de la semana pasada un recuento manual del escrutinio después de que el escrutinio concluyera con el presidente electo, Joe Biden, adelantando al todavía mandatario, Donald Trump, por poco más de 14.000 votos.

Los votos encontrados durante el recuento manual pertenecen al condado de Floyd, donde se impuso Trump con más del 70%.

Según dijo al periódico local The Atlanta Journal-Constitution el presidente del Partido Republicano en ese condado, Luke Martin, los sufragios encontrados permitirán a Trump reducir en unos 800 votos el margen de más de 14.000 que le lleva Biden.

"Error humano"

"Es muy preocupante, Pero no parece ser un problema generalizado. Me alegro de que la auditoría lo haya revelado y es importante que se cuenten todos los votos", sostuvo el dirigente republicano.

Las autoridades electorales en Georgia atribuyeron el incidente a un "error humano" durante el escrutinio y detallaron que los votos no se contaron porque trabajadores del condado olvidaron cargar en el sistema un archivo que tenían en una tarjeta de memoria.

También aseguraron que no se han encontrado errores similares en otros condados durante el recuento manual que empezó el viernes y tiene que terminar este miércoles, antes de que el estado certifique sus resultados.

Recuento "falso", según Trump

Precisamente al recuento manual en Georgia se refirió este lunes Trump, al calificarlo de "falso".

"El recuento falso que está ocurriendo en Georgia no significa nada, porque no permiten que las firmas sean examinadas y verificadas", afirmó el presidente saliente, que aún no ha reconocido su derrota electoral.

La campaña de Trump puede reclamar otro recuento en caso de que los resultados que certifique el estado el viernes arrojen una ventaja menor al 0,5% a Biden. La diferencia actual es de tres décimas.

Trump mantiene que se produjeron irregularidades en varios de los estados que provocaron un fraude electoral en su contra, pero por el momento no ha aportado pruebas y las demandas que ha presentado en los tribunales no han dado ningún fruto.

miércoles, 18 de noviembre de 2020

MARGARITA DEL VAL ENFRÍA LA EUFORIA POR LAS VACUNAS DE PFIZER Y MODERNA: "NO ARREGLAN LA VIDA A NINGUNA PERSONA"

 20 minutos, 17/11/2020

[Menos mal que hay alguien en el mundo de la ciencia que se atreve a desenmascarar este engaño propiciado por los medios.]


La viróloga del CSIC asegura que solo son eficaces en casos leves y moderados y admite estar "molesta" por que no se haya especificado.

"Siento ser tan pesimista, llevo toda mi vida en vacunas, y esto no me convence para nada", ha sentenciado.

El productor español de la vacuna de Moderna asegura que "el proceso de fabricación no tardará más de un mes"

Las ilusiones y el optimismo de los últimos días tras los anuncios de varios laboratorios como Pfizer y Moderna sobre la efectividad de sus vacunas para acabar con el coronavirus se han frenado en seco este martes tras las declaraciones de Margarita del Val, una prestigiosa viróloga del CSIC que, lejos de alimentar ese optimismo, ha echado un jarro de agua fría. "Yo todavía no veo nada de luz", ha señalado.

En una entrevista en El Programa de Ana Rosa, ha asegurado que, pese a que "se ha avanzado un poquito", no se trata de "un producto que arregle la vida a ninguna persona" ya que su eficacia solo sirve para casos leves y moderados y en ningún caso para casos graves. "Esto no es un producto que necesitemos para nada, es un pequeño paso", ha afirmado rotunda. 

Según ha explicado en directo, lo que se ha comprobado en los laboratorios es que reduce los síntomas leves como la tos. "No garantiza lo que nos interesa de verdad, que proteja de síntomas graves y de la muerte", ha reiterado, por lo que "no soluciona nada". Es por ello que, más que ilusionada, se ha sentido "molesta" por que no se hayan hecho estas precisiones públicamente.

