lunes, 5 de diciembre de 2016

FUERON A POR LANA "ANTICASTRISTA"…. Y LOS FASCISTAS SALIERON TRASQUILADOS

Urania en Berlín, 01/12/2016


Cuatro mercenarios de la mentira y de la propaganda fascista de la COPE
 (Herrera, Lomana, Arias y Uriarte, de izda. a dcha.)

Este se podría llamar…con toda propiedad, el “zasca” más monumental del año. Sucedió en la Cadena de los obispos fascistas, la COPE. Allí fue invitado el pasado lunes el “disidente” cubano Norberto Fuentes, otro exiliado cubano más de Miami, mimado por la derechuza de Occidente. Lo que ocurre es que cuando todo parecía que iba a ir “rodado” (aunque con alguna tirantez) para el conductor del programa, el nefando fachoso Carlos Herrera, entraron a escena los “tertulianos” (esa especie de repulsivos cretinos que pontifican a las órdenes del gobierno neoliberal de turno). A saber, la infecta Gloria Lomana, el franquista Inocencio Arias y la ultraconservadora Edurne Uriarte. A pesar de su posición de disidente Norberto Fuentes se atrevió, con sorpresa para propios y extraños, a argumentar desde una posición neutral (y hasta elogiosa) el pasado (fundamentalmente) de Cuba, lo que le valió la respuesta agria y sucia de los tertulianos de la ultraderecha allí presentes, ya que no esperaban tal contestación de un personaje exiliado en Miami que creían iba a desollar, en vivo, a los hermanos Castro y a la Revolución. Cito textual de Fuentes: antes de la llegada de los Castro Cuba “era una reverenda mierda”, ese país (Cuba) era un país de prostitutas y de tahures y que si hay gente joven que apoye al gobierno actual es porque “la Revolución es una idea”. También rechazó que se llamase “monarquía absolutista” al sistema del país y aseguró que la oposición también ha sido perseguida en países como España. “Todo el mundo se está dejando llevar por toda esa bobería del carnaval de Miami”. Ver para creer…

Así que la piara tertuliana entró en cólera, desataron su previsible intolerancia e intentaron, como bien saben hacerlo aquí, muy “democráticamente”, tapar la boca a “nuestro disidente” que les debió parecer un infiltrado en Miami, un prohombre de Castro. Cito. Esto le valió descalificaciones por parte de Gloria Lomana, Edurne Uriarte o Inocencio Arias. Los tertulianos españoles llamaron a un cubano que opinaba sobre Cuba “chauvinista”, le acusaron de tener “ceguera” con los Castro y hasta le cuestionaron que supiera qué era la verdadera libertad. Fuentes se defendió en todo momento argumentando sus posiciones, y llegó a pedir a Arias que “no coma más mierda, gallego”.. Un sujeto vomitivo, el tal Arias, que había justificado unos minutos antes al régimen de Franco. Así cualquiera puede exigir a otros que hablen de libertades…Con razón Fuentes les espetó a esos delincuentes mediáticos que significaba para ellos la prostituida palabra “libertad”, tanto que les pilló a todos sin habla…

Se les olvidó a esos cuatro propagandistas neoconservadores del pensamiento totalitario único preguntar a Fuentes por los atentados terroristas contra Cuba y sus ciudadanos, por el bloqueo genocida por parte de un país que es su “referente” democrático, por los millones de muertes causadas por EEUU y la Europa de la OTAN en el mundo, con guerras-agresiones de masacres sin fin construidas con mentiras gigantescas…..Esas cosas obscenas que se guardan cuidadosamente bajo siete llaves en el pulcro Occidente y sus medios de deformación masiva.

Para otra vez asegúrense de llevar a un disidente terrorista convencido…hombre

Visto en el diario.es, a propósito del fiasco Fuentes:


Los audios:


viernes, 2 de diciembre de 2016

PERIODISMO Y LANGOSTA

Daniel Bernabé
La Marea, 30/11/2016

“La patente de corso para el periodismo de régimen se ha terminado. No puedes pretender quedar libre de crítica cuando has decidido ser parte de una guerra comunicativa contra todo el que ose plantear un estado alternativo de las cosas”.



Al buen cine no se le ve la cámara, me dijeron una vez en una de esas conversaciones que se tienen en la adolescencia y que acaban marcando por lo seguro de quien te habla. Hoy sigo estando de acuerdo. No hay nada peor que esas películas donde, por moda, exageración o un ego artístico desmedido, el director no para de aparecer en cada plano indirectamente, recordándonos en cada secuencia que detrás de las imágenes hay todo un equipo con sus focos, sus cables y su triste normalidad. Si el cine rompe el acuerdo tácito con el espectador, quien se decide a firmarlo por hora y media para hacer pasar una invención por algo real o al menos plausible, no es cine, está muerto. A los medios de comunicación de este país les está pasando algo parecido al mal cine, se les ve la cámara.

