miércoles, 15 de julio de 2015

EL AYUNTAMIENTO DE MADRID CREA UNA WEB PARA DESMENTIR NOTICIAS QUE CONSIDERA FALSAS

El Ventano, 15/07/2015

[Sabia decisión.]



Bajo el título 'Versión Original', el Ayuntamiento de Madrid ha estrenado este miércoles una página web dedicada a verificar información y a hacer correcciones de datos e informaciones relacionadas con el Ayuntamiento de Madrid que considere erróneas. 

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, ha afirmado que la iniciativa de Ahora Madrid tiene "un halo de censura", al entender que no tiene cabida en una sociedad democrática. "Si es el poder el que usurpa el papel de los medios de comunicación, en una sociedad democrática, no sé como encuadrarlo, pero no sería una frase agradable en un mundo de libertades", ha dicho.

En la web ya han aparecido los primeros ejemplos: 'El Ayuntamiento de Madrid no ha anunciado nuevas tasas'. 'La Concejalía de Equidad, Derechos Sociales y Empleo no plantea el realojo en hoteles como medida específica para las personas desahuciadas'. 'El Ayuntamiento de Madrid no ha elaborado un plan para cambiar nombres de calles', son tres de ellos.

La intención de la alcaldesa por Ahora Madrid es que sea "un soporte blanco" que recoja correcciones documentadas que acrediten la veracidad de los datos e informaciones que hagan referencia al Ayuntamiento de la capital. El objetivo es defenderse de noticias falsas o no matizadas de los medios de comunicación.

La web no publicará opiniones ni comentarios, sino que se dedicará exclusivamente a contrastar noticias con los datos de que disponga el consistorio. Además, creará un buzón para que la ciudadanía, colectivos sociales y entidades de todo tipo puedan denunciar informaciones que consideren falsas o erróneas.

lunes, 13 de julio de 2015

VENEZUELA, LAS GUARIMBAS Y EL SILENCIO EUROPEO

Alex Anfrus
Investig'Action, 10/07/2015

En Venezuela, a principios de 2014, el plan que los opositores de derecha denominaron 'La Salida' no obtuvo el éxito esperado. ¿Se trataba simplemente de un programa de alternancia política? Para nada. Algunos de esos políticos, como Leopoldo López, ya habian participado en el golpe de Estado de 2002 contra Chávez, pero decidieron reincidir. Al promover la violencia y el caos en el país, la «oposición» renunciaba definitivamente a la vía democrática. Esta actitud ha conducido a Leopoldo López y Antonio Ledesma a la detención e investigación por su responsabilidad en el balance de 43 muertos, 486 heridos y 3.500 detenidos en el transcurso de las llamadas guarimbas (barricadas callejeras). Sin embargo, los medios europeos les siguen presentando como víctimas y presos politicos, relegando toda la responsabilidad de aquellos acontecimientos al Gobierno venezolano, que es calificado de «terrible dictadura». Se trata de la aplicación de una conocida regla de la propaganda de guerra: invertir el papel de las víctimas y los verdugos.


El doble rasero de los medios sobre las guarimbas

Un año después, el Comité de Víctimas de las Guarimbas, formado por familiares de las víctimas, ha realizado una gira europea de conferencias de prensa para dar su testimonio sobre las causas reales de aquella violencia. Esfuerzo realizado en vano... A pesar del bombardeo mediático que acompañó a comienzos de 2014 el fenómeno de la violencia en las calles de Caracas, la gira del Comité no ha suscitado el menor interés de los politicos y los medios europeos, a quienes no parece importarle conocer la identidad de las víctimas, ni establecer la verdadera responsabilidad de tales acontecimientos.

Como por arte de magia. Mientras que las verdaderas víctimas son invisibilizadas, los detenidos y acusados de la planificación de esta violencia política reciben un amplio apoyo internacional. En lugar de promover la verdad y la justicia, los que manifiestan ese apoyo en realidad defienden la impunidad hacia los responsables de la violencia de las guarimbas. Según el portavoz de la Red Alternativa de Defensa de los DDHH, Cristóbal Cornieles, en torno del fenómeno de las guarimbas se dieron cita varias manipulaciones mediáticas. La primera consistió en presentar la responsabilidad de los 43 fallecidos como obra del gobierno y las autoridades públicas. «Esta imagen ha tenido mucho eco en Europa. Sin embargo, de los 43 fallecidos, sólo 5 lo fueron por responsabilidad directa de funcionarios militares y civiles, ademas han sido detenidos y juzgados por ello. Los 38 fallecidos restantes, es decir el 90% del total, lo fueron por responsabilidad directa de las personas participantes en las acciones violentas de las guarimbas.» [1]

Como apunta Cristóbal Cornieles, «se ha favorecido la idea de que las protestas tuvieron lugar con fines de reivindicación social, de que hubo estudiantes que decidieron protestar de manera espontánea. Sin embargo, las acciones de violencia política formaron parte de una agenda claramente definida, denominada La Salida, que tenía como objetivo sustituir al Presidente, y que fue anunciada en diciembre de 2013 desde un restaurante de Miami».

El 31 de octubre de 2013, en Estados Unidos, el líder de la formación de derecha Voluntad Popular, Leopoldo López, utilizaba una metáfora que era muy explícita acerca de la radicalidad y la agresividad de su planteamiento político: «Hasta que no tengamos claro cual es la enfermedad, cual es el diagnóstico de lo que se esta viviendo en Venezuela, no vamos a tener clara cúal es la medicina que tenemos que aplicar para curar la enfermedad. Porque no es lo mismo un catarro, que se cura con una aspirina, que un cáncer, que se cura con quimioterapia o radioterapia. No es lo mismo».[2] Así pues, la relación entre la aparición de protestas que degeneraron rápidamente en violencia generalizada y el anuncio del programa de la oposición golpista en el que se enmarcaban esas protestas —La Salida—, fue celosamente ocultada por el discurso uniformizante de los medios.

El anuncio de La Salida desde Miami no fue sólo un indicio revelador sobre quienes eran los más fieles apoyos de la derecha venezolana, sino también la confesión explícita de su abandono de la opción democrática: «yo quiero venir a comunicarles a ustedes, que yo estoy absolutamente convencido, y no soy yo, sino millones de venezolanos, estamos absolutamente convencidos de que Nicolas Maduro tiene que salir antes que tarde del gobierno de Venezuela». Asi es como Leopoldo López puso de relieve su decisión de reincidir en métodos ilegales.

Cristóbal Cornieles señala asimismo que: «los actos de violencia más fuertes se produjeron en los municipios gobernados por Leopoldo López, y con el beneplácito de la policía municipal, que protegía a quienes protagonizaban los actos de violencia. Incluso hubo el caso de un alcalde —Cobayos— que fue identificado participando en actos de violencia. Por esa participación, en la actualidad se encuentra detenido y está siendo investigado junto a Leopoldo López.»

Respecto a los métodos empleados, parece evidente que la violencia no molestaba en demasía en las areas governadas por la derecha venezolana, sino que por el contrario se acomodaba de manera oportuna con sus objetivos políticos: «La violencia se ensañó contra los motoristas. Históricamente, la derecha ha asociado a los motoristas con los simpatizantes chavistas. El método utilizado fue la instalación, bajo las instrucciones de un general retirado del ejército, de trampas o "guayas", ubicadas a un metro y veinte de altura, con el objetivo de provocar la muerte de los motoristas. Otro método utilizado fue la apertura de alcantarillas, y el derramamiento de aceite en los alrededores. Tales métodos constituyen un acto de violencia política planificada, y no el resultado de acciones violentas aisladas o espontáneas en el marco de manifestaciones pacíficas.»