Consciente de lo que suponen sus palabras tras unos anuncios tan esperados sobre la posibilidad de tener por fin una vacuna que ayude a frenar la pandemia, ha puesto de manifiesto su larga experiencia en vacunas para demostrar que no se trata de una opinión sin fundamento:  "Siento ser tan pesimista, llevo toda mi vida en vacunas, y esto no me convence para nada", ha sentenciado.

martes, 17 de noviembre de 2020

ROBERT FISK, EL PERIODISTA INCÓMODO

Alejandro Kirk

TeleSur, 09/11/2020


Tal vez irritante –para los poderes neocoloniales– era que Robert Fisk jamás intentó convertirse en parte ni vocero de los pueblos oprimidos del Oriente Medio (o, más correctamente, Asia Occidental), ni menos de sus gobiernos.

Fisk ganó numerosos premios por su cobertura del Oriente Medio, desde los años 70. Pero, también generó controversias por su agudo criticismo de Estados Unidos e Israel, y de la política exterior occidental.

Esa conjunción «pero», infiltrada al medio, es el elemento central de un minúsculo y mezquino obituario de la BBC al periodista inglés Robert Fisk, fallecido este domingo en Dublin. Sin duda, el propio Fisk lo hubiese notado con ironía: el segundo párrafo intenta anular al primero.

Sin ese «pero», sin embargo, Fisk habría sido apenas uno mas entre centenares de corresponsales pagados para justificar el genocidio del pueblo palestino y las jugadas de rapiña colonialista en la zona, que la BBC, que hace rato perdió toda elegancia, llama «política exterior occidental».

Tal vez irritante -para los poderes neocoloniales- era que Robert Fisk jamás intentó convertirse en parte ni vocero de los pueblos oprimidos del Oriente Medio (o, más correctamente, Asia Occidental), ni menos de sus gobiernos. Hablaba siempre «desde adentro», desde su posición de corresponsal inglés, y se refería a «nosotros» cuando describía la hipocresía, el doble standard y los crímenes de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y su aliado en la zona, Israel.

Tampoco era condescendiente con los gobiernos del la zona, en particular el de Siria, al que siempre describió como «régimen». No lo hacía por un ejercicio informativo formal, para validar con un supuesto «equilibrio» coberturas sesgadas o de fuentes dudosas, como es tan común en el «periodismo» internacional hoy. A pesar de sus denuncias, algunas muy graves, siempre fue bien recibido por las autoridades sirias.

Estar donde hay que estar

La base del inmenso peso intelectual de Fisk en cuanto al Oriente Medio y los Balcanes, provenía tanto de la erudición como de la dificilísima simpleza de los hechos comprobados por él mismo como reportero independiente.

Un contraste marcado con la legión de jóvenes periodistas europeos y estadounidenses que llegan a lugares de conflicto sin saber mucho del tema que van a cubrir -y menos el idioma- y cuya «cobertura en terreno» se suele reducir a conversaciones con taxistas, meseros del bar del hotel, y contactos privilegiados con diplomáticos y militares que les facilitan acceso a ciertas áreas de conflicto, y a información «exclusiva» que viene ya procesada para generar un efecto.

Fisk pertenecía a una logia en extinción. Los grandes periódicos tradicionales de los países industriales solían asignar corresponsalías fijas a periodistas distinguidos, y les pagaban un sueldo por estar ahi y pulsar el ambiente. Su labor no es andar corriendo detrás de la noticia, ni rebotando ruedas de prensa o boletines, sino darle a las noticias un sentido, a través de la experiencia propia, el acceso a fuentes diversas, al chisme, a la cultura local, para escribir crónicas con contenido y sazón. Con mucho tiempo disponible y un respetable margen de tolerancia de los editores para arrebatos de todo tipo.

John Simpson, de la BBC, es uno que sigue ahí.

Esta figura de corresponsal es casi exclusiva de grandes países capitalistas, aunque la Polonia socialista se permitió el lujo de bancar a Ryszard Kapuscinski, de la agencia estatal PAP. En América Latina, destaca el colombiano Gabriel García Márquez,

Algunos corresponsales de ese enjambre solían ser escritores, como Ernest Hemingway o Graham Greene. Algunos eran también agentes, y dobles agentes, de inteligencia, como el propio Greene, o el inglés Kim Philby, corresponsal en Beirut, funcionario del MI6 y legendario espía soviético.