No hay semana en la que, quien debería dar la noticia, no sea la noticia en sí misma, despertando estupor, protesta y hostilidad en las redes sociales, que es lo que tiene ahora el pobre para jugar a la libertad de expresión. Antes daba voces a la tele, tiraba el periódico a la papelera e insultaba al tío de la radio, pero todo aquello quedaba como desangelado, con una magdalena a medio mojar en el café con leche como único testigo de la escena, a lo sumo la mirada extrañada de los demás clientes en el bar. No se crean, el resultado es el mismo, los retuiteos no construyen democracia ni dan legitimidad.

Porque de eso va la cosa, de legitimidad. Por eso nos enfada. Porque sabemos que aunque el kiosco esté siempre en la acera derecha de la calle para muchos aún constituye materia de seriedad. El problema no es que Ana Rosa dé un espectáculo todas las mañanas, sino que cientos de miles de personas se la toman en serio. Y en esto también la prensa se parece al cine: mientras que Ken Loach es un director comprometido, rojo, marcado, Michael Bay tan sólo entretiene, sin ideología, claro. Las palabras y las ideas no tienen valor por lo que dicen, sino por quien las dice, aunque no nos guste.

Los medios no dan información, los medios marcan la agenda pública, que es lo que nos dice de qué hay que hablar. Salvo catástrofe —esperemos que los directores de periódico no se hayan hecho ya con la máquina de producir terremotos— la opinión pública discute en torno a lo que otros deciden que deba ser discutido. No es que se pierda la soberanía informativa, es que las mediaciones hacen que un desempleado afectado por una deslocalización defienda en la cola del paro las virtudes de la globalización.

Escuchaba a Gabilondo decir en una entrevista que cuando un periódico entra en Bolsa se suicida. Y esos son los otros, los que pagan al flautista y eligen la melodía. En las democracias liberales los medios siempre han sido negocios, pero al menos durante esas décadas que van del fin de la Segunda Guerra Mundial al inicio de lo neocon, necesitaban hacer su trabajo. No es que no hubiera intereses, sesgos o relaciones con el poder político, sino que en gran medida la legitimidad del medio venía dada por su capacidad, o al menos su representación, de honradez e independencia, y con eso se hacía el negocio. Vendiendo. De ahí que durante un tiempo al decir la palabra periodista nos acordáramos de Todos los hombres del presidente y no de Eduardo Inda, de ahí que hubiera aún un mínimo espacio a la disidencia.

En España, por nuestras peculiaridades —que es como se llama aquí al fascismo— sólo tuvimos algo parecido durante los años 80, con más de representación que de realidad. Es de esa época, del momento fundacional del 78 y la gran hegemonía socialista, cuando llevar El País bajo el brazo era algo parecido para la mayoría a la chaqueta de pana o el pelo y la barba: más que una forma de informarse, era una forma de demostrar identidad. De ahí que las generaciones de 50 para arriba vean aún los medios como esa trinchera que deja todo claro afirmando certezas más que planteando incógnitas. Cuando la legitimidad te viene dada por el momento histórico puedes vivir de las rentas aún sin merecerla.

La cuestión es que esa relación tan clara entre medios y partidos de la alternancia, los nuevos modelos de negocio y sobre todo, la ruptura producida desde el 2011, han provocado que una minoría, ya no residual y además creciente, se cuestione el sistema mediático español de la misma forma que lo hizo en las plazas con el PP y el PSOE. Es más fácil descubrir que la realidad que te cuentan no es cierta cuando tú mismo la estás protagonizando.

La respuesta de los medios, sobre todo televisivos, fue transformar el Salsa Rosa en La Sexta Noche, ese modelo de espectacularizar la política por el que dejaron colarse a los padres de Podemos con la intención de buscar audiencias cuando la calle ardía y era difícil fingir que no. Como los resultados fueron los que fueron, ahora toca corregir la anomalía. El problema es que eso no hace más que aumentar la zanja, de la que hablábamos por aquí en capítulos anteriores. Cuando tu legitimidad está en entredicho parece mala idea intentar recuperarla buscando las conexiones de la PAH con ETA, fulminando de tus tertulias a quien da un moderado punto de vista divergente o dando voz a sujetos tan atrabiliarios como Inda y Rojo. Mal síntoma es cuando un Alsina entrevista a un Rajoy, y por hacer su trabajo acabe siendo un héroe. Mal asunto cuando tu función no es tomar la medida, sino engrandecer, quedando tú disminuido.