Por último, Cornieles subraya el carácter insólito del discurso mediático dominante acerca del fenómeno de las guarimbas: «A lo largo de historia del siglo XX en América Latina, nunca ha habido precedentes de manifestaciones que terminasen con funcionarios policiales muertos. Jamás hubo el registro de ese tipo de violencia hacia los funcionarios policiales, lo cual permite hacerse una idea del grado de violencia planificada que se produjo durante las guarimbas. Esos funcionarios ni siquiera murieron durante enfrentamientos con los manifestantes, sino que su muerte se produjo mientras retiraban escombros y materiales utilizados para el bloqueo de carreteras. Esos policias fueron disparados desde lugares elevados, lo cual es un claro indicio de alevosía y premeditación en el asesinato. Sin embargo, los responsables de los asesinatos hacia los funcionarios están libres, mientras que los otros agentes estatales implicados en casos de violencia están siendo investigados. A pesar de todo, la comunidad internacional mantiene la matriz de opinión de que fueron las autoridades policiales las responsables de la violencia que produjo los muertos.»

La primera fase del plan de desestabilización fue presentar una pequeña parte de los estudiantes venezolanos —especialmente los estudiantes de derechas— como parte de un movimiento social legítimo frente a los medios de comunicación internacionales con el fin de dañar la imagen pública del Gobierno venezolano. El objetivo era preparar el terreno y luego legitimar un golpe militar por un grupo de oficiales. Sin embargo, como ha señalado el escritor Luis Britto García, «los activistas que utilizaron la violencia son presentados por los medios de comunicación como jóvenes estudiantes. Pero son adultos encapuchados, entre ellos paramilitares y mercenarios extranjeros, los que se hacen pasar por ellos. (...) Más de nueve millones y medio de venezolanos son actualmente estudiantes. Es decir, aproximadamente uno de cada tres. Esto significa que si la población estudiantil fuese hostil a la Revolución Bolivariana (...) ésta no habría podido resistir a este estallido de violencia.» [3]

El plan incluía un bombardeo aéreo sobre TeleSur. Como lo recordaba justamente Nicolás Maduro, la revelación del plan de ataque a TeleSur es una indicación poderosa de quienes fueron realmente los actores detrás de la tentativa de golpe el 12 de febrero de 2015: «Seguramente alguien, un venezolano que nos odie mucho, pondría como primer objetivo del plan el palacio presidencial. Pero el que planifica desde afuera, su primer objetivo es que no se sepa nada en el mundo. Destruir TeleSur, (era) el primer objetivo. Los edificios de TeleSur que hay en el norte de Caracas.» [4]

Priorizar a un medio de comunicación como objetivo militar de primer orden nos recuerda el modus operandi del intervencionismo estadounidense, con el bombardeo de la televisión serbia en 1999, con el resultado de 10 muertos y 20 desaparecidos, o el del Hotel Palestina y las instalaciones de Al-Jazzera en Bagdad en 2003, en los que fallecieron los periodistas José Couso, Taras Protsyuk y Tareq Ayyoub, y resultaron heridos varios periodistas más.

La injerencia de EEUU y sus lazos con la derecha venezolana

Ya en 1829, el Libertador Simón Bolívar realizaba la siguiente predicción: «los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miserias en nombre de la libertad».[5] Si bien la intuición principal era diáfana, lo que faltaba únicamente por determinar era quienes serían los aliados históricos que jugasen el papel «providencial» permitiéndole a los EEUU destruir los procesos progresistas en Latinoamérica, como una plaga azotando las cosechas.

La implicación actual de los Estados Unidos en el plan de apoyo a una insurrección en Venezuela no debería sorprender a nadie. Como prueba, sus numerosas intervenciones militares a lo largo del siglo XX, pero también las más recientes, como el apoyo de Obama al golpista Roberto Micheletti y luego a su sucesor Porfirio Lobo en Honduras, tras el golpe de Estado que provocó el derrocamiento del presidente legítimo Manuel Zelaya. De hecho, para los Estados Unidos, la defensa de la soberanía, el fortalecimiento de una dinámica de integración regional, el antiimperialismo sin complejos de los gobiernos de Bolivia, Ecuador y Venezuela son otras tantas «amenazas inusuales» a sus proyectos de dominación hegemónica.

El 23 de junio de 2015, y en vista de las elecciones parlamentarias anunciadas para el 6 de diciembre de este año, una delegación de siete dirigentes del partido de derecha Primero Justicia, con Henrique Capriles a la cabeza, se han reunido en Nueva York con el asesor político Juan José Rendon. El Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello ha denunciado el apoyo que la derecha venezolana busca sistemáticamente en el extranjero: «Se fueron a discutir los problemas de Venezuela en Nueva York, aunque sabemos que no fueron a eso, fueron a recibir instrucciones de ese sector del imperialismo que no quiere la paz en Venezuela, además fueron a recibir dinero (...) ¿Eso es una oposición seria en Venezuela? No, no lo es». [6]

Venezuela paga pues el precio de sus recursos estratégicos y su ubicación geográfica entre Colombia y Estados Unidos, dos países que gozan de estrechas relaciones y que se materializan en la cooperación militar. Su injerencia se refleja a varios niveles. En primer lugar, en la financiación que la National Endowment Democracy (NED) y la USAID han otorgado a las organizaciones de la oposición venezolana de manera ininterrumpida desde 2001 (sólo en 2013, esa financiación se elevó a 7,6 millones de dólares). Pero también en el papel de los paramilitares colombianos en sus recientes intentos de desestabilizar el país [7], asi como en el asesinato del joven diputado Robert Serra. [8]

En realidad, La Salida, ese plan insurreccional cuyo punto álgido se produjo en los primeros meses de 2014 y que se basaba en tumbar un gobierno legítimo, sigue siendo una amenaza latente, ya que se inscribe en la continuidad de una serie de ataques y sanciones que apuntan todos al interés de la Casa Blanca en el regime change [9] de un país considerado estratégico. Así, el 11 de diciembre, Obama decide firmar unas sanciones contra oficiales y diplomáticos venezolanos de alto rango, destinadas a impedirles su acceso al visado. En enero de este año, una campaña mediática acusaba al Presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello de corrupción y de supuestos lazos con el narcotráfico internacional.

En consonancia con esas acciones, el 12 de marzo, el Parlamento Europeo aprobaba una resolución que «condena la persecución política en Venezuela (...) e insta a la liberacion de las personas encarceladas arbitrariamente» [10]. Es de destacar que en el Parlamento Europeo se lleva a cabo una instrumentalización política de los derechos humanos, y su discurso es muy diferente según los países sean aliados o no. Efectivamente, los miembros del Parlamento Europeo hicieron hecho oídos sordos a la delegación venezolana formada por el Diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela José Morales, y representantes del comité de victimas de la Guarimba. Yendry Velázquez, la portavoz del Comité, denunció que «de 751 eurodiputados, en la sala no estaban presentes ni 50 de ellos (...) No espero mucho de ellos, ya que esto estuvo planificado con anterioridad». [11]

Finalmente, el 9 de marzo hubo el infamante decreto de Obama designando a Venezuela como una «amenaza inhabitual y extraordinaria para la seguridad nacional» de los EEUU. Sin embargo, esta última intriga ha tenido un efecto inesperado, despertando la simpatía de millones de personas en todo el mundo que manifiestan su apoyo a la Revolución Bolivariana, y reclaman la derogación del decreto. Pero el decreto constituye una especie de espada de Damocles. El joven vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, advierte: «Estados Unidos utiliza esa orden ejecutiva como un "interruptor" que puedes apagar o activar según te convenga».

El Pueblo de Venezuela quiere Paz y Justicia

El primer acto de justicia consiste en que se conozca la verdad. Para ello es necesario poder visibilizar a las víctimas y a los responsables. La mayoría de los medios y la Unión Europea continúan solicitando la liberación de Leopoldo Lopez y los responsables de la violencia del período de las guarimbas. De ese modo, la UE hace una interpretación selectiva de los derechos humanos, plegándose una vez más a los intereses de los EEUU.