Como tales, también fueron personajes de novelas, como Thomas Fowler, el periodista inglés asignado a Saigón durante la guerra contra la ocupación francesa en «El Americano Tranquilo», de Graham Greene. O Raymond Rambert, periodista francés atrapado en Oran durante la epidemia de cólera, en «La Peste», de Albert Camus.

Coinciden todos, más o menos, en ser figuras sin paz interior, decadentes, solitarios, descreídos, cínicos, pero secretamente románticos y comprometidos.

Y coinciden en que, como periodistas están siempre, muchas  veces a pesar suyo, donde hay que estar: la esencia de Robert Fisk.

Las historias de la vida real

Fisk entrevistó tres veces a Osama bin Laden, una vez en Sudán, y las otras dos en Afghanistan. Y el relato de esas entrevistas contiene no sólo las preguntas y respuestas con informaciones clave -un formato que Fisk no utilizaba- sino la caracterización real del personaje mil veces demonizado por los medios, su vestimenta, sus gestos, y el contexto en que todo ocurre: viajes tremebundos en jeep por las montañas, e incluso una golpiza por parte de militantes talibanes.

En junio de 1999, Fisk hizo una serie de reportajes desde la entonces Yugoslavia y la provincia de Kosovo, al final de los bombardeos de la OTAN en favor de los separatistas kosovares. La OTAN alardeaba de que en 27 mil misiones de los bombardeos «más precisos de la historia», sus aviones habían destruido el poder militar yugoslavo en Kosovo. Tras recorrer 600 kilómetros en la zona, Fisk comprobó que los yugoslavos retiraron sus armas y tropas prácticamente intactas, y que la única destrucción real habían sido objetivos industriales y políticos civiles en territorio yugoslavo.

En abril de 2003 un misil cayó en un mercado de Bagdad, la capital iraquí. Estados Unidos dijo inmediatamente que se trataba de un antiguo misil soviético del gobierno de Saddam Hussein, disparado por los propios iraquíes. El viejo Fisk recorrió el mercado entero hasta que encontró un fragmento de misil, con un número de serie correspondiente a la Fuerza Aérea de Estados Unidos, y despedazó la mentira.

En Aleppo, Siria, en 2018 encontró entre las ruinas de un refugio de ISIS, tomado por los sirios, dos manuales de operación y servicio de ametralladoras serbias. Fue con ellos hasta la usina estatal de Zastava y le presentó los manuales al gerente, que se deshizo en explicaciones, desnudando asi el tráfico de armas que alimenta al terrorismo de ISIS.

Cuando un reportero o reportera está donde las cosas ocurren, siempre encuentra algo. El esfuerzo, a veces peligroso, se premia con un lead, una historia viva que seguir, que lleva a comprender y darle sentido al contexto. Y da pie a un reportaje en serio.

Fue la vida de Fisk, un reportero de a pie, que murió de infarto a los 74 años en Dublin, Irlanda.

lunes, 16 de noviembre de 2020

EL ANUNCIO DE LA VACUNA DE PFIZER, ¿UNA ESTRATEGIA DE ESPECULACIÓN O UN AVANCE PARA LA HUMANIDAD?

 Luis Benedicto

20 minutos, 12/11/2020

[Qué diferencia que el anuncio de una nueva vacuna lo haga EEUU o la UE a que lo haga Rusia o China. A estas últimas los medios le ponen todo tipo de pegas (que si se han saltado pasos, que si no es segura, que si sus creadores mienten y solo hacen propaganda, etc.). Pero si la vacuna es occidental nuestros medios se creen todo lo que diga la empresa que se va a lucrar de ella.]


Si hablamos de economía, tenemos que decir que el Consejero Delegado de Pfizer ha ganado el día del anuncio de la eficacia de la vacuna, 8 de noviembre, 5,6 millones de dólares. También que eso fue posible porque la acción de Pfizer se disparó un 8% tras el anuncio y, en lo que va de año, había subido casi un 100%.

Quizá recuerden los lectores que pasó exactamente lo mismo cuando Moderna hizo un anuncio público de eficacia de su vacuna y varios directivos se embolsaron cantidades importantes por venta de paquetes de acciones de su empresa.