La patente de corso para el periodismo de régimen se ha terminado. No puedes pretender quedar libre de crítica cuando has decidido ser parte de una guerra comunicativa contra todo el que ose plantear un estado alternativo de las cosas. No es una cuestión ideológica, nadie se escandaliza porque se defienda el libre mercado, se esté contra el aborto o se alabe al rey sin mesura. Eso forma parte, efectivamente, de una libertad de prensa que debería ser intocable siempre. De lo que se está en contra es de la manipulación, de los publirreportajes y directamente de la mentira encajada a martillazos como certeza. De lo que se está en contra es de que mientras que hay un desahucio la noticia sea que un niño de Utah quedó atrapado dentro de una lavadora, afortunadamente, sin mayores consecuencias. De que se critique la falta de libertad de opinión en Cuba y las tertulias sean un todo monolítico donde incluso se riñe al disidente que no te dice lo que esperabas oír. De que la versión única en Alsasua sea la de la Guardia Civil y asuste el escribirlo. De que el corporativismo, al final, se transforme en omertá. De que la libertad de prensa no sea más que la libertad de opinión del dueño del medio.

Contaba Cansinos Assens una anécdota de un grupo de periodistas en el Madrid de Alfonso XIII, reunidos en torno a una mesa, invitados, con interés, por alguna institución que no recuerdo:

– Sí; eso es lo triste —insistió el del ABC— que nos avengamos a ser los chicos de la prensa… Hay que hacer algo por dignificar la clase… ¿De qué sirve la Asociación de la Prensa? ¿Qué hace don Miguel Moya? Somos la cenicienta del periodismo. Los directores se lo guardan todo… A mí, chicos, me da vergüenza venir a los banquetes.
– A mí también —asintió Dieguito—. Sólo que, la verdad, en ellos se come mejor que en la casa de huéspedes… Esa langosta con mahonesa estaba riquísima.

Pues eso, para qué decir más.

jueves, 1 de diciembre de 2016

UN MENSAJE PARA LOS QUE SE ALEGRARON DE LA MUERTE DE FIDEL

Roque Caravedo
RT, 27/11/2016

Fidel in New York (1959)

Murió Fidel. Mientras unos lloran, otros ríen. Sentirse triste por la muerte de un ser querido es de humano. Bailar por ello es perverso y despiadado.

Los países de Latinoamérica se independizaron poco a poco de los conquistadores europeos hace ya dos siglos, pero inmediatamente empezaron a ser una colonia de EE.UU. Mientras Fidel luchó por dejar de serlo, muchas naciones aún se rigen por las instrucciones que les llegan desde el norte. No se puede festejar la independencia de los conquistadores y criticar porque Fidel luchó por tener una Cuba independiente de EE.UU.  

Lo fácil para Fidel hubiese sido aceptar las reglas dictadas por Washington. Lo difícil, caminar emancipado y salir adelante instando al pueblo a unirse como nación. Pocos son los que tienen en cuenta que cuando Fidel llegó al poder lo primero que hizo fue recuperar las riquezas de Cuba con el fin de ponerlas al servicio de su pueblo. Las medidas implementadas en la isla afectaron los intereses de los grandes monopolios estadounidenses, que durante décadas saquearon a esta nación. El sueño cubano de ser independientes derivó en la pesadilla del inhumano bloqueo. 

La isla vive aislada no precisamente porque Fidel así lo quiso, sino porque el embargo impuesto por EE.UU. le cierra todo camino para triunfar. Hay que tener muchos valores y orgullo —como el de Fidel y gran parte del pueblo cubano— para no tambalearse y entregar un país por unos cuantos centavos. "Resistiremos a sus leyes", decía el líder revolucionario. "[El embargo] pasará a la historia como un gran crimen, como un intento de matar de hambre y enfermedad a todo un pueblo. Eso la historia no lo perdona", subrayaba. Si bien a lo largo de la historia Fidel ha sido fuertemente criticado por sus opositores por llevar su país a la miseria y a parte de sus ciudadanos al exilio, eso no minimiza sus enormes esfuerzos de haber luchado contra un imperio, siempre en aras de su pueblo. "Patria o muerte", justificaba. 

En la actualidad varios países europeos exigen a EE.UU. levantar el bloqueo. Obama abrió el camino para ello. Trump puede que le ponga punto final. De ser así Cuba empezará una nueva época. 

martes, 29 de noviembre de 2016

LA SER ACORTA UNA FRASE DE PABLO IGLESIAS SOBRE EL FEMINISMO EN UN TITULAR Y SE VE OBLIGADA A CORREGIRLO

Público, 29/11/2016

[Otra muestra de cómo las gasta la mafia que domina los medios de este país...]