Desde hace dieciséis años, la Revolución Bolivariana promueve la unidad latinoamericana y el cambio de paradigma con el socialismo del siglo XXI. Por mucho que el imperialismo estadounidense se empeñe en repetir viejos esquemas coloniales de dominación, los pueblos de Nuestra América reafirman su unidad en la diversidad, infunden ejemplo y esperanza en los pueblos del mundo, con gobiernos que por primera vez incluyen en su agenda política a las amplias mayorías sociales.[12] La historia muestra que el colonialismo y los imperios tienen un comienzo y un final. Por eso los Estados Unidos y la Unión Europea deberian someterse a la evidencia y abandonar su apoyo a golpistas, mercenarios y criminales de todo tipo.

Investig'Action
10 julio 2015


NOTAS:
 [1] Conferencia de prensa del Comité de victimas de las guarimbas, en Bruselas, el 7 de marzo de 2015.
 [2] Ver video con el anuncio de «La Salida» : http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/investigacion/video---leopoldo-lopez-anuncio-la-salida-en-eeuu.aspx
 [3] https://venezuelainfos.wordpress.com/2014/04/13/venezuela-medias-et-terrorisme-par-luis-britto-garcia/
 [4] Discurso de Nicolas Maduro en la clausura del Encuentro de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, en Caracas, el 13 diciembre de 2014.
 [5] Carta al coronel Patricio Campbell, Inglés, Encargado de Negocios en Guayaquil.
 [6] Diosdado Cabello, «Con el mazo dando», 24 de junio de 2015, Venezolana de Television. Ver video: https://www.youtube.com/watch?v=MnBFAuSUTOg
 [7] http://notas.org.ar/2015/04/02/venia-imperial-guerra-psicologica-paramilitarismo-sabotaje-venezuela-ii/
 [8] Ver: http://www.telesurtv.net/news/La-historia-de-El-Colombia-el-asesino-de-Robert-Serra-20150530-0022.html
 [9] La expresión «cambio de régimen» hace referencia al derrocamiento de gobiernos extranjeros por Washington, sin recurrir a la intervención militar directa. Las operaciones cubiertas diseñadas por la CIA consisten en promover la desestabilización de países a través de golpes de Estado, financiando y entrenando a grupos hostiles a gobiernos, realizando campañas de guerra psicológica en los medios de comunicación, etc. El término es utilizado en la obra Overthrow: America’s Century of Regime Change from Hawaii to Iraq (2006) del periodista estadounidense Stephen Kinzer.
 [10] European Parliament resolution of 12 March 2015 on the situation in Venezuela (2015/2582(RSP))
 [11] http://www.vtv.gob.ve/articulos/2014/12/18/debate-sobre-venezuela-en-el-parlamento-europeo-esta-fuera-de-contexto-3763.html
 [12] Discurso de Jorge Arreaza pronunciado en la clausura de la Cumbre de los Pueblos, el 11 de junio de 2015 en Bruselas.

Fuente: El Diario de Nuestra América n°5, Julio 2015, Investig’Action -www.michelcollon.info

domingo, 12 de julio de 2015

¿QUÉ HAY DETRÁS DEL RECHAZO ALEMÁN A GARANTIZAR A GRECIA UN ALIVIO DE LA DEUDA?

Yanis Varoufakis
Sin permiso, 12/07/15


La cumbre de la UE de este domingo (12 de julio) sellará el destino de Grecia en la Eurozona. Cuando escribo estas líneas, Euclides Tsakalotos, mi gran amigo, camarada y sucesor al frente del Ministerio de Finanzas griego se va a una reunión del Eurogrupo que determinará si se llega a un acuerdo de última hora entre Grecia y nuestros acreedores y si ese acuerdo incorpora el grado de alivio de la deuda necesario para hacer viable la economía griega dentro del área Euro. Euclides lleva consigo un plan moderado y bien concebido de reestructuración de la deuda que responde, sin lugar a dudas, tanto a los intereses de Grecia como a los de sus acreedores. (Tengo intención de publicar aquí detalles de ese plan el próximo lunes, una vez despejada la niebla.) Si esas modestas propuestas de reestructuración de la deuda fueran rechazadas, según ha dado a entender el ministro alemán de finanzas, la cumbre de la UE de este domingo tendrá que decidir entre echar a Grecia de la Eurozona ahora o mantenerla en la zona un poco más, en una situación de desjarretamiento creciente, hasta que en algún momento futuro ella misma abandone. La cuestión es: por qué el ministro de finanzas alemán, el Dr. Schäuble, se resiste a una reestructuración de la deuda tan delicada y suave como mutuamente beneficiosa? La columna mía aparecida en el Guardian de hoy [11 de julio] ofrece mi respuesta a la pregunta. Se publicó, por cierto, con un título que yo no había puesto: “Alemania no ahorrará sufrimiento a Grecia: tiene interés en quebrarnos”.

El drama financiero griego ha dominado durante cinco años las cabeceras de los periódicos por una razón: el terco rechazo de nuestros acreedores a ofrecer alivios substanciales a nuestra deuda. ¿Por qué, contra el sentido común, contra el veredicto del FMI y contra las prácticas cotidianas de los banqueros que tienen que lidiar con deudores asfixiados, se resisten a una reestructuración de la deuda? La respuesta no puede hallarse en la teoría económica, porque se halla profundamente anclada en la laberíntica política europea.

En 2010, el Estado griego llegó a la insolvencia. Dos opciones congruentes con la ulterior pertenencia a la eurozona estaban sobre la mesa. Una, la razonable, la que cualquier banquero decente habría recomendado, era la reestructuración de la deuda y la reforma de la economía. La otra, la opción tóxica, era ofrecer nuevos préstamos a una entidad quebrada en la pretensión de que seguía siendo solvente.

La Europa oficial eligió la segunda opción, poniendo el rescate de los bancos franceses y alemanes expuestos a la deuda pública griega por encima de la viabilidad socioeconómica de Grecia. Una reestructuración de la deuda habría implicado pérdidas para los banqueros tenedores de bonos de deuda pública griega. Deseosos de evitar confesar a los parlamentos que los contribuyentes tendrían que volver a pagar por los bancos con nuevos préstamos insostenibles, los funcionarios de la UE presentaron la insolvencia del Estado griego como un problema de falta de liquidez, y justificaron el “rescate” como un asunto de “solidaridad” con los griegos.

Para hacer cuadrar la cínica transferencia de pérdidas privadas irrecuperables sobre las espaldas de los contribuyentes como un ejercicio de “amor severo”, se impuso una austeridad sin precedentes a Grecia, cuyo ingreso nacional –a partir del cual había que sacar para devolver las deudas— disminuyó en más de un cuarto. Basta la pericia matemática de un zagalito espabilado de ocho años para saber que ese proceso no podía terminar bien.

Una vez completada la sórdida operación, Europa tendría entre manos una razón adicional para negarse a discutir sobre la reestructuración de la deuda: ¡ahora tocaba a los bolsillos de los ciudadanos europeos! De manera que se administraron crecientes dosis de austeridad al tiempo que la deuda se hacía cada vez más grande, forzando a los acreedores a ampliar sus créditos a cambio de… ¡más austeridad todavía!

Nuestro gobierno fue elegido con el mandato de poner fin a esa espiral sin esperanza; de exigir la reestructuración de la deuda y un punto final a la paralizante austeridad. Las negociaciones han llegado al punto muerto de todos conocido por una simple razón: nuestros acreedores siguen descartando cualquier reestructuración tangible de la deuda, insistiendo al mismo tiempo en que nuestra impagable deuda sea devuelta “paramétricamente” por los griegos en situación de mayor vulnerabilidad, y por sus hijos, y por sus nietos.

En mi primera semana como ministro de finanzas recibí la visita de Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo (los ministros de finanzas de la Eurozona), quien me puso ante una opción descarnada: acepta la “lógica” del rescate y olvídate de exigencias de reestructuración de la deuda o tu acuerdo de crédito caerá –con la consecuencia tácita de que los bancos griegos serían clausurados—.