Estos pequeños detalles, más allá de la legalidad, suponemos que son acciones a las que ya en el contrato de compra se les asigna una cotización a la que deben ser vendidas, no los traigo a colación para criticar a los directivos, sino para poner de manifiesto que en el desarrollo de la vacuna hay importantísimos intereses económicos en juego. También hay una competición por el prestigio empresarial y personal de los desarrolladores. Y bienvenida sea esta competición en la que la ciencia básica y la tecnología se van a ver claramente beneficiadas; y, con ello, la salud de los ciudadanos.

Por otra parte, Pfizer se juega mil novecientos cincuenta millones de dólares del presupuesto estadounidense cuando entregue los primeros cien millones de dosis. Y a los ciudadanos nos importará poco que Pfizer, además de revalorizarse, pretenda mover a la opinión pública para que la Agencia de Medicamentos de EEUU, normalmente muy estricta, afloje un poco sus criterios y dé, antes de la salida de Trump, una “aprobación de emergencia” para la distribución de la vacuna. Digo que nos importará poco si la aprobación se da, siempre que se cumplan dos condiciones: vacuna segura y vacuna eficaz

Pero hablemos ahora de salud porque quizá las cosas no sean como parecen.

Los datos

¿Qué significa que la eficacia o la efectividad, porque no nos vamos a detener en tecnicismos, de la vacuna de Pfizer sea del 90%?

Veamos primero lo que no significa porque nos va a dar muchas pistas para interpretar este tipo de anuncios con contenido científico y de salud pública, pero también empresarial.

No significa que el 90% de los vacunados quedan protegidos por la vacuna. ¿Ah, no? Pues no.

No significa que los que queden protegidos no vayan a desarrollar la COVID grave. ¿Ah, no? Pues no.

No significa que la protección que otorgue la vacuna vaya a permanecer mucho tiempo. ¿Ah, no? Pues no.

¿Y protege a las personas que ya tienen el virus en el cuerpo, es decir, que ya se han contagiado?

Pues no lo sabemos.

¿Y protege igual a los jóvenes que a los ancianos?

Pues tampoco lo sabemos.

Entonces, ¿qué sabemos?

Sabemos que en un ensayo de fase III, previa a la homologación, a una parte de 44.538 voluntarios de distintas edades, razas y sexos se les ha vacunado y a otra parte se le ha inyectado solución salina (placebo). Y en un análisis de eficacia provisional realizado el 8 de noviembre, siete días después de haber recibido la segunda dosis de la vacuna y veintiocho días después de haber recibido la primera dosis, ha habido 94 participantes en el ensayo que han desarrollado la COVID; y de esos 94, el 10% pertenecen al grupo que fue vacunado y el 90% al grupo que recibió el placebo. El siguiente análisis de eficacia se hará cuando se hayan contagiado 164 participantes, lo que se espera para antes de final de este mes de noviembre.

El comentario

No sabemos, de momento, si esos 94 tienen síntomas leves, moderados o graves y si son más o menos graves en los que recibieron la vacuna o el placebo.

Y esto significa que tenemos datos de eficacia temprana y de seguridad temprana, pero, tal como ha sido hasta ahora el desarrollo de vacunas, tendríamos que pensar si nos conviene tener datos de eficacia y seguridad a medio y largo plazo.

Es lógico que un anuncio como el de Pfizer resuene con mucha fuerza en un mundo que ha perdido más de un millón doscientos mil congéneres por la COVID. Pero no es menos lógico que los ciudadanos nos preguntemos por las aprobaciones de emergencia que algunas farmacéuticas están buscando en las Agencias de Medicamentos. La Agencia americana, por ejemplo, está hablando de dos meses de seguimiento a los vacunados después de aplicarles la segunda de las dosis mientras algunos expertos se extrañan de los plazos y preguntan por los efectos a largo plazo.