La emisora de Prisa atribuía al líder de Podemos la frase: "La feminización de la política no se logra con más mujeres en cargos de representación", obviando sus palabras inmediatamente posteriores: "Que eso es importante y está bien".



La Cadena SER ha generado un nuevo revuelo en las redes sociales, después de que este martes publicara una noticia en la que atribuía al líder de Podemos, Pablo Iglesias, la frase que situaba en el titular: "La feminización de la política no se logra con más mujeres en cargos de representación", titulaba la emisora del Grupo Prisa a primera hora.

Poco después, tras las acusaciones de manipulación del propio Iglesias y de varias de las personas que participaron en el debate de I de este lunes, cuando el secretario general de Podemos realizó las declaraciones en cuestión, la emisora corregía el titular para incluir todas las palabras del líder del partido morado: "La feminización de la política no se logra con más mujeres en cargos de representación, "La feminización -continuaba Iglesias en la charla- no tiene que ver con la presencia de más mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas, que está muy bien que ocurra eso. La feminización tiene que ver con la forma de construcción de lo político", apostillaba, inmediatamente después de pronunciar las palabras con las que titulaba la SER.

lunes, 28 de noviembre de 2016

UN TUIT DIRIGIDO A FIDEL CASTRO PUDO HABER MATADO A RITA BARBERÁ

Toni

[Otro poco de humor...]

Imagen del entierro de Rita Barberá

Un tuit hiriente lanzado desde Miami hacia La Habana, con intención de incomodar al presidente Fidel Castro, pudo haberse desviado de su trayectoria a la isla caribeña y acabar estrellándose en Madrid, y más concretamente en el hotel Villarreal, donde se alojaba la senadora popular. “Escuché un ruido sordo, como cuando mi novio intenta hablarme de fútbol, pero no le presté mayor importancia”, ha contado la recepcionista del hotel que se encontraba en ese momento en el mostrador.     

Los restos salinos de una coma y varios fragmentos de lo que podría ser un adverbio de tiempo con retranca encontrados por la policía científica en el hall del establecimiento hotelero hacen pensar en la posibilidad de que un tuit de ultramar pudiese haber cruzado el Atlántico a muy baja altura y llegar sin problemas hasta la capital madrileña. “Los tuits ultramarinos suelen ser particularmente molestos, sobre todo los que provienen de Cuba o Venezuela, pues no son especialmente diplomáticos con los destinatarios”, advierten los especialistas en homicidios online.   

El Partido Popular ya ha confirmado que presentará la semana próxima una propuesta de ley para que solo los usuarios con licencia de armas y un permiso especial del Arzobispado puedan utilizar Twitter. “Ciento cuarenta caracteres es siete veces más de la capacidad del cargador de una nueve milímetros”, explican desde Interior. 

domingo, 27 de noviembre de 2016

POCO ANTES DE MORIR, RITA BARBERÁ PIDIÓ AYUDA A INTERIOR TRAS RECIBIR AMENAZAS, SEGÚN 'EL MUNDO'

20 minutos,  27.11.2016

Según este rotativo, la senadora valenciana mandó un SMS a un alto cargo del Ministerio.

Recogen las últimas horas de la exalcaldesa de Valencia antes del infarto que acabó con su vida. 

Su última cena fue una tortilla de patatas y un JB con hielo.



Rita Barberá mandó un SMS a un alto cargo del Ministerio del Interior en el que pedía ayuda tras haber recibido amenazas de muerte, revela este domingo el diario El Mundo. El mensaje lo envió pocas horas antes de morir de un infarto en un hotel de Madrid. 

"Simplemente recordarte la nueva carta de amenaza de muerte que he recibido. Esta vez me dan de plazo hasta el día 1. Besos. Espero verte días después. Rita", reza el SMS que envió la política 'popular', según El Mundo. 

El rotativo madrileño cuenta cómo fueron las 37 últimas horas de vida de Barberá, en la habitación 315 del hotel Villa Real de Madrid. Su penúltima cena, la noche del lunes, fue un whisky JB y una tortilla de patatas, que pidió al servicio de habitaciones. El martes se encontró mal, se acostó sin cenar y con ella se quedó su hermana María José, que durmió con ella. A las siete de la mañana del miércoles se dio cuenta de que Rita no respiraba. Una hora después se confirmaba su fallecimiento. 

El diario El Mundo también revela que el primer político en llegar fue el actual ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, seguido poco después por María Dolores de Cospedal. A las nueve de la mañana, el juez certificó el fallecimiento.

sábado, 26 de noviembre de 2016

FIDEL CASTRO HA MUERTO...

...¿Le van a dedicar un minuto de silencio sus señorías en el Parlamento español? No, claro que no, porque era un revolucionario y no una destacada figura de la mafia como Rita Barberá.