Luego vinieron cinco meses de negociaciones bajo condiciones de asfixia monetaria y un pánico inducido pánico bancario supervisado y administrado por el BCE. El mensaje estaba en el aire: a menos que capituléis, no tardaréis en enfrentaros a controles de capitales, cajeros automáticos a medio funcionamiento, un prolongado cierre bancario y, finalmente, Grexit.

La amenaza del Grexit ha seguido el curso de una montaña rusa. En 2010 puso el temor de Dios en los corazones y en las mentes de los financieros, en la medida en que sus bancos andaban rebosantes de deuda griega. Incluso en 2012, cuando el ministro de finanzas alemán, Wiolfgang Schäuble, decidió que los costes del Grexit era una “inversión” que valía la pena como vía para disciplinar a Francia y a otros, la perspectiva seguía resultando aterradora para casi todo el mundo.

Cuando Syriza llegó al poder en enero pasado, y como si de confirmar nuestra tesis de que los “rescates” no habrían tenido nada que ver con ayudar a Grecia (y todo que ver con blindar a la Europa septentrional); como si de confirmar esta nuestra tesis se tratara, una amplia mayoría en el Eurogrupo –tutelada por Schäuble— adoptó el Grexit, ya como su resultado de preferencia, ya como arma optativa de combate contra nuestro gobierno.

Los griegos se estremecen con toda la razón ante la perspectiva de abandonar el euro

Los griegos se estremecen con toda la razón ante la idea verse amputados de la unión monetaria. Salir de una moneda común no tiene nada que ver con un simple desacoplamiento, como el que hizo Gran Bretaña en 1992, cuando Norman Lamont cantó celebérrimamente de alegría en la ducha mañanera luego de que la libra esterlina abandonara el Mecanismo de Tasa de Cambio (ERM, por sus siglas en inglés). Y es que Grecia no tiene una moneda cuyo acoplamiento al euro pueda ser interrumpido. Tiene el euro: una moneda exterior plenamente administrada por un acreedor hostil a la reestructuración de la deuda insostenible de nuestra nación.

Para salir, tendríamos que crear de la nada una nueva moneda. En el Irak ocupado, la introducción de nuevo papel moneda llevó casi un año, unos 20 Boeing 747, la movilización de la potencia militar estadounidense, tres empresas de imprenta y centenares de camiones de gran tonelaje. A falta de una infraestructura así, el Grexit montaría tanto como anunciar una enorme devaluación con 18 meses de anticipación: una receta para la liquidación de todo el stock griego de capital y su transferencia al exterior por todos los medios disponibles.

Con un Grexit que venía a espolear el pánico bancario inducido por el BCE, nuestros intentos de volver a poner la reestructuración de la deuda sobre la mesa de negociaciones caían en oídos sordos. Una y otra vez se nos decía que eso era asunto para un indeterminado futuro que seguiría a la “culminación con éxito del programa”: un estupendo Catch-22, porque el programa jamás podría culminar con éxito sin una reestructuración de la deuda

Este fin de semana se llega al clímax de las conversaciones, y mi sucesor, Euclides Tsakalotos, busca de nuevo poner el caballo por delante del carro: convencer a un Eurogrupo hostil de que la reestructuración de la deuda es una condición necesaria de la reforma con éxito de Grecia, no una recompensa ex post por haberlo conseguido. ¿Por qué resulta tan arduo entender algo tan obvio? Yo veo tres razones.

Europa no sabe como responder a la crisis financiera. ¿Debería prepararse para una expulsión (Grexit) o para una federación?

Una es que la inercia institucional es difícil de romper. Otra, que la deuda insostenible da a los acreedores un inmenso poder sobre los deudores, y el poder, como es harto sabido, corrompe al más pintado. Pero es la tercera la que a mí me parece más pertinente, y en realidad, la más interesante.

El euro es un híbrido entre régimen de tasa de cambio fija, como el ERM de los 80 o el patrón oro de los 30, y moneda estatal. El primero depende, para mantenerse unido, del miedo a la expulsión, mientras que la moneda estatal entraña mecanismos de reciclaje de excedentes entre los Estados miembros (por ejemplo, un presupuesto federal, bonos comunes). La Eurozona se halla en un punto intermedio entre ambos casos: es más que un régimen de tasa de cambio y es menos que un Estado.

Y hay fricción. Luego de la crisis de 2008/9, Europa no supo cómo responder. Tenía que prepararse a fondo para al menos una expulsión (es decir, para el Grexit) a fin de robustecer la disciplina? ¿O proceder, en cambio, a una federación? Hasta ahora no ha hecho ninguna de las dos cosas, y su angustia existencial no deja de crecer. Schäuble está convencido de que, tal y como están las cosas, necesita un Grexit para despejar el aire de una u otra forma. Y hete aquí que, de repente, una deuda pública griega permanentemente insostenible, de no existir la cual la perspectiva del Grexit se desvanecería, ha cobrado una nueva utilidad para Schäuble.

¿Qué quiero decir con esto? Fundado en meses de experiencia negociadora, mi convicción es que el ministro de finanzas alemán quiere expulsar a Grecia de la moneda común para instalar el temor de Dios en los franceses y obligarles a aceptar su modelo de una Eurozona disciplinaria.

Yanis Varoufakis, exministro de finanzas del gobierno griego de Syriza, es un reconocido economista greco-australiano de reputación científica internacional. Es profesor de política económica en la Universidad de Atenas y consejero del programa económico del partido griego de la izquierda, Syriza. Fue recientemente profesor invitado en los EEUU, en la Universidad de Texas. Su libro El Minotauro Global, para muchos críticos la mejor explicación teórico-económica de la evolución del capitalismo en las últimas 6 décadas, fue publicado en castellano por la editorial española Capitán Swing, a partir de la 2ª edición inglesa revisada. Una extensa y profunda reseña del Minotauro, en SinPermiso Nº 11, Verano-Otoño 2012.

RUSIA, DISPUESTA A TENDER LA MANO A GRECIA SI FRACASA LA NEGOCIACIÓN

20 minutos, 10/07/2015

"Tenemos lazos históricos, fue Rusia quien aseguró la independencia de Grecia y los griegos lo recuerdan", afirma la presidenta del Parlamento ruso. 

"La religión no es el único factor que tenemos en común", recuerda Matvienko



Moscú está dispuesta a dar ayuda a Atenas si lo solicita, según ha afirmado Valentina Matvienko, presidenta del Parlamento ruso, en declaraciones a la televisión Rossiya'24. 

Los griegos tienen el amor y el respeto a Rusia en sus venas "Grecia no ha hecho ninguna solicitud de ayuda a Rusia hasta el momento, pero si lo hace vamos a examinar el marco de nuestras própias oportunidades para dar apoyo a Atenas", ha afirmado. 

"La religión no es el único factor que tenemos en común", recuerda Matvienko, que considera a Grecia un país amigo de Rusia. 

"Tenemos lazos históricos, ya que fue Rusia la que aseguró la independencia de Grecia y los griegos lo recuerdan. Los griegos tienen el amor y el respeto a Rusia en sus venas, estamos ciertamente dispuestos a tender nuestra mano en lo que sea posible", asegura la política rusa.

sábado, 11 de julio de 2015

COMUNISTAS PORTUGUESES PIDEN REFERENDUM PARA SACAR AL PAÍS DEL EURO Y NACIONALIZAR LA BANCA

Librered, 11/07/2015

[El cambio está en todas partes y es imparable.]


Los carteles que reclaman una hipotética salida del euro pueden verse en las calles de Lisboa y Oporto desde hace semanas, pero es ahora cuando el Partido Comunista de Portugal aprovecha la coyuntura generada por el desafío griego para incluir semejante propuesta en su programa electoral para las elecciones generales de octubre.

El secretario general del PCP, Jerónimo de Sousa, pretende liderar un movimiento de contestación a la política actual del Gobierno de Passos Coelho reclamando un referendo en el país vecino para decidir el retorno a la moneda anterior, el escudo.

En su opinión, la Unión Europea impide el desarrollo de Portugal con sus estrictas recetas financieras, aunque no se ha necesitado un segundo rescate y los plazos de devolución de intereses al Fondo Monetario Internacional se están cumpliendo.