No obstante, de momento, son muy buenas noticias, mejores que las que esperaban los expertos, y muestran el esfuerzo extraordinario que muchos laboratorios de todo el mundo están haciendo para dotarnos de una vacuna que vaya poniendo freno a la pandemia. Además, la tecnología empleada por Pfizer y BioNTech, el laboratorio alemán que hace el desarrollo básico, es muy novedosa y podría ser usada también contra el cáncer.

Y para los lectores que nos siguen, un apunte que entenderán y una pregunta. Si consideramos que en España puede haber ya una inmunidad por contagio próxima al 13% y la inmunidad de grupo la ciframos en el 67%, ¿qué porcentaje de la población susceptible, es decir, de los que no se han contagiado todavía habría que vacunar en España, si la eficacia de la vacuna, es del 90% para llegar a la inmunidad de grupo? La respuesta, mañana.

Cuando Pfizer y BioNTech aporten los datos que han dado pie al comunicado público que conocemos y estos datos puedan ser analizados por expertos, sabremos la letra pequeña de los aspectos científicos, clínicos y logísticos. Nunca antes, a los ciudadanos nos habían interesado tanto estos temas que, hasta ahora, habían estado reservados a los especialistas. Y está bien que sepamos lo que nos jugamos para que, entre todos, decidamos hasta dónde queremos asumir el riesgo.

LOS DIRECTIVOS DEL GIGANTE BIOTECNOLÓGICO MODERNA HACEN CAJA GRACIAS A LA ESPECULACIÓN SOBRE SU VACUNA

niusdiario.es, 03/07/2020

[Sobre la empresa que producirá la nueva vacuna milagrosa de ese occidente que dijo que el virus era menos que una gripe...]



Uno de los directivos de la compañía ordenó una venta masiva de acciones sólo días antes de la publicación de los primeros resultados del ensayo clínico de la vacuna

El CEO de la empresa ha vendido acciones por cantidades millonarias, aunque su plan de venta se conocía desde antes de la pandemia

La compañía de biotecnología Moderna Inc. podría cosechar cientos de millones de dólares en venta y revalorización de acciones si consigue acabar a la cabeza la carrera por la vacuna del COVID-19. Si por el contrario no es la primera en dar con la vacuna, el valor de la empresa a corto plazo podría derrumbarse.

Mientras tanto, el director ejecutivo de la empresa está amasando millones de dólares gracias a la venta de unas acciones que han triplicado su precio tras las noticias del progreso de la firma en el desarrollo de la codiciada vacuna, según informa la agencia de noticias Reuters. Las ventas - a manos del propio CEO Stéphane Bancel, un fondo a nombre de sus hijos y de compañías a su nombre - asciende a 21 millones de dólares (18'7 millones de euros) entre el 1 de enero y el 26 de junio, incluidos 6 millones de dólares en mayo.

El director médico de la empresa, Tal Zaks, ha vendido la mayoría de sus acciones disponibles por un valor de 35 millones de dólares desde enero, según las consultas realizadas por Reuters.   

Estas jugosas liquidaciones de acciones resaltan los incentivos poco habituales que tienen ahora los ejecutivos de las compañías de biotecnología para destacar - cuando no inflar- los logros alcanzados en la fase de pruebas de medicamentos que muy a menudo nunca llegan a comercializarse, de acuerdo con los expertos en la compensación de directivos consultados por Reuters. Los comunicados optimistas alrededor de la vacuna del coronavirus, aseguran estos expertos, podría llevar a los inversores a pagar de más por las acciones de la compañía o crear falsas esperanzas entre los responsables públicos y sanitarios que buscan maneras efectivas de combatir la pandemia.

Bancel fijó un calendario de ventas de sus acciones - conocido como plan 10b5-1 - mucho antes de que se produjese el impacto de la pandemia. Estos planes de venta de acciones de directivos pretende evitar que los directivos de las empresas operen con sus acciones con información privilegiada, y tomen decisiones de venta antes de hacerse pública información perjudicial para la empresa o retrasen las ventas hasta que se comunique información beneficiosa para la cotización.

Zaks incrementó su ritmo de venta gracias a un nuevo plan elaborado el pasado 13 de marzo. Eso fue sólo tres días antes de que Moderna anunciase la primera prueba en humanos de su vacuna en estudio. Noticias que hicieron que las acciones de la empresa se disparasen un 24% y marcaba un camino de revalorización de la cotización en bolsa de la empresa.