De Sousa considera que la UE no es un bloque cohesionado, sino que la mayoría de los miembros (especialmente, los del sur del continente) se limita a obedecer a Berlín y Bruselas.

«El pueblo portugués tiene derecho a sortear esos obstáculos y condicionantes para disociar la cuestión del euro de la integración. De momento, estas políticas sólo nos llevan al empobrecimiento, así que tal vez ha llegado la hora de escuchar a los ciudadanos», ha manifestado el cabeza visible del PCP tras su reelección como secretario general el pasado fin de semana.

Su objetivo no es otro que «estudiar y preparar la liberación de Portugal de la sumisión al euro porque representa la degradación del aparato productivo».

En cualquier caso, el eventual abandono de la moneda única debe basarse en «el respeto a la voluntad popular y una cuidadosa preparación:, además de la defensa de los salarios y de los ahorros, de los niveles de vida y de los derechos de los trabajadores».

Como nuevas medidas, los comunistas solicitan el regreso al control público de la banca y, a partir de 2016, elevar el salario mínimo de 505 a 600 euros.

Se amparan en la situación de Grecia para proclamar que su posición es «absolutamente justa» y para asegurar de forma categórica: «El euro está vigente en Portugal desde el 1 de enero de 2002 y, desde entonces, ha quedado claro que esta adhesión sólo puede calificarse como un gran error político y financiero».

lunes, 6 de julio de 2015

TALEGÓN DEJA DEFINITIVAMENTE EL PSOE POR DESACUERDOS SOBRE GRECIA

M.M.
El Plural, 06/06/2015

[El PSOE se hunde y el bipartidismo también. Poco a poco pero se hunde. La postura del PSOE frente al referendum griego ha sido patética: para que no se note que tienen la misma postura que Rajoy frente al referendum griego se han dedicado a decir que están en contra de la Troika pero también de Tsipras. A lo mejor es que hay algo entre el SÍ y el NO y yo no me enterado. Me recuerda a la postura de cierta izquierda cuando decía ni OTAN ni Milosevic cuando en realidad querían decir "sí a la intervención de la OTAN pero que no se note".]

"Que la dirección del @PSOE no haya apoyado el NO debería suponerles la dimisión inmediata. Ni socialistas, ni demócratas, ni europeístas"

[¡Bravo, Bea!]

Beatriz Talegón, que lleva meses expresando diferencias con sus compañeros socialistas ha decidido este domingo darse de baja definitiva como militante del PSOE, enfadada por la dirección por no haber apoyado el ‘NO’ en el referéndum griego. En su cuenta de Twitter ha dicho que enviará este lunes una “carta certificada” presentando su baja voluntaria. “Algunos se quedarán contentos. Yo, aliviada”, ha sentenciado.

No es el único mensaje crítico al hasta ahora su partido con el que se ha despachado esta tarde en Twitter:

“Los socialistas se fueron del psoe cuando ya no quedó ni solidaridad internacional, ni República, ni democracia, ni dignidad en el partido”.

“Que la dirección del @PSOE no haya apoyado el NO debería suponerles la dimisión inmediata. Ni socialistas, ni demócratas, ni europeístas”

“Decir que el 135 fue un error y hoy estar a favor del Sí significa que volverían a pactar por el 135 (o lo que la Troika impusiera). Cambio?”

“Mira, @sanchezcastejon uno de los “sabios de Zapatero” mañana votaría NO. Tú que votarías?”

Diferencias irreconciliables con Pedro Sánchez y su equipo

El pasado 16 de junio, Talegón publicó en ELPLURAL.COM un artículo en el que expresaba que, a pesar de sus diferencias con la actual dirección del PSOE, quería seguir dentro para tratar de cambiar las cosas que no le gustaban. Hoy, ha tirado definitivamente la toalla.

domingo, 5 de julio de 2015

¡OXI! GRECIA DICE NO A LA AUSTERIDAD IMPUESTA POR LA TROIKA CON MÁS DE UN 61% DE LOS VOTOS

César Pérez Navarro
Tercera Información, 05-07-2015   

[Vaya, otra vez han vuelto a fallar las encuestas. Siempre dan mejor resultado del que realmente es a las opciones más conservadoras... Curioso ¿no? De todas formas, mi enhorabuena al pueblo griego. Ha dado una lección del dignidad al mundo.]

Con más de la mitad de los votos escrutados y un margen de error que no excede el 5%, el No se impone en Grecia por más de 20 puntos de diferencia a pesar del ajustado resultado que vaticinaban las encuestas en la practica totalidad de los sondeos ofrecidos por los medios de comunicación. El desenlace parece mostrar que no existió la recuperación y remontada que dejaron los últimos sondeos en 44,1% para el Sí y 43,7% No.


Con el 53,28%% de los votos escrutados, continúa la victoria del NO. El 61.25% de los votantes ha elegido la papeleta del No mientras que el 38.75% han elegido el SÍ.

Pasada la mitad del escrutinio se anuncia una victoria espectacular para Alexis Tsipras, quizá muy por encima de sus propias expectativas y de lo que indicaban los sondeos. Desde poco más del 5% del escrutinio, el No ha alcanzado el 61% y no ha bajado de ahí. Los griegos han votado contra el memorándum de la troika, por lo que el gobierno de Tsipras sale reforzado en su postura de reestructuración y quita de la deuda, que se eleva al 177% del PIB.



El gobierno de la izquierda radical de Syriza planteó una consulta ante la abusiva propuesta de los acreedores hace una semana. A pesar de las molestias que ocasionaron los bancos cerrados, del cierre de capitales tras cortar la liquidez el Banco Central Europeo a las 24 horas de anunciar el referéndum, de la inquietud inducida por la presión a la ciudadanía y una campaña basada en el miedo desde todos los altavoces de los grandes grupos mediáticos europeos, el pueblo griego dice NO a la Troika y al chantaje de los recortes como exigencia para obtener financiación.

La división del pueblo griego en dos mitades basada en falsos sondeos se torna en una amplia mayoría de griegos contra las políticas neoliberales de austeridad.

Las negociaciones deberían continuar con un acuerdo entre Grecia y las instituciones europeas que podría concretarse en los próximos días con un gobierno griego que sale fortalecido por el respaldo de sus ciudadanos.

La nueva propuesta griega se basará en un informe del propio FMI, que no recibió un tramo vencido de la deuda de 1.500 millones de euros, y que reconoce que la deuda es insostenible porque solo el pago de los intereses ahoga la economía. El ejecutivo de Tsipras también pedirá una ampliación del límite de la línea de asistencia de liquidez de emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) del Banco Central Europeo.

Ningún miembro del gabinete o del gobierno griego ha mencionado la salida de Grecia del euro o de la Unión Europea, tampoco la emisión de una nueva moneda o el regreso al Dracma.

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, ha afirmado en rueda de prensa: "el pueblo griego ha dicho no a cinco años de hipocresia, no a los nuevos recortes a los más pobres y sí a las reformas verdaderas que pongan fin a esta austeridad. Este era el objetivo claro de la negociación (...) El ’no’ de hoy es un gran sí a una Europa democrática que fortalece la protección que Grecia da a su pueblo", ha argumentado. "A partir de mañana, Europa, cuyo corazón late esta noche en Grecia, comenzará a curar sus heridas (...) Durante cinco meses, los acreedores han rechazado una negociación sustancial, han impuesto el cierre de los bancos y planificado nuestra humillación" ha concluido.

TVE LLAMA A SUS REDACTORES A LA DELACIÓN CONTRA QUIENES SEAN CRÍTICOS

F. Gálvez
El Plural03/07/2015

La dirección de la Corporación impone un llamado 'Código de Conducta' que los trabajadores han rebautizado como su propia 'Ley Mordaza'


“Ahora que estamos conociéndola, en la redacción se está creando un ambiente de enfado creciente… Lo que han hecho ha sido imponernos una ‘ley Mordaza’ interna”. Un redactor de TVE resumía así para ELPLURAL.COM el ambiente que se ha creado en las redacciones de la Corporación según se ha ido conociendo mejor el ‘código ético’ que el Consejo de Administración les ha impuesto este pasado miércoles y que la dirección ha bautizado con el eufemístico nombre de ‘Código de Conducta’.

Un todopoderoso ‘Comité de Auditoría’ estudiará las ‘denuncias’

La dirección de la Corporación, controlada a través de una mayoría absoluta por los consejeros del PP, decía pretender regular con este código la ‘integridad y responsabilidad profesional’ de sus trabajadores. Y establece la creación de un Comité de Auditoría del Consejo de Administración para estudiar los casos que se denuncien. El problema es que este ‘código ético’, como se les presentó, en realidad, según se presenta en su desarrollo, no es otra cosa que un arma para poder perseguir a todo aquel que se muestre crítico con la empresa, bajo la acusación de que con las críticas se ataca a la buena imagen de la empresa.

En este sentido, se ha destacado entre los redactores la creación bajo este código de lo que han pasado a llamar ‘un buzón para delatores’. Así, se ha creado una dirección de correo electrónico (cumplimiento@rtve.es) donde se incita, según denunciaba la sección sindical de UGT de RTVE, a “animar a todos los trabajadores a denunciar cosas como la falta de “buena fe” o de “voluntad de servicio” por parte de sus compañeros”. Y que todos entienden como la instauración de un goebblelsismo, un control, por el que si alguien en sus cuentas sociales, o en cualquier declaración pública se pronuncia contra las decisiones o los modos de actuar de la dirección pueda ser denunciado anónimamente e investigado.

Ya el Convenio Colectivo tenía un régimen disciplinario interno

Y esto, porque en el ‘código ético’ se dicen cosas como que se deben evitar por parte de los trabajadores conductas que puedan perjudicar la reputación de RTVE ante la comunidad. Igualmente, los sindicatos en la empresa denuncian frases del Código como ésta: “la responsabilidad profesional se entiende como la actuación proactiva, eficiente y enfocada a la excelencia, la calidad y la voluntad de servicio”, lo que ellos entienden como una amenaza a quienes critiquen, por ejemplo, los intentos de la dirección de imponer censuras en los informativos.

Además, como subrayan a ELPLURAL.COM los diferentes trabajadores de la radiotelevisión pública con los que hemos hablado,  la empresa, en su Convenio Colectivo ya tiene un capítulo, el de derechos y deberes, donde se establecen todos los procesos sancionadores y las causas que pudieran llevar a ellos.

sábado, 4 de julio de 2015

TVE ENVÍA A ATENAS UNA PERIODISTA QUE HA LANZADO DURAS CRÍTICAS CONTRA EL GOBIERNO DE SYRIZA

El ventano, 04/07/2015

[Diga Vd. que sí. Sra periodista. ¿Para qué va a dejar que el pueblo llano se forme su propia opinión sobre Grecia? Para eso está Vd. para enfocarlo todo según la visión de los poderosos. No vaya a ser que el pueblo se rebele y haya que aniquilarlo como en 1936.]



Susana Burgos, que ha sido directora de Informativos de Intereconomía TV y con vínculos con Telemadrid y 13TV, ha sido la periodista elegida por Televisión Española para cubrir desde Atenas el proceso de la crisis griega y el referéndum de este domingo.

Su designación ha levantado polémica entre los profesionales de la casa al comprobar que la periodista ha colgado varios mensajes en su Twitter muy críticos con el Gobierno de Syriza, que se ha apresurado a eliminar tras las críticas recibidas.

"Estoy por proponerle a Tsipras que tuitee en griego en lugar de en inglés para que no nos enteremos de las tonterías que dice" o "Escuchando a los mejores, cada vez veo más plausible la creación de un Gobierno de concentración para Grecia que acabe con este dislate", son dos de sus tuits.

El Consejo de Informativos de RTVE ha emitido un comunicado en el que considera "rechazables e inapropiados los tuits emitidos por la Enviada Especial de TVE a Atenas en los que no sólo toma partido en una cuestión sobre la que va a informar, sino que además lo hace con expresiones inapropiadas que rozan el insulto al jefe de Gobierno de Grecia".

La nota añade que, con sus tuits, Susana Burgos "ha quedado inhabilitada desde un punto de vista deontológico para informar sobre la situación en Grecia" y reclaman a la dirección de TVE "que sea sustituida por alguno de los excelentes profesionales que conforman la redacción".

EL OTRO CONTAGIO ¿Y SI GRECIA PROSPERARA AL ABANDONAR EL EURO?

Simon Kennedy
Bloomberg, 04/07/2015

[Éstos de Bloomberg sí que hablan claro... Ese es el verdadero miedo que tienen los que han creado esta crisis: que la gente se dé cuenta de que se puede vivir, y mucho mejor, lejos del FMI.]



“Desde una perspectiva económica, una de las mayores amenazas de un contagio producto de una salida de Grecia sería que el país se fuera y que rápidamente su economía empezara a crecer con fuerza”, dijo Ben May, de Oxford Economics. “De ser así, sería probable una mayor fragmentación de la zona del euro”.

“Una evidente recuperación económica” de Grecia significaría como mínimo que “podría aumentar el apoyo a fuerzas no convencionales en otros países”, dijeron los economistas de Citigroup, haciendo referencia al partido español Podemos, que rechaza la austeridad.

Colegas de May han usado recientes informes para demostrar que una salida de Grecia podría no ser tan mala. De los 70 alejamientos de uniones monetarias desde 1945, sólo una pequeña minoría padeció grandes pérdidas, y Grecia podría tener margen para una recuperación, dado que la caída de 25 por ciento de su producto interno bruto ya se cuenta entre las 137 crisis económicas más graves desde 1980, sostienen.

En el Instituto Peterson de Economía Internacional de Washington, el economista Joseph Gagnon escribió esta semana que, con un manejo adecuado, una salida de Grecia podría significar que la economía empezara a crecer en seis meses y que experimentara una fuerte aceleración en dos o tres años conforme una moneda más débil alentara la competitividad y atrajera turistas.

Revival griego

“Pocas fuerzas han quedado demostradas con tanta claridad en la historia económica como el aumento del gasto y el crecimiento producto de una depreciación marcada y sostenida”, dijo Gagnon.

Para May, la posibilidad de una reanimación de Grecia significa que los funcionarios europeos se mostrarían prudentes en lo relativo a prestar demasiada ayuda al país si abandona la moneda común, si bien tendrían que asegurarse de que el país cuenta con suficiente apoyo para evitar que se convierta en un estado inviable.

“Si más economías del sur de la zona del euro abandonaran el bloque, el impacto podría ser muy fuerte”, dijo. “La mejor opción para el resto de Europa podría ser proporcionar a Grecia suficiente ayuda para evitar un desastre, pero no suficiente para que una salida resultara atractiva a los ojos de otras economías de la zona del euro”. 

viernes, 3 de julio de 2015

GRECIA Y LA MANIPULACIÓN DE LOS MEDIOS




Grecia amanece hoy en medio de un corralito parcial. La situación ha llegado a un punto que no esperaba, ante el enquistamiento de las negociaciones y la cerrazón de las “instituciones” en no aceptar la evidencia que Tsipras y Varoufakis no paran de explicarles: Que las medidas propuestas solo hacen más daño y que la deuda griega no se puede pagar por mecanismos convencionales.

Estas dos evidencias, palmarias y conocidas por todos, están siendo ignoradas en todos los análisis mediáticos de forma absolutamente escandalosa. Se presenta a Tsipras y Varoufakis como unos izquierdistas locos e irresponsables que van a llevar a su país a la ruina, como si en la Grecia que comenzaron a gobernar hubiese otra cosa que ruina o cómo si lo que propusiesen fuese una locura y no la desesperada reacción ante exigencias inaceptables.