Las ventas permiten que los directivos generen grandes beneficios en lo que podría ser un optimismo fugaz del mercado, asegura Jesse Fried, catedrático de Derecho de Harvard y autora de un libro sobre directivos e información privilegiada. 

"Esta podría ser su única oportunidad de hacer grandes cantidades de dinero sin finalmente la vacuna no funciona", asegura Fried. Los directivos tienen una gran libertad a la hora de decidir qué información hacen pública y los directivos de Moderna tienen una enorme motivación para "mantener la cotización al alza".

La investigación de la agencia Reuters no ha encontrado ninguna prueba de que Bancel, Zaks o Moderna hayan inflado o exagerado el progreso de la vacuna de la compañía.

Un portavoz de Moderna ha comunicado que la liquidación de acciones de Bancel es sólo una pequeña porción de sus activos y que "esencialmente, todos los activos de su familia permanecen invertidos en Moderna." Bancel, sus compañías y sus hijos poseen el 8% de la compañía, convirtiéndolo en el segundo máximo accionista. 

Zaks no ha respondido a las consultas de Reuters y Moderna no ha querido comentar su venta de acciones de la compañía.

Ciencia por comunicado de prensa

Tanto Bancel como Zaks han sido muy optimistas en cuanto a las perspectivas de Moderna en sus declaraciones públicas.

Bancel llama a la tecnología mRNA que utiliza la compañía para todo el desarrollo de sus vacunas como "el software de la vida", con potencial para generar "una nueva clase de medicinas". También ha asegurado que el proceso de Moderna es capaz de desarrollar vacunas mucho más rápido y con mayores posibilidades de "éxito técnico" - y por lo tanto ser aprobadas - que otras firmas.

"No conocemos a nadie más que sea capaz de hacerlo a esta escala, con esta concentración y a esta velocidad", aseguró ante los inversores el 2 de junio. Un poco antes, en una conferencia de resultados el pasado 7 de mayo, Bancel aseguró que "nunca había estado tan entusiasmado y optimista ante el futuro de Moderna".

Muchos inversores y analistas se muestran igual de optimistas, aunque reconocen que es complicado evaluar las perspectivas de Moderna debido a las fases tan tempranas de su investigación.

La compañía generó críticas entre la comunidad científica por publicar información incompleta de un ensayo realizado por el Instituto de Salud Nacional de Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés). Moderna anunció el pasado 18 de marzo que su vacuna había generado anticuerpos en un pequeño subgrupo de voluntarios sanos. El anuncio disparó las acciones de Moderna un 20%, hasta su máximo de 80 dólares por acción.

Algunos científicos sugieren que Moderna no debería haberlo hecho público hasta que tuviese los resultados en todos los sujetos. "Esto es ciencia por comunicado de prensa", asegura Paul Offit, del Centro de Educación sobre la Vacunación del Hospital Infantil de Filadelfia. Sin los datos completos, asegura, "sólo puedes interpretar los posos del café".

El Dr. Anthony Fauci - el máximo responsable de enfermedades infecciosas de Estados Unidos - compartió los resultados con los gobernadores de los estados, según anunció el vicepresidente Mike Pence en Twitter el día del anuncio de Moderna. Pero Fauci - que está al cargo de las pruebas clínicas de Moderna - aseguró después que no le había gustado la publicación de información hecha por la compañía.

Bancel por su parte explicó a los inversores en la conferencia de junio que la cúpula de Moderna estaba preocupada por la cantidad de gente que había tenido acceso a esa información, incluido el NIH. Bancel aseguró entonces que la compañía había publicado los resultados parciales porque tenía miedo de que se filtrasen y que consideraba que esos resultados parciales era una información que todos los inversores debían conocer al mismo tiempo. Según las declaraciones de un portavoz de Moderna hechas a Reuters, la compañía cree que esa información tenía que ser hecha pública para cumplir con las reglas de la CNMV estadounidense. 