El debate político y económico sobre la situación evidentemente tiene muchos matices y todos se pueden discutir. Quizá Varoufakis sea arrogante, Tsipras no tenga tacto para negociar y Syriza no entienda cómo funciona la política europea, yo no digo que no. Todo eso se puede discutir y aceptar. Pero nada de eso se puede usar como prueba de carga cuando se ignora adrede que lo que se le está pidiendo a Grecia es un suicidio y que, a nivel teórico, al gobierno griego le asiste la razón, tanto técnica como moral.

Es terrible asistir a la deformación de la realidad que hacen los medios de comunicación. Desde el mismo momento en que el gobierno de Syriza tomo posesión nos han estado avisando de que Grecia iba a ir a la ruina (como si no estuviese ya). No había semana en que no saliese una noticia que calificase a los dirigentes griegos de suicidas e irresponsables, que no hablase de que Grecia iba a salir del euro o de la miseria que les esperaba a los griegos por confiar en “populistas”. Ni un segundo de paz tuvieron los dirigentes de Syriza, sistemáticamente vilipendiados por toda la presa europea (con especial saña la alemana) ignorando, y no voy a parar de repetirlo porque eso es lo fundamental, que les asiste la razón.

Obviamente en esta recreación mediática influía absolutamente la hegemonía comunicacional de una élite política y económica que está intentando, desde el primer minuto, que Syriza fracase. Y lo están intentando por alguna de estas tres razones: 1º/ Porque temen que una reestructuración de deuda/fin de la austeridad genere un efecto contagio en todas las economías que necesitan estas recetas, lo que forzaría a un cambio radical en la política monetaria europea 2º/ Por el temor de que una fuerza ideológicamente outsider del sistema, la izquierda “radical”, se legitimase como fuerza de gobierno razonable a los ojos de todos los europeos, y 3º/ Como consecuencia primera del punto 2, para evitar una victoria de Podemos en España o de partidos parecidos en países como Portugal e Italia.

En medio de esta deformación de la realidad se ha mentido radicalmente. Para empezar se ha dicho que Grecia no quiere pagar sus deudas. Eso es FALSO. Grecia NO PUEDE pagar sus deudas, no podría ni pagar los intereses de la misma de no estar conectada a un rescate financiero, y cuando éste acabe no podrá pagar la deuda. Lo que se está intentando es simplemente ganar tiempo, jugando a un juego de las sillas donde los listos, que son los que saben que la música se va a parar, se colocan en una buena situación para que los tontos se queden sin silla cuando llegue el fin del juego.

Al pobre ciudadano de a pie, acostumbrado a su economía de andar por casa con hipotecas y préstamos, se le presenta una realidad falseada de que un país ha contraído una deuda para vivir bien y luego no quiere pagarla, comparación muy intuitiva pero absolutamente falaz. La realidad es que las deudas solo se pagan cuando se puede, como lo demuestra las decenas de concursos de acreedores que se dan al día, que nos muestran dos verdades evidentes: Que más importante que la deuda es la viabilidad de la sociedad en cuestión (y para eso están las administraciones concursales y los acuerdos sobre la deuda), y que la inviabilidad de una deuda lleva inexorablemente a que la “pena” la asuman también los acreedores.

Pero a la gente se la manipula con las más diversas mentiras y se le mueven los sentimientos más primarios para engañarlos. Igual que quienes consideran la vivienda un mero bien mercantil están siempre azuzando a los ciudadanos con la idea de que hay gente (y gobiernos que lo permiten) que no quieren pagar su hipoteca mientras ellos sí tienen que pagarla, al ciudadano se le cuentan mentiras de griegos viviendo del cuento. Un ejemplo: Un compañero de trabajo el otro día dijo que los griegos se jubilaban a los 52 años de forma general. Esto, que es evidentemente un disparate, es la generalización de una situación puntual que se deforma y falsifica para manipular a nuestra población y hacerles creer que los griegos, que han devaluado un 40% sus pensiones en el último lustro, son unos privilegiados egoístas. Y mi compañero no tiene la culpa, escucha la COPE por la mañana y en estas cosas no es muy avispado, pero quienes cuentan eso a sabiendas de que es mentira son gente indigna que no deberían llamarse periodistas.

Hace una semana, cuando parecía que la última propuesta griega iba a ser aceptada, los manipuladores se afanaron a decir que Tsipras era un traidor a sus votantes y a su programa electoral. O sea, que cuando iba a sumergir Grecia en el apocalipsis era un loco peligroso, y cuando cedía para no sumergir a Grecia en ese apocalipsis entonces era un traidor…No hay que ser zahorí para darse cuenta que quienes hacen estos comentarios no tienen la más mínima credibilidad, no son más que timadores intelectuales que no analizan nada y que simplemente quieren engañar a la gente y hacerles creer que Syriza es el demonio, sea cual sea el argumento que lleve a esa conclusión predeterminada.

Entre esos manipuladores voy a destacar a dos (lo siento, no me puedo aguantar). El primero es Jose Carlos Díez, famoso economista para el que todas las propuestas económicas que no sean las suyas están mal y son desastrosas, e incluso cuando son las suyas propias también están mal si no las hace quien él quiere. Díez, que solo defiende las propuestas del PSOE, ha atacado con saña desde la propuestas económicas de Merkel y Rajoy a las de Syriza, pasando por las de C’s, incluso las ha atacado cuando son parecidas a las él que ha defendido. Es un personaje transparentemente manipulador que parece tener aspiraciones políticas y que ha dilapidado su credibilidad con un partidismo ridículo de transparente que es.

Otro que se ha apuntado a este carro es el economista de cabecera de C’s, Luis Garicano. Sin llegar a los niveles de ridículo de Díez, Garicano ha convertido su twitter en un ataque continuo a las políticas de Syriza, en lo que es una postura claramente de partido pues lo que pretende, como os imagináis, es hundir la imagen de Podemos que es su rival político, dejando de lado para ello la ecuanimidad y prudencia que requeriría su posición de economista.

Y la realidad es que el plan de propuso Tsipras fue manipulado hasta la saciedad por los medios de comunicación españoles, alemanes y de otros países. “Tsipras sube el IVA, los impuestos, hace recortes y perjudica a los pensionistas” era la típica portada que se podía leer la semana pasada. Pues bien, era casi todo mentira. La supuesta subida del IVA era solo para el turismo, llegando incluso a bajar el IVA súper reducido. La subida de impuestos se concentraba en las clases más altas y los beneficios empresariales y los “recortes” eran solo para el gasto militar.

Lo único que era cierto era la exigencia de más contribución de los pensionistas, pero se presentaba un cuadro falsificado de “traición”, cuando las condiciones eran mucho mejores que las pactadas por Nueva Democracia. Y ojo, que se podía discutir si se debía ceder en lo de los pensionista o, desde posiciones maximalistas, si la cesión suponía pasar ciertas líneas rojas respecto a lo prometido en el programa electoral. Pero una “traición” no era, era una propuesta posibilista que contenía, eso si es verdad, concesiones. De hecho fijaos si era una traición que las instituciones acreedoras lo rechazaron, exigiendo subir el IVA.

Y ahí es donde Tsipras marcó la línea roja, no aceptó el pacto y convocó un referéndum para que fuesen los griegos quienes decidiesen si aceptar esto o no. Sí, la jugada no es simplemente una cuestión “democrática”, tiene evidentemente un punto de órdago, de desesperación ante una posición negociadora débil. De hecho esto no lo ha inventado Tsipras: Ya lo intentó Papandreu en 2011, aunque esa vez para validar el acuerdo y no para rechazarlo. Se lo cargaron a la semana, poniendo un tecnócrata en su lugar.

La actual situación nos pone en enorme dificultades a todos. Si alguien no propone un acuerdo que sea pactado por ambas partes (y ya están los EEUU intentándolo) habrá un referéndum, y yo creo que puede salir el NO aunque las encuestas digan lo contrario. Y si sale el NO ya veremos lo que pasa, porque o entran en razón en el BCE o Grecia tendrá que mantener el corralito y salir del euro. Después del NO se podría negociar de nuevo, lo que pasa es que no parece que ni el FMI ni Alemana tengan ya otra voluntad que destruir el gobierno de Syriza.

Un NO no sería caprichoso. Grecia ha hundido su economía un 25% desde el inicio de la crisis, fundamentalmente debido a los planes de austeridad. Más del 80% del 26% de parados no tiene cobertura alguna, el 25% de la población no tiene sanidad, las pensiones se han hundido un 40%. Hay impuestos sobre las viviendas, recortes en todo y muchos tienen la cara dura de decir que, antes de llegar Syriza, ¡el país estaba creciendo!

Eso es, una vez más, una vergonzosa manipulación. El PIB de Grecia creció en el 2014 un mísero 0,8% anual, producto fundamentalmente de la deflación (el PIB se corrige con la inflación, por eso cuando hay deflación ésta ayuda a que aumente el PIB real, a pesar de que el nominal esté en negativo como en este caso) y de las acciones del BCE. Aunque ya en el 4º trimestre del 2014 el PIB trimestral descendió un 0,4%. En el primer trimestre de 2015, con 2/3 de tiempo de gobierno de Syriza, el PIB descendió un 0,2% anual ¡Y dicen que Grecia estaba recuperándose y que Syriza la ha hundido! Hay que tener la cara de hormigón armado.

Grecia es uno más de estos casos en que la prensa engaña conscientemente y de forma generalizada. Mirad, yo no he vivido en una dictadura, pero tengo la sensación de que para temas como este no debe ser muy distinto. Si ahora no tuviésemos internet probablemente nuestra información sobre temas como este no distaría mucho de la información que había en el tardofranquismo o la que habrá en dictaduras contemporáneas. Al menos en aquella época una mayoría crítica de personas sabía que los medios mentían. Hoy tengo la sensación de que la gente cree todavía que lo que dicen los medios es verdad.

Si queréis información de primera mano en twitter os recomiendo a dos twitteros bastante conocidos: @Hibai_ y @pmarsupia. También está bien contrastar con prensa anglosajona, que no tiene intereses especiales en la permanencia del euro. Pero por favor contrastad la información porque nos intantan manipuar como a chinos. Jamás creáis la unanimidad de la prensa, es síntoma de que algo no va bien, no de que haya una verdad indudable.

Lo que va a pasar en Grecia lo desconozco. Quiero pensar que el FMI o Merkel entrarán en razón, pero cada vez más parece que el moralismo dogmático les llevará a generar un desastre para todos. Y recordad, esto que ha pasado no es producto de unos izquierdistas que llevan 5 minutos en el gobierno, es producto de lo sembrado en los últimos 5 años. No sé quién dijo que “Merkel no hace el mal, lo siembra”. Esta es la cosecha. Esperemos que los libros de historia de aquí a 50 años no digan que fue esta señora quien, con su rígido germanismo en la peor de sus definiciones, fue quien acabó con la UE.

miércoles, 1 de julio de 2015

EL PRINCIPIO DEL FIN DEL POLITBURÓ

Rafael Poch
La Vanguardia, 01/07/2015



Don Quijote se muda a Atenas

La jugada griega está aún lejos de concluir, pero probablemente estamos ante el más decisivo fracaso del Politburó de Bruselas y quizá ante un nuevo hito en el proceso de defunción del “proyecto europeo”. Don Quijote está, definitivamente, en Atenas. Y también David. 

Razón y reacción

La decisión del pueblo griego de elegir un gobierno con el mandato de cambiar los términos de la negociación, fue un acto de profunda racionalidad. El problema es que sus protagonistas -algunos tan brillantes como el economista Yannis Varoufakis- han puesto en evidencia al eurogrupo, ese incompetente cónclave de contables, autoritario y dogmático.

El gobierno griego lleva meses intentando colocar este asunto sobre sus verdaderos raíles, que son políticos. La deuda es impagable y Grecia no quiere más dinero para pagar intereses de una montaña que la austeridad no disminuye sino acrecienta. Dentro de la disciplina de poner las deudas del casino por delante de la frágil existencia de sus clases medias y bajas, Grecia ya ha hecho un esfuerzo enorme. Está en excedente primario, es decir; sin tener en cuenta lo que dedica a reembolsar deuda, sus cuentas están en superávit.

En Bruselas y Berlín está Goliat. La única preocupación allí es que el ejemplo griego alternativo a la Gran Desigualdad neoliberal, no se extienda hacia países como España, Portugal, Irlanda, Italia, y -palabras mayores- Francia.

El cinismo de la secretaria general del Partido Neoliberal Unificado Europeo, Angela Merkel, y de sus palafreneros, Juncker, Rajoy y Hollande (éste último en el papel de policía bueno en la sala de tortura), repitiendo que un “no” en el referéndum equivale a salir del euro y hablando de la “oferta generosa” realizada a Grecia, no hace sino confirmar la desconfianza que se han ganado a pulso.

Contubernio

Los últimos días de mayo estuvo en París la presidenta del parlamento griego, Zoé Konstantopoulou. En pequeño comité ya adelantó aquí lo que se fraguaba en Bruselas. Cuando el gobierno griego, haciendo de tripas corazón y traicionando algunos de sus compromisos electorales, presentó una propuesta dentro de la exigida línea austeritaria, pidiendo como contrapartida lo de siempre, es decir un amplio plazo temporal para reembolsar su deuda como el que Alemania recibió en 1953, la respuesta fue “niet”. Primero Jüncker saludó el “avance” griego, sin acceder en lo más mínimo a su contrapartida, y luego la secretaria general, Merkel, exigió “ir más lejos”. Mientras tanto, el Politburó de Bruselas, en contubernio con los líderes de la derecha griega, organizaba una alternativa a Tsipras/Varoufakis para colocar en Atenas a un nuevo gobierno bajo la batuta del gobernador del Banco Central griego, Yannis Stournaras. Esa reedición de la operación “tecnócrata apolítico” (a lo Monti o Papademos) precisaba antes dividir a Syriza. No se estuvo muy lejos. Tsipras, en el papel de Dubcek, salió del enredo convocando el referéndum, es decir volviendo a colocar el problema en sus términos políticos, cosa que se ha venido intentado sin éxito desde febrero ante el Politburó.

Lo que estos estalinistas de mercado proclaman es la vieja doctrina Brezhnev de la “soberanía limitada”: no se puede salir de la austeridad -y de la OTAN- como no se podía salir del Pacto de Varsovia. Si uno se escapa, hay riesgo de que se escapen otros. Además, se hundiría la leyenda alemana que explica esta crisis, que es responsabilidad de bancos facinerosos salvados con dinero público, como un problema de exceso de gasto social y de mala administración de los más pobres, tanto en el sentido social como geográfico, algo que nuestros medios de comunicación repiten ad nauseam.

Solidarnosc

El Politburó desconoce el factor popular, que existe, y puede volver a actuar de nuevo en Europa. El gran reto continental es la creación de un Solidarnosc. Naturalmente, ahora no tendrá apoyos imperiales externos, aunque quizá sí al Papa Francisco en el lugar del conservador Wojtyla. A base de la suma de diversos desafíos nacionales, esa Solidarnosc demostraría, que sí se puede salir del Pacto de Varsovia, un movimiento que elabore unos nuevos cimientos para una Europa que valga la pena, ciudadanos y sociales de puertas a dentro, y antiimperiales y de acuerdo con una multipolaridad no militarizada de puertas afuera. La tarea es ingente y lo primero es recuperar la soberanía nacional. ¿Es un sueño, o vamos hacia ello?

Todo eso que observamos hoy; el desafío griego, el fin del bipartidismo español, el auge de la extrema derecha, el vago malestar francés, el criminal estropicio euroatlántico en Ucrania y las enormidades que los valerosos disidentes Snowden y Assange están evidenciando documentalmente sobre el vasallaje europeo y las tendencias totalitarias que hay en marcha en nuestro mundo, son piezas de un gran tablero. Habrá que ver cómo se van configurando.