El día después del comunicado público del lunes 18 de mayo, Zaks vendió 125 mil acciones, por un valor de 10 millones de dólares, a 78 dólares la acción, frente a los 66 dólares a los que cotizaban el viernes anterior.

domingo, 15 de noviembre de 2020

UN ESTUDIO REVELA QUE EL CORONAVIRUS YA CIRCULABA POR CINCO REGIONES DE ITALIA EN SEPTIEMBRE DE 2019

niusdiario.es, 15/11/2020

[Más evidencias de que el brote de Wuhan de diciembre de 2019 no fue el origen del COVID-19]

Un estudio del Instituto de Tumores de Milán y la Universidad de Siena encuentra restos del virus en muestras de septiembre del año pasado

Según los resultados obtenidos el virus circulaba por cinco regiones de Italia cinco meses antes de los primeros diagnósticos en febrero

Italia registró 33.979 nuevos contagios de coronavirus y 549 personas ha perdido la vida en Italia en las últimas 24 horas a causa del virus



Italia registró 33.979 nuevos contagios de coronavirus en las últimas veinticuatro horas, una cifra inferior a la del día anterior aunque se han hecho muchas menos pruebas, y 546 personas han perdido la vida, confirmó hoy el Ministerio de Sanidad.

Las infecciones de la jornada del sábado superaron las 37.000, si bien se hicieron casi treinta mil test diagnósticos más, confirmando una vez más que cuando más se busca al virus, más se le encuentra.

Se trata de la habitual reducción del número de pruebas del fin de semana que, sin embargo, ha hecho que la relación entre positivos y el total de test sea del 17,4 por ciento.

La cifra de muertos sigue siendo muy elevada, en la línea de los últimos días, y el balance provisional asciende ya a 45.229 víctimas mortales desde el comienzo de la crisis, a mediados del pasado mes de febrero. En total se han contagiado 1.178.529 personas desde que se desatara la pandemia en el país.

Por otro lado sigue aumentando la presión en los hospitales: si bien la gran mayoría de los 712.490 enfermos de COVID-19 está en sus casas con apenas síntomas, 35.469 pacientes han sido ingresados (765 más desde ayer) y 3.422 requieren Cuidados Intensivos (+116).

Las regiones con mayor número de infecciones siguen siendo las norteñas Lombardía (8.060) y Piamonte (5.046) y la sureña Campania (3.771), con capital en Nápoles.

Coronavirus detectado en pruebas de septiembre de 2019

Mientras, el Instituto de Tumores de Milán y la Universidad de Siena han asegurado que el virus del Sars-CoV-2 circulaba en Italia ya en septiembre de 2019, casi medio año antes de que en febrero se detectaran los primeros casos en la localidad lombarda de Codogno.

Ambas instituciones publicaron un artículo en el que aseguran que, analizando pruebas de tumores pulmonares de 959 sujetos entre septiembre de 2019 y marzo de 2020, el 11,6 % de las mismas (111) tenían ya anticuerpos del coronavirus, el 14 % ya en septiembre.

Más de la mitad de las personas que por entonces ya contaban con anticuerpos, un 53,2 %, eran de Lombardía. Pero la presencia del patógeno no se limitaba a esa región, la más golpeada por la pandemia, sino que los positivos eran de cinco regiones del país.

Toque de queda hasta el 3 de diciembre

Para frenar al virus el Gobierno ha decretado -en principio- hasta el 3 de diciembre un toque de queda nacional entre las 22.00 y las 5.00 locales (21.00-4.00 GMT), ha restringido los horarios de la restauración y ha cerrado cines, teatros, gimnasios o piscinas.

Pero sobre todo ha impuesto un sistema con tres niveles de restricciones a nivel regional -rojo, naranja y amarillo- para imponer las más severas a los territorios más perjudicados y evitar un cierre total del país, lo que penalizaría a las menos infectadas.

Las regiones "rojas" viven prácticamente un confinamiento, menos severo eso sí que el de la pasada primavera. En estos momentos son siete las regiones en este nivel: Lombardía, Piamonte, Valle de Aosta, Toscana, Trentino-Alto Adige (norte), y las sureñas Campania y Calabria (este última por su precario sistema hospitalario).